La Policía busca a los delincuentes que robaron 30 mil dólares en joyas

Entre 25 y 30 mil dólares se avalúa el perjuicio por parte de las víctimas de un robo contra una casa de la zona del Cerro. Los delincuentes se llevaron valiosísimas joyas, además de prendas de vestir y de artefactos electrónicos.
No es la primera vez que roban en esa zona, ya que existen a nivel de la Seccional Quinta y del servicio de emergencias del 911, varias denuncias por distintos hechos de esta naturaleza formuladas por parte de los vecinos del lugar.
Pero la magnitud de este robo concitó la total atención de la Policía durante las últimas horas. Se prevé que a través de la intención de los delincuentes de ponerse a la comercialización de los objetos robados, sobre todo de las joyas más caras, es que podría surgir la pesquisa de quienes cometieron el hurto y de esta manera poder recuperar estos particulares objetos de valor.
Este hecho se suma a los denunciados en las últimas horas, donde un hombre fue procesado por abusar sexualmente de una niña, algo que se suma al procesamiento con prisión que se registró durante días pasados por otro hecho de la misma naturaleza.
POR ABUSO
La denuncia recayó en la Seccional Cuarta de Policía el pasado viernes 21 de agosto cuando la madre de una niña de 10 años de edad que viven en las inmediaciones del barrio Artigas, concurrió a formular la denuncia policial por abuso sexual contra la pequeña por parte de un familiar suyo, mayor de edad.
El hecho llamó la atención de los policías que concurrieron raudamente hasta el lugar y lograron detener al despreciable sujeto.
Luego de haber sido interrogado en la unidad policial y de comprobarse indicios de su vinculación con este hecho, el mismo fue remitido ante el juez penal de turno, quien decretó el procesamiento y prisión preventiva de un sujeto de iniciales J.A.Q. de 36 años de edad.
EL ROBO
No es la primera vez que ocurre en esa zona, pero esta vez sucedió y dejó alterados a todos los lugareños por el golpe que dieron los delincuentes.
Fue en una vivienda de la calle Joaquín Suárez al 900, entre Guaraní y 6 de Abril. Hasta allí llegaron los delincuentes en horas de la tarde del pasado domingo 23, a la cual entraron a través de la violación de una de las aberturas de la casa.
Entraron al lugar, vieron que no había nadie y revolvieron toda la casa, cuando encontraron el botín, se lo llevaron y tras tomar algunos otros elementos que estaban en el lugar también se los llevaron.
Según la denuncia radicada por los damnificados ante la Seccional Quinta de Policía, los sujetos se alzaron con varias alhajas las que se discriminan en anillos de oro con brillantes, esmeraldas y rubíes, cadenas de oro, relojes, pulseras y esclavas de oro.
Así como también se llevaron varias prendas de vestir para dama y caballero; además de artefactos electrónicos. Todo este voluminoso botín fue avaluado por los denunciantes en una suma total de entre 25 y 30 mil dólares americanos.
La Policía está siguiendo pistas con relación a este caso y plantea la posibilidad de dar con los delincuentes al momento de pretender traficar con las joyas robadas.
SIN ACCIDENTES
Hasta anoche el número de accidentes de tránsito se elevaba a 1042 en lo que va del año. Pero con todo, la sorpresa no era esta, sino que durante la celebración por la Noche de la Nostalgia que se llevó a cabo la pasada madrugada y que concitó la asistencia de una importante cantidad de público que colmó fiestas y boliches, no se registraron accidentes de tránsito ni problemas en el tráfico más allá de algunos hechos puntuales.
Según confirmó ayer a EL PUEBLO la Brigada de Policía de Tránsito, no se registraron accidentes ni hechos menores que ameritaran la intervención policial. Aunque sí confirmaron que se llevaron adelante varios controles durante la noche.
En cambio fueron denunciados a grandes rasgos, incidentes entre barras de jóvenes. Muchos se registraron a la salida de los boliches, y otros habrían ocurrido a tempranas horas de la mañana en la zona céntrica, dejando a algunas personas lesionadas, y a otras conducidas por la Policía.