La planta de Indulacsa – Lactalis no cierra, pero reduce su plantilla y hay 40 despidos sobre la mesa

Tony Martínez, presidente del sindicato.

No cierra INDULACSA-LACTALIS Salto, pero hay 40 despidos arriba de la mesa. Al regreso de Montevideo entrevistamos al presidente del Sindicato de INDULACSA-LACTALIS planta Salto, Tony Martínez, funcionario de hace 24 años en dicha empresa y desde hace diez que es presidente del gremio. En diálogo nos relató la situación de los empleados de dicha planta. Martínez, ¿Cuál es la situación del personal de la planta hoy? El 1 de febrero la planta “para” la producción por la escasez de leche y, adelantamos licencias. A partir de esa fecha ya viene todo el tema del recibo de leche que está “bajo”, y ellos (la empresa) ya nos anuncian que la producción no va a arrancar. Con eso nos traen una reestructura del 50% del personal, al no tener esa parte de recibo, pasteurización, caldera y nano te sobran 30 o 40 puestos Eso es la reestructura que ellos quieren hacer. No cerrar; no producir y mantener salmuera, cámara y empaque. Eso complica, porque de 80 que somos ellos quieren dejar 40. Sacan el 50%.
¿Qué alternativa le dan a eso? Al ser la misma empresa LACTALIS-PARMALAT, que tienen planta en Cardona y Salto; lo primero es ver la chance de ver que los puestos que faltan acá, que los trasladen para allá. Parece que a nivel de las dos plantas hay una remisión baja, no alcanzaría; o sea, ellos están trabajando con un tercio de lo que pueden producir en Cardona, por eso es que es dificilísimo que puedan meterle 20 o 30 puestos allá. Lo que tenemos ahora es seguro de paro a partir de 1 de abril, porque estamos quemando licencias y ahí vamos a hacer un seguro rotativo para ir aguantando todo este proceso para ver si se puede revertir de alguna manera, que esta gente capte leche.
¿Entonces la crisis es “se quedaron sin leche”?
Y sí, pero viene con todo un juego de atrás, de cuando ellos vinieron y enterraron a $4,20 al productor; y ahí ya medio liquidaron a un poco. Ahora se alinearon un poco con CONAPROLE, con los precios al productor, pero están un poco más abajo, pero bueno, fíjese que CONAPROLE tiene un camión de 30.000 litros que lleva para el sur de acá de la cuenca; y, después está Chapui que es productor que lleva a PILI, toda esa leche es de la cuenca. Esta gente no la trae porque no pagan, no pagan lo que tienen que pagarles para poder traerla, ellos tienen sus números.
¿Las alternativas son traslado, seguro de paro y despidos? Nosotros vamos a ir aguantando en el seguro rotativo con toda la gente, pero va llegar un momento que al no producir, te van a sobrar esos 30 o 40 puestos, y ahí ya tenés el seguro con despido. Son puestos de trabajo que se pierden.
El sindicato estuvo semana en Montevideo ¿por qué?
El miércoles estuvimos en el Ministerio con el director nacional de trabajo Juan Castillo, planteamos el problema, lo oficializamos, y bueno esto es un problema nacional, tenemos problema en PILI, en CALCAR, en COLEME, todo por problema de remisión y salidas de queso, los precios. Todo lo juntamos como Federación (FTIL) y fuimos al Ministerio. El problema más grave es el nuestro que ya están los 40 despidos arriba de la mesa por el tema de la no producción; y por todos esos motivos se cita a la empresa para el lunes 9,30. El lunes tenemos Ministerio en Montevideo con la empresa para oficializar el tema de los 40 despidos y todo eso.
¿Qué otras acciones están encaminando desde la FTIL?
El sábado que viene trasladamos un plenario que iba ser en Paysandú, lo trasladamos para Salto, lo vamos a hacer en el Rowing, el sábado 18 de marzo. Un plenario nacional y ahí se va a convocar a todas las fuerzas políticas y sociales que se pueda y a todo el periodismo que se pueda. A partir de las once se hará una conferencia de prensa. Para de esa manera movilizarnos un poco, viendo cómo se revierte esto que es difícil, ya que lo que nosotros pretendemos es no perder esos 40 puestos de trabajo.