La polémica por la instalación de las grandes superficies

La polémica por la instalación de las grandes superficies

¿Un bien o un daño al comercio local?

La anunciada apertura de un segundo local de la firma TA-TA en Salto, ha abierto una polémica inusual en el departamento. El Centro Comercial e Industrial de Salto se opone a la proliferación de las denominadas grandes superficies, entendiendo que perjudica al pequeño y mediano comerciante. En tanto al mismo tiempo en determinados rubros, hay comerciantes pequeños que afirman que han trabajado y trabajan bien a los alrededores de las grandes superficies existentes.

Normas para cumplir

Las leyes 17188 y 17657 regulan los establecimientos comerciales de grandes superficies destinados a la venta de artículos alimenticios y de uso doméstico.

Quedan comprendidos los establecimientos que consten de un área total destinada a la exposición y venta al público de un mínimo de 200 m2, excluyéndose los comercios de prestación de servicios.

COMISIÓN DEPARTAMENTAL DE PROTECCIÓN

Se debe constituir una Comisión Departamental de Protección de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Comercial y Artesanal, que actuará con autonomía técnica asesorando preceptivamente al Intendente del departamento correspondiente quien resolverá, en definitiva, sobre los proyectos presentados. Estará integrada por un representante del Poder Ejecutivo, que la presidirá; un representante de la Intendencia Municipal; un representante del sector privado, que será designado por las entidades más representativas; y un representante de los consumidores, que será designado por las asociaciones de defensa del consumidor que posean personería jurídica y se encuentren inscriptas en el Área de Defensa del Consumidor del Ministerio de Economía y Finanzas.

PLAZOS

Ante la Comisión se presentarán los proyectos para instalar nuevos emprendimientos comerciales o para realizar ampliaciones sobre los ya existentes. Los proyectos de grandes superficies comerciales ingresarán directamente a la Comisión, sin que se requiera el previo pronunciamiento de repartición municipal alguna. La Comisión tendrá un plazo máximo de cuarenta días hábiles para dictaminar, el que comenzará a computarse a partir del día siguiente al que esta autoridad tenga a su disposición toda la información documental que deba acompañar a la empresa solicitante. En caso de no expedirse en ese término se tendrá por aprobado el trámite. Dentro de las cuarenta y ocho horas de verificada la decisión ficta o expresa, la Comisión deberá remitir al Intendente respectivo el expediente que contenga la solicitud y sus antecedentes.

EL INTENDENTE RESUELVE

La Comisión deberá fundamentar la decisión que adopte, pronunciándose sobre “la oferta y demanda global para cada sector de actividad en la zona que se pretenda instalar o ampliar un establecimiento de gran superficie; el impacto previsible del proyecto sobre la permanencia de los comerciantes de venta de artículos y productos similares; y el efecto neto sobre el empleo en la zona de influencia y su evolución prevista para el plazo de un año”.

Es el intendente el que resuelve tanto por la afirmativa como por la negativa.

Gerente de Marketing de Ta-Ta: la apertura le servirá mucho a todo el comercio de Salto

En diálogo con EL PUEBLO el gerente de Marketing de Ta-Ta Sociedad Anónima,  Damián Lachaga, advirtió que “se trata de un proyecto que estamos analizando y es correcto que estamos evaluando la posibilidad de apertura de un segundo local en la ciudad de Salto, pero en este tiempo se están dando los pasos necesarios para ello”. En ese sentido agregó Lachaga que “aún no están definidas las características del proyecto, como la cantidad de metros, ni la ubicación precisa, más allá de que me consta que se han manejado distintos lugares de la ciudad”.

EL DINAMISMO DE SALTO

La apertura de este segundo local forma parte de “la dirección estratégica de la empresa de hacer un foco muy importante en el interior del país. En los últimos 10 años la empresa ha desarrollado un trabajo de mirar hacia el interior y sin dudas Salto es muy interesante por el dinamismo que presenta la ciudad y las características de la población. Por eso la apertura le serviría mucho a todo el comercio de Salto”.

NO SE DIJO AÚN EL MONTO DE LA INVERSIÓN

El proyecto prevé la instalación de un “Hipermercado”, y ante la pregunta del monto estimado de la inversión el gerente prefirió no “hablar de un número porque aún estamos en la parte de proyecto. Para poder comunicar un número del dinero a invertir deberíamos de tener definido un par de aspectos que todavía no están concretos”.

TRÁMITES ADMINISTRATIVOS PREVIOS

La apertura requiere de unos pasos administrativos y gubernamentales. De esa forma Ta-Ta ha presentado el proyecto ante las autoridades municipales “que es donde se encuentra el proyecto en estos momentos”.

Para Lachaga la aplicación de la ley nacional que regula la autorización de las grandes superficies y establece determinados procesos no es solo una responsabilidad del gobierno departamental. “A uno le gustaría que fuera un proceso más ágil pero entendemos correcto que intervengan y participen los distintos organismos departamentales. Es comprensible que se le dé el espacio a las autoridades municipales, al comerciante local, al consumidor y a las distintas fuerzas vivas, porque es un proyecto que repercute, a nuestro entender muy positivamente en toda la comunidad”.

¿A QUIÉN PERTENECE TA-TA?

Ta-Ta es una sociedad anónima que se fundó en 1956 por dos familias de inmigrantes checos, de apellidos Deutsch y Steuer. En 1940 Steuer abandona Checoslovaquia para huir de la guerra y desembarca en América. Funda en Colombia Tía, una réplica del negocio que tenía en Checoslovaquia. Luego viaja a Argentina y con la familia Deutsch fundan Tía en 1946. Llegan finalmente con el nombre Ta-Ta al Uruguay. El mismo gerente expresó que los “representantes de la Sociedad Anónima continúan siendo las mismas familias fundadoras”.

La Intendencia estudia el tema

Las autoridades de la Intendencia de Salto afirman que la instalación de Ta – Ta en la zona del Cerro es uno de los proyectos de inversión en el departamento que están siendo objeto de estudio en este momento. Afirman que por el momento “no harán valoraciones” de ningún tipo al respecto ya que se encuentran “intercambiando ideas sobre el asunto” con el Centro Comercial en una mesa de estudio junto a la Liga de Defensa del Consumidor evaluando “qué es lo mejor para Salto”. Consultado el director de Desarrollo de la Intendencia de Salto, Alvaro Compá, dijo que “debemos recibir todo proyecto de inversión de manera objetiva, observando en primer lugar si el impacto que pretende causar no viola ninguna de las disposiciones vigentes tanto a nivel del plan director, como en el caso del impacto medio ambiental entre otros”.  Confirmó que en este caso, la empresa Ta- Ta presentó “tres estudios distintos, y cumplió con lo que está previsto, por lo tanto como Intendencia nosotros tenemos que darle el trámite normal, no podemos negarnos de entrada sino que tenemos que darle el camino normal que cualquier otra inversión que se presente en el departamento”.

Área de influencia

La Junta Departamental de Salto el pasado 22 de diciembre decretó “delimitar a toda la ciudad de Salto, como área de influencia, a los efectos de presentar el proyecto de instalación de una gran superficie  por parte de la empresa “TA-TA S.A.”, ante la Comisión Departamental de Protección de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Artesanal”. La corporación consideró el proyecto que el intendente le envió a partir de la intención de Ta-Ta de construir “un supermercado en el Padrón No. 31.578, de la Sección Catastral Salto, Manzana Catastral No. 370, fracción No. 1, con una superficie de 5.000 mts., cuadrados, con frente al Norte, a la calle Silvestre Blanco, entre las calles José G. Amorin y Grito de Asencio, frente a la cancha de Nacional F.C”. Según reza en los considerandos del decreto dicha empresa agregó “un “Estudio de Mercado del Sector de Actividad”, un “Estudio del Impacto Previsible” y un “Estudio del Efecto Neto sobre el Empleo”, a los efectos de una completa fundamentación de la petición realizada.

FUENTE DE TRABAJO E IMPULSO A LA ZONA

De acuerdo a la documentación presentada (proyecto de instalación y planos), se trata de un establecimiento comercial que está calificado como una “gran superficie” en virtud de que su área útil de venta será de 1.100 mts. cuadrados.

La Junta también consideró que “el proyecto referido es importante para el desarrollo de nuestra ciudad, constituye sin duda una nueva fuente de trabajo, y dará un impulso importante a la zona en la cual será emplazado; en la medida que se trata de una zona de interesante crecimiento y que el terreno hoy está baldío”.

Presidenta de la gremial deja entrever su rechazo a proyecto Ta – Ta en el Cerro

El CCIS dice que hay que “concientizar a la gente que grandes superficies no son buenas para Salto”

2-2

Para la presidenta del Centro Comercial e Industrial de Salto (CCIS), Lizabeth Machiavello, lo “fundamental” en este caso es “la protección al pequeño y mediano empresario” en el rubro y “sobre todo a los llamados comercios de cercanía”.

La titular de la gremial empresarial dijo a EL PUEBLO para el presente informe, que éstos comercios que están ubicados en los barrios de Salto, “se ven afectados por estas grandes superficies” cuando las mismas “abarcan todos los rubros”. Sostuvo que no se trata solamente de “un impacto al comercio de cercanía pequeño como es el caso de una verdulería, o de la panadería y de la carnicería, sino que involucra a todos los comerciantes”.

LOS MÁS PEQUEÑOS

Para la presidenta del CCIS “los más pequeños son los que no protestaron porque no tienen voz, y nosotros nos hicimos cargo de ese punto a partir de la preocupación de los medianos empresarios”, subrayó al confesar que los medianos empresarios hablaron por los pequeños.

Pero además marcó que existe una relación de lucha por la formalidad, al sostener que “hay algunos comercios que están instalados en esa zona y que son informales, entonces que desde el Centro Comercial queremos incluirlos en la formalidad, porque estas cosas nos afectan a todos por igual”.

EXTRACCIÓN DE DINERO DEL CIRCUITO LOCAL

Lo que procura la gremial empresarial es “concientizar a todas las personas de que las grandes superficies no son buenas para nuestra ciudad”.

Argumentó que considera a las mismas “extractivas de los dineros del circuito comercial local, ya que se llevarán un buen porcentaje del dinero que se gana en el medio no reinvirtiendo el mismo en Salto”.

Dice Machiavello que “actualmente el consumidor tiene donde elegir” con las grandes superficies que ya hay en Salto, y ejemplificó a los supermercados Ta-Ta, Multiahorro y El Revoltijo, los que ya sabemos cómo funcionan. Por eso no hay necesidad de tener otra (área de estas características) más”.

Insistió en que “éste es el punto clave, el consumidor no necesita otra gran superficie. Todos sabemos que todo aquel que cobra el sueldo se va a las grandes superficies a realizar las compras del mes, y después compra en los comercios de cercanía el resto de los días bajo la modalidad de la libreta, al contado o de la manera que esté acostumbrado”.

Afirmó asimismo que con este tipo de instalaciones comenzarán “a desaparecer esos comercios de cercanía que venden fraccionado y se le está quitando una posibilidad al consumidor”.

EL ESTUDIO TÉCNICO DE LA REGIONAL

Por su parte, el CCIS ha encomendado a la Regional Norte de la Universidad de la República, un estudio de impacto, del que ya tiene algunos avances, que piensa volcar a la Comisión Departamental de Protección de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Comercial y Artesanal.

Machiavello explicó en ese sentido que se quiere “escuchar cuáles son los argumentos que esgrime Ta-Ta para que también se escuchen los nuestros”. Agregó que “cuando se instala cualquier comerciante y es competencia para uno, a todos nos da miedo. En esa situación algunos comerciantes pueden reformularse y acomodarse, pero otros no tienen capacidad de reorganizarse”.

SE PIERDEN EMPLEOS

Para Machiavello es cierto que la gran superficie genera determinada cantidad de empleo, pero “nosotros perdemos en la sumatoria de todos los comercios que se podrían ver afectados entre 100 y 120 puestos de trabajo. Además cada uno de estos pequeños comerciantes tiene a su lado un hijo, una esposa, un dependiente. Por eso las pérdidas de empleos indirectos son muchos más. No hay que perder de vista qué cosas son las que perdemos por nuestro lado”.

MARCAN LOS PRECIOS

Las grandes superficies “marcan el precio por el volumen de compra que realizan. El que les vende a las grandes superficies es tomador de precio, y ese es un juego comercial que es muy difícil de valorar y que al público en general no le importa mucho, ya que busca el precio en la góndola porque suele favorecerle”.

Hay muchos comercios de la zona que dicen…

Si abre Ta-Ta yo cierro

Para Néstor Esquerré, propietario del supermercado “El Trébol”, que está enclavado en dos esquinas del cruce de las avenidas Paraguay y Viera, a unas seis cuadras del lugar donde se instalaría la proyectada gran superficie, el impacto será negativo.

Hay muchos comercios de la zona que dicen que “si abre el Ta-Ta, yo cierro”, sobre todo comercios chicos, los que viven del día a día. A mí también me va a afectar y no sé si voy a cerrar –dice-,  pero sé que es muy probable que tenga que reestructurar para poder seguir trabajando, tal vez hasta con menos personal”, aduce especulando que deberá reducir la cantidad de empleados.

LOS “CHICOS” VAN A DESAPARECER

Por otro lado, estimó que el hecho de que este nuevo emprendimiento del supermercado capitalino de trabajo a unas 50 o 60 personas, “no es relevante si se tiene en cuenta la cantidad de negocios chicos que van a tener cerrar, muchos de ellos que son atendidos a nivel familiar”, afirmó. “A veces el esposo ha quedado sin trabajo y ponen un boliche en el garaje o en la pieza del frente y con eso se van defendiendo. ¿Esa gente qué va a hacer (si abre el Ta- Ta en la zona)? Van a desaparecer”, aseguró.

NO PUEDO COMPETIR

Esquerré confirmó además que “los estudios que han realizado les dice que a mayor superficie, se necesita menor cantidad de empleados para atender el negocio. Yo tengo 45 empleados, abro a las 8 de la mañana y cierro a la 1 o a las 2 de la madrugada. Viene Ta-Ta y con la misma cantidad de gente y un horario más acotado, factura diez veces más que yo, y es más: me lleva la clientela, porque no puedo competir con ellos. No tanto por los precios, sino por comodidad: yo no puedo darle al cliente el confort que ellos brindan para que la gente realice sus compras”, alienta.

LA PLATA SE VA AL SUR

Para este comerciante salteño que con los años ha logrado imprimir el sello de su comercio en distintas familias de varios puntos de la ciudad, en materia de la competencia “lo que mata de Ta-Ta es la estrategia que emplean, ya que no queda un peso de recaudación en Salto. Si yo vivo en Salto y tengo mi negocio en Salto, gasto en los comercios de Salto. Si me compro una casa es aquí también, y si me compro un auto, también. Pero ellos no. Todo el dinero se va a Montevideo. Entonces, eso que parece beneficioso para el consumidor termina siendo contraproducente, porque la plata no se reinvierte aquí en Salto”.

Y estimó que “en vez de defender lo nuestro, les damos el caldo gordo. Ta-Ta y Multiahorro se quedan con el 50% de las recaudaciones de Salto, el otro 50% nos lo repartimos entre el resto de los supermercados de acá”.

“Va a levantar el nivel del barrio”

Sin embargo, no todos los comerciantes parecen ver el tema con el mismo cristal. Hay otros que entienden que la instalación de ese supermercado, puede resultar beneficioso para el comercio del lugar.

Consultado al respecto, Juan Pablo Bisio, hijo menor del propietario de la fábrica de pastas La Ideal, ubicada frente al predio en el que se instalará el futuro hipermercado, afirma que “todos en el comercio están contentos con la venida de TA-TA”.

Confirma que en su caso son proveedores de Ta- Ta ya que les venden tapas para la elaboración de tortas y empanadas, y por eso puntualizaron que “la instalación del nuevo comercio traerá rotación de gente al barrio, y siempre, algo te compran”.

Además, dice Bisio que un emprendimiento “tan grande” va “a levantar el nivel del barrio” y en su opinión, “la gente no se irá a comprar al centro”. Manifestó además que “también se va a terminar la competencia ilegal de bolichitos que venden por la ventana sin pagar impuestos”, de los cuales dice que hay muchos por la zona.

“No creo que sea perjudicial para los almacenes de barrio porque la mayoría venden fiado, tienen libreta; eso Ta-Ta no lo tiene, la gente tiene que comprar al contado o con tarjeta de crédito”. Opina que la clientela de los almacenes se va a mantener. “Acá abrió un supermercado a una cuadra de nosotros y no nos quejamos, seguimos trabajando”. Como el nuevo Ta-Ta no significará el cierre del local céntrico, señala que su instalación es positiva porque dará mucha más mano de obra al pueblo salteño.

“Le dio vida a la zona”

Por su lado, algunos comerciantes aledaños al local actual del supermercado Ta-ta, ubicado en las calles 19 de Abril y Soca, dieron su opinión a EL PUEBLO para el presente informe acerca de la influencia que el mismo ha marcado con respecto a ellos.

En su mayoría expresaron que se ven beneficiados. Sergio hace dos años y medio abrió un comercio en la esquina de las calles Soca y Agraciada, dedicado mayormente a la venta de verduras. Dice que se instaló en ese lugar porque se ve “beneficiado”.

“Si la gente viene a Ta-Ta para comprar las ofertas que tiene, en general salen de ahí y vienen a comprar las verdura acá”, expresó. “En mi caso, este lugar me resultó bien, pienso que en el Cerro va a ser lo mismo, aparte de darle mas vida al barrio, va a ayudar a algunos comercios”, señaló.

Por el lado de la Cooperativa Salteña de Consumo (COSALCO), con sus locales en las esquinas de las calles 19 de abril y Osimani y Llerena, aducen que su negocio no se ha visto afectado por la instalación de Ta-Ta. Así lo indicó Rodolfo Riambau, funcionario de la institución desde hace 25 años. Al ser una cooperativa, “tiene numerosos socios, con muchos beneficios, y se mantienen por generaciones”. Agregó que en los últimos años la cooperativa “ha crecido en la medida de sus posibilidades”.

En una sociedad extremadamente consumista

Grandes superficies: la forma más rápida de consumir de todo

2-3

Vivimos en un mundo globalizado e interconectado en donde lo global influye en lo pequeño y también lo pequeño lo hace a nivel macro puesto que la diversidad confluye en distintos estilos de vida que al mismo tiempo también comparten aspectos en las formas de ver y actuar en el mundo. Las ideas de libertad y de derechos para todos se han difundido masivamente más allá de que en muchas partes del globo estos principios no se cumplen y esto sucede indistintamente de que un Estado los reconozca formalmente.

El consumismo de masas de las sociedades actuales es una de esas libertades y derechos que hoy tienen los individuos y que los convierten en consumidores, elemento fundamental para la producción y crecimiento del modelo capitalista. De este modo, más allá de las leyes de la economía, particularmente de las de la oferta y demanda así como del famoso equilibrio entre ambas, el consumidor se vuelve el actor principal al punto de que los ofertantes (productores y comerciantes) deben buscar todos los medios para que los consumidores consuman cada vez de más cosas y en más cantidad sin importar que las necesiten o no.

El consumismo y el estilo de vida que se imprime como consecuencia no es para nada nuevo en tanto se desató en forma exponencial desde la década de los cincuenta del siglo pasado, por esto el consumismo de la llamada tercera ola (etapa que actualmente vivimos pero que aún convive con la segunda ola productora e industrializada) no solo busca que sus protagonistas consuman hasta abastecerse de una gran variedad de bienes y servicios sino que también quiere que sientan todo el tiempo que deben consumir más y más aunque ya tengan cantidades suficientes de distintos bienes, por lo cual tras comprar un auto, una lavadora o una computadora, solo pasan unas semanas o meses hasta que el consumidor encuentra en otro lado un auto, una laptop, un tablet flamantemente “nuevos” con más funciones y más “eficientes” que sus viejos bienes, y entonces empiezan nuevamente los trámites incansables para conseguir ese nuevo auto con esa nueva función para el bebé y hasta para el perro que el otro no tenía, sin importar demasiado el nivel de ingreso de las personas gracias a las tarjetas de crédito y a la sociedad del consumo donde hay que consumir sin importar cuanto lleve pagar lo que se comprÓ.

En ese marco, las grandes superficies se ubican como la forma más rápida de consumir de todo y cuanto se quiera, es la oportunidad de ver toda clase de objetos brillantes desfilando ante nuestros ojos gritándonos “cómprame” y que a primera vista son altamente confiables puesto que siempre son nuevos porque mucha gente los consume por lo cual todos los días estas grandes casas de bienes las están cambiando y ofreciendo más variedad. Entonces los pequeños comerciantes se encuentran ante el problema o desafío, según como se lo vea, de tener que sobrevivir ante monstruos que ofrecen más y más barato.

Sin embargo, más allá de esa dinámica de consumismo ilimitado e insaciable, los consumidores pueden optar por distintas respuestas a veces racionales y otras no tanto, lo cual no depende del precio siendo que consumir algo que no se necesita aunque sea barato es cuestionable en su racionalidad.

¿Qué piensan los consumidores?

2-4

En el caso de Salto y ante las posibilidades de que se instale una mega superficie de consumo como Ta-ta, diario EL PUEBLO consultó a algunos potenciales consumidores cercanos al área donde se instalaría, aunque cabe destacar que el área de influencia de este tipo de comercio sobrepasa las manzanas más cercanas.

Lo negativo

– “Yo lo veo como que entra a competir contra otros comercios que están establecidos. Es uno grande contra otro chico por eso es negativo porque en el almacén vos podés pedir fiado y ahí no podés aunque el buen pagador saca de donde sea. Al Ta- ta yo voy de casualidad, yo no soy de ir ahí, me gusta más ir a los que están establecidos acá, en el pequeño comercio uno entra más en confianza uno se entiende más. Yo prefiero lo que hay acá porque el grande es solo para devorar al chico”.

Lo positivo

– “Como emprendimiento para el barrio está muy bueno porque va a generar más movimiento de gente y todo. Si Ta-ta instala un cajero automático va a tener varios beneficios que al barrio le hacen falta. Nosotros somos consumidores de Ta-ta, las ventajas que tiene es que es mucho más barato el precio, convienen mucho más las cosas, tiene de todo, vas a un solo local y no tenés que estar recorriendo verdulería por un lado carnicería por el otro.  La ventaja también es la tarjeta de crédito y las formas de pago.Lo negativo que tienen los pequeños comercios es que acá te asaltan, piensan que estamos en zona residencial. Yo creo que los comercios pequeños compran en Ta-ta y revenden y ese es el tema siendo que ellos deberían ir a mayoristas a buscar precio, he visto a comerciantes que han ido a comprar promos y después lo venden más caro acá”.

– “Para mí como consumidor es re positivo y en cuanto al pequeño almacén la verdad que no me interesa porque además el barrio queda visto de otra manera, todos ganamos y perdemos y bueno. Que Ta-ta se venga de una vez”. 

Lo negativo y positivo

– “Mal no vendría para el barrio. Lo que no me gustaría es que los demás, los anteriores comerciantes tuvieran el fracaso en la venta de ellos porque tienen empleados. Ojalá que el Ta-ta no afecte porque puede pasar que tengan que cerrar porque Ta-ta les sacó la clientela y que con lo que se venda no dé para solventar, pagar los gastos y el personal. Pero mal no vendría, le daría más valor al barrio, la gente que tiene que tomar el ómnibus para ir al Ta-ta, gente que a veces tiene que ir expresamente al centro a comprar las cosas lo puede tener ahí nomás, no tendría que gastar en boleto”.

– “El Ta-ta tiene todo positivo. Por el valor para el barrio y porque nos favorece mucho para hacer las compras. Hay que ver cada uno de los comercios, porque Ta-ta tiene la promoción lo que el comercio chico no tiene pero a veces duele también porque si alguien pone un pequeño comercio para vivir, para trabajar y no tiene promociones no tiene mucha posibilidad de vender, comprará ahí algún vecino que no quiera ir hasta al centro al Ta-ta”. 

– “Nosotros vamos al Ta-ta siempre por los precios y promociones, hay mucha gente que compraba en el en otro supermercado y ahora compra en el Ta-ta porque conviene todo. Los sueldos hay que estirarlos para que alcance, hay que comprar en donde es más barato y a nivel de confianza de los productos sí los grandes supermercados son mejores”.

– “Es positivo para nosotros como consumidores pero para el pequeño comerciante sí los afecta, para nosotros queda más cerca porque aparte en el pequeño almacén no hay lo que hay en el supermercado, te dan libreta pero no tienen nada”.

– “Para mí es positivo y negativo también, es negativo para los que venden en el barrio pero es positivo porque yo vivo acá en frente y eso es una mugre y hay que sacarlo y segundo porque lo tengo ahí en frente y tiene todo, si viene paso de camisón ahí enfrente”.







Recepción de Avisos Clasificados