La semana de turismo ayuda a que los partidos planifiquen estrategias de cara a elecciones internas

El impasse político determinó un tiempo de balance y recuperación para las fuerzas políticas que se mantienen en disputa en sus respectivas internas.
Por un lado, el Frente Amplio que aprovecha para recargar baterías y salir a volantear por algunos barrios, reunirse en otros lados y alcanzar la pregonada unidad que pretende construir a través de esta instancia electoral.
Y por otro lado, un alicaído Partido Nacional que busca resurgir en el departamento, con la elección de jóvenes de los distintos sectores, donde pretende capitalizar un caudal electoral con el que pueda competir con los demás partidos en octubre del 2014 y recuperar fuerzas para mayo del 2015.
Faltan tres años todavía, pero los partidos saben que les va la vida no trabajar sus cuadros militantes en estos tiempos y por lo tanto la emprenden para no poder pisada.
Al tiempo que el que mantiene el trabajo militante, pero a un nivel más aplomado es el Partido Colorado, que desde el gobierno trabaja la aparición mediática de su candidato, el actual intendente de Salto, Germán Coutinho, y desde sus filas internas solamente viene haciendo actos partidarios para presentar nuevos grupos políticos que se suman a su sector, para respaldar al actual jerarca, que por el momento corre con varios cuerpos de ventaja.
LIMA NO
DESCANSA
A nivel de la izquierda, una de las agrupaciones que viene trabajando su presencia en los distintos barrios de la ciudad, sin pausa de domingos ni feriados, es la que lidera el actual diputado Andrés Lima, cuyo sector, la Lista 888, recientemente integrado de manera formal al Frente Amplio, busca consolidarse institucionalmente y por lo tanto quiere tener un lugar destacado en la interna izquierdista.
Sin embargo, no será fácil ingresar a un terreno digerido por los grupos más radicales, que si bien a nivel parlamentario no tienen fuerza, como el caso del Partido Comunista o que a nivel local no cuentan con un importante respaldo electoral como es el Movimiento de Participación Popular, pero que históricamente se han consolidado en la interna partidaria a través de los comités de base.
Actualmente hay dos grandes grupos en disputa dentro del Frente Amplio en Salto, los alineados a Ramón Fonticiella, que defienden su gestión y que quieren que vuelva como candidato y los que impulsan al diputado Lima como un renovador dentro de la izquierda local. Después están los grupos más pequeños y más divididos todavía como los que integran los comunistas y los emepepistas.
Todos ellos en una gran revuelta que todavía no saben como termina. Pero que la semana de turismo les ayuda a pensar cómo será la campaña sin que los candidatos salpiquen sus diferencias para convencer a los simpatizantes y adherentes de optar por la mejor oferta.
LOS BLANCOS
En tanto los blancos descansan a medias. Mientras las listas más tradicionales del nacionalismo quieren aprovechar para conquistar al electorado más joven y poder volver a sumar adeptos que proyecten al Partido y los dejen dentro del ruedo, las más nuevas trabajan a sol y sombra y a su vez ganan cada vez más respaldo popular.
Larrañaga sabe eso y por lo tanto vino a Salto días pasados, en el marco de una gran gira nacional que tenía el mismo sentido, para convocar a los jóvenes a “volver al partido” (Nacional) y en definitiva, esa es la idea fuerza para seguir luchando en las elecciones del 2015.
Mientras que líder de Alianza Nacional acompañó a la lista del diputado Goñi, la 92, realizando una conferencia de prensa rodeado de jóvenes y convocando a votar al Partido, la Lista 50, atrae otro flujo importante de personas, que se identifican con la franja etárea de sus dirigentes y el pensamiento de los mismos.
La de los blancos promete ser una elección dura y por eso, “aprovechar” la semana para “organizar” sus actividades se hace vital. En ese sentido, los blancos esperan afrontar la instancia del próximo 12 de mayo y salir lo mejor parados posible, con tal de lograr fuerzas en su sector con miras al futuro de esa colectividad en nuestro departamento.

El impasse político determinó un tiempo de balance y recuperación para las fuerzas políticas que se mantienen en disputa en sus respectivas internas.

Por un lado, el Frente Amplio que aprovecha para recargar baterías y salir a volantear por algunos barrios, reunirse en otros lados y alcanzar la pregonada unidad que pretende construir a través de esta instancia electoral.

Y por otro lado, un alicaído Partido Nacional que busca resurgir en el departamento, con la elección de jóvenes de los distintos sectores, donde pretende capitalizar un caudal electoral con el que pueda competir con los demás partidos en octubre del 2014 y recuperar fuerzas para mayo del 2015.

Faltan tres años todavía, pero los partidos saben que les va la vida no trabajar sus cuadros militantes en estos tiempos y por lo tanto la emprenden para no poder pisada.

Al tiempo que el que mantiene el trabajo militante, pero a un nivel más aplomado es el Partido Colorado, que desde el gobierno trabaja la aparición mediática de su candidato, el actual intendente de Salto, Germán Coutinho, y desde sus filas internas solamente viene haciendo actos partidarios para presentar nuevos grupos políticos que se suman a su sector, para respaldar al actual jerarca, que por el momento corre con varios cuerpos de ventaja.

LIMA NO

DESCANSA

A nivel de la izquierda, una de las agrupaciones que viene trabajando su presencia en los distintos barrios de la ciudad, sin pausa de domingos ni feriados, es la que lidera el actual diputado Andrés Lima, cuyo sector, la Lista 888, recientemente integrado de manera formal al Frente Amplio, busca consolidarse institucionalmente y por lo tanto quiere tener un lugar destacado en la interna izquierdista.

Sin embargo, no será fácil ingresar a un terreno digerido por los grupos más radicales, que si bien a nivel parlamentario no tienen fuerza, como el caso del Partido Comunista o que a nivel local no cuentan con un importante respaldo electoral como es el Movimiento de Participación Popular, pero que históricamente se han consolidado en la interna partidaria a través de los comités de base.

Actualmente hay dos grandes grupos en disputa dentro del Frente Amplio en Salto, los alineados a Ramón Fonticiella, que defienden su gestión y que quieren que vuelva como candidato y los que impulsan al diputado Lima como un renovador dentro de la izquierda local. Después están los grupos más pequeños y más divididos todavía como los que integran los comunistas y los emepepistas.

Todos ellos en una gran revuelta que todavía no saben como termina. Pero que la semana de turismo les ayuda a pensar cómo será la campaña sin que los candidatos salpiquen sus diferencias para convencer a los simpatizantes y adherentes de optar por la mejor oferta.

LOS BLANCOS

En tanto los blancos descansan a medias. Mientras las listas más tradicionales del nacionalismo quieren aprovechar para conquistar al electorado más joven y poder volver a sumar adeptos que proyecten al Partido y los dejen dentro del ruedo, las más nuevas trabajan a sol y sombra y a su vez ganan cada vez más respaldo popular.

Larrañaga sabe eso y por lo tanto vino a Salto días pasados, en el marco de una gran gira nacional que tenía el mismo sentido, para convocar a los jóvenes a “volver al partido” (Nacional) y en definitiva, esa es la idea fuerza para seguir luchando en las elecciones del 2015.

Mientras que líder de Alianza Nacional acompañó a la lista del diputado Goñi, la 92, realizando una conferencia de prensa rodeado de jóvenes y convocando a votar al Partido, la Lista 50, atrae otro flujo importante de personas, que se identifican con la franja etárea de sus dirigentes y el pensamiento de los mismos.

La de los blancos promete ser una elección dura y por eso, “aprovechar” la semana para “organizar” sus actividades se hace vital. En ese sentido, los blancos esperan afrontar la instancia del próximo 12 de mayo y salir lo mejor parados posible, con tal de lograr fuerzas en su sector con miras al futuro de esa colectividad en nuestro departamento.