La Masonería salteña celebra sus 160 años de existencia con una conferencia sobre simbología en la Escuela Hiram

Celebrando sus 160 años de vida, la Logia Masónica de Salto realizará una actividad abierta donde una reconocida experta, disertará sobre simbología. La actividad tiene como fin una apuesta al diálogo y al conocimiento entre los participantes sobre temas trascendentes que ayudan a saber y comprender varios aspectos de los que está compuesto nuestra sociedad.
En una invitación remitida a este diario, bajo la denominación de “Escuela Filantrópica Hiram”, anuncia la conmemoración de su 160º aniversario, invitando al público a una charla sobre “Símbolos, lenguaje sin tiempo”, que dictará la reconocida escritora, Maritza Vieytes, el viernes 29 de julio a las 19:30 horas, en el edificio la Logia ubicado en la calle Treinta y Tres Nº49 de la ciudad de Salto.
En la reseña de la disertante, se indica que Maritza Vieytes tiene formación en Ciencias Sociales, un Postgrado en Marketing, un Postgrado en Gestión de Capital Humano y una Maestría en Desarrollo Organizacional. Es docente universitaria a nivel de grado, postgrado y maestría, y asesora internacional en temas organizacionales. Ha publicado sus exitosas novelas “El León de Caprera”, “La Palabra Perdida”, “Voces del Pasado” y “El Poder del Símbolo”.
Maritza Vieytes, nacida en el Uruguay, incursiona en la novela histórica en 2010 de la mano de «El León de Caprera», novela sobre la historia del general Giuseppe Garibaldi, un hombre apasionado, desbordante de energía y vehementemente comprometido con la vida.
En el 2012, con las Voces del Pasado, nos invita a realizar un viaje a partir de las huellas dejadas por las antiguas civilizaciones precolombinas, y descubre que para estas culturas el tiempo es un hilo y que el hombre no puede imaginar el principio ni el fin.
Ha viajado por más de veinte años por un continente extremadamente diverso: América Latina. Eso le ha permitido conocer de historia, cultura, leyendas y gastronomía.
Preocupada por saber más sobre simbología alquímica y templaria, comenzó a visitar Europa, donde sintió que el viejo continente emociona hasta las lágrimas, que las piedras cuentan historias y leyendas, que catedrales inmensas se elevan casi hasta tocar el cielo.
Finalizada la disertación, la Logia Masónica de Salto informa que en acto protocolar, la Intendencia de Salto hará entrega a la Escuela Hiram de diversas piezas de alto valor histórico que tuvieron su origen en esa casa.
La conformación de la masonería en Salto fue en 1856, donde uno de sus más influyentes impulsores fue el propio Giusseppe Garibaldi que estuvo en estas tierras. Hoy 160 años después, la Logia de Salto, cuya Orden Nº63 “Julio Bastos” tiene su gran templo en los fondos de la Escuela Hiram, donde EL PUEBLO realizó entrevistas y pudo visitarlo oportunamente, expone hoy una apertura un poco mayor a la de los últimos tiempos y lo plasma en actividades como las que realiza para dar a conocer su presencia en la sociedad actual.
Entre los personalidades más destacadas a lo largo de su historia estuvieron Anastasio Albisu, Pedro Invernizzi, Edmundo Prati, Eduardo Malaquina, entre otras destacadas personalidades salteñas.