La R.N. es un destacado mojón en la historia de la Universidad en el interior

Desde Montevideo: Por Wenceslao Landarín

A comienzos de abril en la sede del Programa  de Desarrollo  Académico  de la Información  y la Comunicación, en Montevideo, se presentó el libro “Antecedentes históricos de la Universidad en el interior del país (1973-2007)”. Esta publicación, a la que tuvo acceso EL PUEBLO, es la segunda dedicada a reconstruir la historia de la Universidad en el interior y es fruto del Archivo General de la Universidad y de la Comisión Coordinadora del Interior. En ella se recorre, en muchos aspectos, la historia de la alta casa de estudios en Salto, y aparecen documentos y nombres propios de universitarios que participaron en la construcción de la historia de la Universidad en Salto a modo de ejemplo: Danilo Goslino, Eugenio Cafaro, Enrique Cesio, César Rodríguez Musmanno, Ricardo Castell, entre otros.
LA INTERVENCIÓN
En la presentación se señala que “la intervención a la Universidad por parte del gobierno autoritario tras el golpe de estado de 1973, se produjo luego que, el 27 de octubre, explotara un artefacto en la Facultad de Ingeniería ocasionando la muerte del estudiante Marcos Caridad Jordan. Como consecuencia el gobierno puso a la institución bajo el control directo del Ministerio de Educación y Cultura, suspendió toda actividad académica y ordenó el arresto de los miembros del Consejo Directivo Central. Las casas de la Universidad de Salto y Paysandú fueron allanadas y clausuradas y sus directores y funcionarios destituidos”.
EN 1975 HUBO 175
INSCRIPTOS EN
CURSOS DE SALTO
Se reseña que el 25 de abril de 1975 con la presencia del presidente (de facto) de la República, Juan María Bordaberry, se inauguraron en Salto los cursos de las Facultades de Arquitectura, Veterinaria, Agronomía e Ingeniería que quedaron bajo la órbita de la División de Servicios del Interior. En el acto de apertura habló el Arq. Gustavo Nicolich, rector interventor de la Universidad de la República y el ministro de Educación y Cultura, Daniel Darracq. En dicho año se registró la inscripción de 175 alumnos. Por otro lado el 11 de marzo de 1976 se creó la Comisión Departamental de Extensión Universitaria en la ciudad de Salto “con el cometido de desarrollar la actividad cultural en la ciudad de Salto”, cuyo presidente fue el Dr. Neri L. Campos Pierri. En diciembre de 1984 el rector transitorio, Dr. Blas Rossi Masella, resolvió “implantar el dictado de los cursos de 2º año de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y de 3º de la Facultad de Veterinaria como continuación de las actividades que dichas Facultades en el Departamento de Salto”.
DESDE 1985
REGIONAL NORTE SALTO
En el periodo posterior a la dictadura por resolución del rector Cr. Samuel Lichtensztejn del 10 de octubre de 1985 se determina que “a partir de la fecha y a todos los efectos, el asentamiento universitario de la ciudad de Salto, se denominará: UNIVERSIDAD DE LA REPÚBLICA, REGIONAL NORTE. SALTO”. Dicha resolución se tomó “en consideración a la disparidad de criterios que en la práctica” se observaba. El libro recoge una jugosa nota del Consejo Directivo Asesor de la Regional Norte dirigida al Consejo Directivo Central de la Universidad del año 1986, integrado por Danilo Goslino (director), Enrique Cesio y Daniel Boada (egresados), Adolfo García da Rosa, Enrique Arrambide y Fulvio Gutiérrez (docentes) y Alejandro Secco y Ricardo Castell (estudiantes). En la nota se fustiga un informe elaborado por el Arq. César Rodríguez Musmanno, director por entonces de la División Servicios del Interior.
En setiembre de 1986 se aprueba la ordenanza de la Regional Norte que establece sus fines y órganos.
LA UNIVERSIDAD
DEL SIGLO XXI
¿Cómo puede verse desde Salto la Universidad del siglo XXI? Esa pregunta está recogida en el libro y es evacuada por el Escribano Eugenio Cafaro, director de la Regional Norte en la publicación Gaceta Universitaria, en mayo de 1988. El docente, cuyo nombre lleva el Aula Magna del edificio central ubicado en Rivera y Misiones, expresó hace 25 años: “Uno de los desafíos más apremiantes que enfrentamos es acrecentar el número de beneficiarios que pasa por la educación superior, ya sea incorporando a quienes no han alcanzado incluso nivel universitario, ya sea reciclando conocimientos u organizando cursos para la tercera edad. Se trata de romper el esquema de las carreras tradicionales, diversificando los contenidos curriculares y llegando a sectores que usualmente no acceden a la enseñanza superior. Este creo que es el gran deber que se impone a la Universidad: dictar cursos con una resonancia social más amplia, con mayor audiencia y expectación. Eso es lo mejor que la Universidad puede estar haciendo para el medio y el país”.
NUEVO
EDIFICIO
Aparecen documentos vinculados a la reestructura de la Regional aportados por universitarios aparecidos en publicaciones como Perfil Universitario ya en la década del ’90, en donde se plantean propuestas que “potencialicen la descentralización en la región” a través e una “organización departamentalizada”.
En 1995 se concedieron fondos del presupuesto nacional para la construcción del nuevo local de la Regional Norte, proyecto a cargo de los arquitectos Gustavo Scheps, Martha Barreira y Ana Fakas. En 2001 se finaliza la primera etapa de las obras y se inaugura el nuevo edificio con la presencia de Jorge Batlle (presidente de la República) y Rafael Guarga (rector). La publicación recoge nota y editorial de EL PUEBLO del 4 de abril de 2001 donde el rector menciona que “el proyecto de la RN no tiene dueño porque todos lo hemos impulsado” y el presidente destaca que la inauguración es un hito en la historia de los estudios superiores del Uruguay”.

A comienzos de abril en la sede del Programa  de Desarrollo  Académico  de la Información  y la Comunicación, en Montevideo, se presentó el libro “Antecedentes históricos de la Universidad en el interior del país (1973-2007)”. Esta publicación, a la que tuvo acceso EL PUEBLO, es la segunda dedicada a reconstruir la historia de la Universidad en el interior y es fruto del Archivo General de la Universidad y de la Comisión Coordinadora del Interior. En ella se recorre, en muchos aspectos, la historia de la alta casa de estudios en Salto, y aparecen documentos y nombres propios de universitarios que participaron en la construcción de la historia de la Universidad en Salto a modo de ejemplo: Danilo Goslino, Eugenio Cafaro, Enrique Cesio, César Rodríguez Musmanno, Ricardo Castell, entre otros.

LA INTERVENCIÓN

En la presentación se señala que “la intervención a la Universidad por parte del gobierno autoritario tras el golpe de estado de 1973, se produjo luego que, el 27 de octubre, explotara un artefacto en la Facultad de Ingeniería ocasionando la muerte del estudiante Marcos Caridad Jordan. Como consecuencia el gobierno puso a la institución bajo el control directo del Ministerio de Educación y Cultura, suspendió toda actividad académica y ordenó el arresto de los miembros del Consejo Directivo Central. Las casas de la Universidad de Salto y Paysandú fueron allanadas y clausuradas y sus directores y funcionarios destituidos”.

EN 1975 HUBO 175 INSCRIPTOS EN CURSOS DE SALTO

Se reseña que el 25 de abril de 1975 con la presencia del presidente (de facto) de la República, Juan María Bordaberry, se inauguraron en Salto los cursos de las Facultades de Arquitectura, Veterinaria, Agronomía e Ingeniería que quedaron bajo la órbita de la División de Servicios del Interior. En el acto de apertura habló el Arq. Gustavo Nicolich, rector interventor de la Universidad de la República y el ministro de Educación y Cultura, Daniel Darracq. En dicho año se registró la inscripción de 175 alumnos. Por otro lado el 11 de marzo de 1976 se creó la Comisión Departamental de Extensión Universitaria en la ciudad de Salto “con el cometido de desarrollar la actividad cultural en la ciudad de Salto”, cuyo presidente fue el Dr. Neri L. Campos Pierri. En diciembre de 1984 el rector transitorio, Dr. Blas Rossi Masella, resolvió “implantar el dictado de los cursos de 2º año de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y de 3º de la Facultad de Veterinaria como continuación de las actividades que dichas Facultades en el Departamento de Salto”.

DESDE 1985 REGIONAL NORTE SALTO

En el periodo posterior a la dictadura por resolución del rector Cr. Samuel Lichtensztejn del 10 de octubre de 1985 se determina que “a partir de la fecha y a todos los efectos, el asentamiento universitario de la ciudad de Salto, se denominará: UNIVERSIDAD DE LA REPÚBLICA, REGIONAL NORTE. SALTO”. Dicha resolución se tomó “en consideración a la disparidad de criterios que en la práctica” se observaba. El libro recoge una jugosa nota del Consejo Directivo Asesor de la Regional Norte dirigida al Consejo Directivo Central de la Universidad del año 1986, integrado por Danilo Goslino (director), Enrique Cesio y Daniel Boada (egresados), Adolfo García da Rosa, Enrique Arrambide y Fulvio Gutiérrez (docentes) y Alejandro Secco y Ricardo Castell (estudiantes). En la nota se fustiga un informe elaborado por el Arq. César Rodríguez Musmanno, director por entonces de la División Servicios del Interior.

En setiembre de 1986 se aprueba la ordenanza de la Regional Norte que establece sus fines y órganos.

LA UNIVERSIDAD DEL SIGLO XXI

¿Cómo puede verse desde Salto la Universidad del siglo XXI? Esa pregunta está recogida en el libro y es evacuada por el Escribano Eugenio Cafaro, director de la Regional Norte en la publicación Gaceta Universitaria, en mayo de 1988. El docente, cuyo nombre lleva el Aula Magna del edificio central ubicado en Rivera y Misiones, expresó hace 25 años: “Uno de los desafíos más apremiantes que enfrentamos es acrecentar el número de beneficiarios que pasa por la educación superior, ya sea incorporando a quienes no han alcanzado incluso nivel universitario, ya sea reciclando conocimientos u organizando cursos para la tercera edad. Se trata de romper el esquema de las carreras tradicionales, diversificando los contenidos curriculares y llegando a sectores que usualmente no acceden a la enseñanza superior. Este creo que es el gran deber que se impone a la Universidad: dictar cursos con una resonancia social más amplia, con mayor audiencia y expectación. Eso es lo mejor que la Universidad puede estar haciendo para el medio y el país”.

NUEVO EDIFICIO

Aparecen documentos vinculados a la reestructura de la Regional aportados por universitarios aparecidos en publicaciones como Perfil Universitario ya en la década del ’90, en donde se plantean propuestas que “potencialicen la descentralización en la región” a través e una “organización departamentalizada”.

En 1995 se concedieron fondos del presupuesto nacional para la construcción del nuevo local de la Regional Norte, proyecto a cargo de los arquitectos Gustavo Scheps, Martha Barreira y Ana Fakas. En 2001 se finaliza la primera etapa de las obras y se inaugura el nuevo edificio con la presencia de Jorge Batlle (presidente de la República) y Rafael Guarga (rector). La publicación recoge nota y editorial de EL PUEBLO del 4 de abril de 2001 donde el rector menciona que “el proyecto de la RN no tiene dueño porque todos lo hemos impulsado” y el presidente destaca que la inauguración es un hito en la historia de los estudios superiores del Uruguay”.