¡La planta no se cierra!, sostuvo la gerente de la planta de Indulacsa en Salto. Dra. Margot Navarro

Aunque especificó que tiene orden de “no hablar”

En un breve contacto telefónico con la Dra. Margot Navarro le solicitamos una entrevista para nuestro diario y nos manifestó que por órdenes superiores no iban a dar declaraciones públicas de la situación de la empresa. Sin ir más allá nos dijo enfáticamente que ¡la planta no se cierra!, que los dichos periodísticos no eran ciertos, pero que no iba a dar declaraciones ni a explicar el alcance de sus dichos. También intentamos contactar a miembros del sindicato de la empresa y no fue posible localizarlos.
Reunión de INDULACSA-LACTALIS con SOFRILS
Entrevistamos al presidente de SOFRILS, Gustavo Alonso, en su establecimiento lechero de San Antonio, para consultarlo sobre las últimas novedades de la situación y relacionamiento con la planta INDULACSA-LACTALIS de Salto. El jueves pasado fue recibido por Pablo Aci, Margot Navarro, Carlos Silva y un gerente financiero de LACTALIS para América Latina para llevar adelante una reunión.
Alonso expresó: «el jueves de la semana pasada tuvimos una reunión, que estaba pedida desde diciembre, porque como manejamos información y conociendo la cuenca de Salto, los meses de diciembre, enero, febrero, marzo y abril, se viene muy abajo la producción, lo que nos inquietaba con lo que podía pasar, si la producción seguía bajando. Y en diciembre teníamos el dato que estaba entrando entre 13 a 14 mil litros por día a la planta».
¿Hoy en cuánto está?
No debe andar arriba de los 10 o 12 mil litros. En base a eso, como siempre se nos recalcaba, por parte de la gerencia, que la planta tenía que funcionar con 50 o 60 mil litros día, veíamos que con 10, 15 mil litros, para llegar a conseguir 35 mil litros más en esta zona y en este momento del año iba a ser dificilísimo, entonces ¿cuál es el futuro de esta planta? Pedimos la reunión y el gerente nos aclaró bien, de entrada, que él se comprometía a levantar la leche, toda, que en vez de descargarla en Salto, la descargaba en Cardona; y, así quedara un tambo, él iba a levantar la leche, sin importar el volumen, ni nada. El compromiso es levantar la leche, ahí quedamos más tranquilos.
¿A partir de cuándo?
No, no, acá sigue todo normal, el camión en vez de descargar la leche en planta Salto, la lleva a Cardona. Los primeros días de enero empezó ese trasiego de leche hacia Cardona.
¿Uds. no sabían nada?
No, más o menos veníamos sondeando que algo iba a pasar, no sabíamos cómo iba a ser mismo.
En la reunión se comprometieron a eso, a levantar toda la leche de Salto para Cardona.
Y lo otro que le pedimos es que se mantuviera alineado en el tema pecios junto con las otras plantas, que no se desalineara, porque así el productor, basado en ese sistema de precios podía presupuestarse mejor a 6 u 8 meses. Nos dijo que iba seguir alineado en ese sentido, variara un poco la composición de la leche de cada tambo, tenor graso, proteínas, pero hoy en día todos los productores que somos remitentes a INDULACASA andamos entre $8,50 y $9,00, según la composición de la leche. Estamos todos en el mismo pelotón de precios.
Así manifestó que para adelante no avizoraba que el precio fuera a subir, que iba a estar más o menos igual, lo que se venía dando era una buena colocación y una buena venta de lácteos, pero que como los compradores internacionales venían comprando anticipado para evitar que con la escasez de leche a la entrada del invierno se pudiera subir algún precio.
Él como industrial dice estar muy desalentado porque el dólar está muy planchado, Uruguay sigue carísimo en costos, mano de obra, energía, y eso lo desalienta como productor de quesos.
¿Van a tener alguna asistencia?
Nosotros le planteamos una inquietud; y es que con la baja remisión que tenemos, el sistema de comprar gasoil que es al contado, los cultivos de verano vinieron muy bien, y hay buen material para picar para reserva de invierno. Pero la limitante era conseguir el gasoil para las máquinas que vienen una semana y gastan un montón de gasoil, las picadoras de 300 caballos, dos camiones de acarreo, etc. le planteamos que la planta nos asistiera con gasoil y surgió una canasta lechera, cambiamos 1 litro de gasoil por más o menos 4,6 litros de leche, y eso lo empezamos a descontar de la liquidación de julio, agosto y setiembre con la posibilidad de un mes más.
¿En los hechos cierra la planta?
En los hechos, la planta en la parte industrial de elaboración, por un tiempo va a estar cerrada. La van a usar a la planta, como tiene capacidad de acopio algo de 1.000 toneladas, para acopiar el queso semiduro, porque en Cardona tienen dificultades para tener tanto volumen. Y como el queso semiduro lleva 6 meses de estacionamiento les venía bien para estacionar.
¿Dijeron cuánta gente iban a sacar?
El tema laboral, el tema relacionamiento con los empleados de la planta, no lo tocamos para nada.
De Izaguirre reflexiono al respecto del posible cierre de INDULACSA-LACTALIS Salto.
En contacto, en la mañana de ayer, con Ricardo de Izaguirre, presidente del INALE, nos decía al respecto: «Es un poco la consecuencia de lo que les decíamos el año pasado, no hay industria láctea, sin leche, sin gente que la produzca. Por eso somos férreos defensores del sector primario».
Advertimos que era imposible que los productores sobrevivieran con los precios que se le pagaban el año pasado; y frente a una caída en la remisión, que en el norte fue mucho mayor que aquí en el sur, estamos viendo las consecuencias.
Estuvimos dialogando con el responsable de INDULACSA-LACTALIS la semana pasada; y, nos informó de estos sucesos. Los productores están a la entrada del invierno luego de un verano benigno, las plantas saldrán a captar como todos los años. La colocación de leche es buena. Lo que queda por ver es la gente de la industria, de lo que nos decía que están viendo de reacomodar personal de Salto en la plantilla de Cardona.
Por eso seguimos sosteniendo que a la producción hay que apoyarla con créditos, con insumos, con extensión, con precios acordes a mercado».