- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

La situación en Venezuela “es más grave de lo que se ve”, afirmaron dos periodistas de ese país a su paso por Salto

La situación en Venezuela “es más grave de lo que se ve”, dijeron sin tapujos las periodistas venezolanas Laura Castillo y Abril Mejía, quienes días atrás visitaron nuestra ciudad por un proyecto periodístico deportivo y dialogaron con EL PUEBLO sobre este tema y muchos más que hacen a la situación del país de la vinotinto.

 Laura Castillo y Abril Mejía en EL PUEBLO [1]

Laura Castillo y Abril Mejía en EL PUEBLO

LOS INICIOS DE LA DEBACLE
“En Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez se dio la entrada de dinero por la venta petrolera más grande de la historia del país. El presidente anterior a Chávez tenía el barril a U$S 8 y Chávez lo llegó a tener a U$S 100. Los ingresos que tuvo Chávez no tienen comparación y de cierto modo con eso redujo la pobreza porque la gente tenía más dinero en sus bolsillos. Pero de una manera bastante progresiva se fue deteriorando la empresa más importante del país, PDVSA (Petróleos de Venezuela S.A). Se hizo una huelga y botaron (despidieron) a 15 mil trabajadores, PDVSA entró en un gran deterioro y esa era la gran entrada (de dinero) del país. Al acabarse esa bonanza, en el 2008 o 2009, empezó a verse lo que todos habían pronosticado: que esa reducción de la pobreza en realidad era como una especie de burbuja. Habían cerca de 3 millones de venezolanos con empleos públicos y un modelo de estado enorme, elefante, que creó el Presidente Chávez, cada vez más grande y controlador”, comenzó diciendo Castillo sobre el origen de la crisis en su país.
“También empezó un proceso de expropiación de empresas, fincas y tierras y muchas de ellas no las pagó. Por ejemplo, expropiaron la principal agroindustria y el gobierno manejaba los agro insumos pero de pronto dejaron de importarlos o el dinero que era para eso se lo robaban y la gente en el campo dejó de tener fertilizantes y la producción empezó a caer y las fincas que expropiaron para ponerlas a producir nunca lo hicieron”, agregó.
LA POLÍTICA DEL CONTROL DE CAMBIO FUE EL “DESAGUADERO” POR DONDE SE FUE EL DINERO
“A esto, se sumó lo que fue el control de cambio, que fue el desaguadero por donde se fue el dinero del país. Si resumimos lo que es eso, podemos decir que solo el gobierno autoriza a importar y solo el gobierno puede comprar dólares. En Venezuela estaba todavía prohibido comprar dólares hasta hace dos meses. Y si tienes una empresa en el rubro de la carne tienes que decirle al gobierno yo necesito 100 mil dólares, por dar un ejemplo, porque voy a importar 10 toneladas de carne uruguaya. Entonces, el gobierno te daba el dinero pero en vez de comprar las 10 toneladas comprabas una sola y pagabas en la Aduana para que dijera que trajiste 10; la diferencia que te quedaba la vendías en el mercado negro. Porque el mercado negro de dólares era enorme, si el dólar oficial costaba 2 bolívares, el negro llegaba a 2 millones. Más rentable que la droga era tener ese dinero oficial”, señaló Castillo.
Pero, ¿a quién le daba los dólares oficiales el gobierno? La periodista venezolana respondió la pregunta directamente “a los militares, que lo mantienen en pie y se volvieron los principales importadores del país. Los principales importadores venezolanos de comida eran los militares ¡y mira ahora cómo está la situación de la comida!”, afirmó. “Obviamente, no la trajeron nunca”, señaló.
EL APOYO DE LA “BOLIBURGUESÍA”
Las denuncias sobre este tema fueron aún más fuertes y aseguró que “por allá por el año 2008 se empezaron a encontrar container de comida enterrada, podrida, traían comida vencida. No les interesaba ni siquiera distribuirla porque el negocio era traer lo menos posible y quedarse con los dólares en su bolsillo para venderlos en el mercado negro o enriquecerse. Eso lo hizo mucha gente, militares y empresarios, que son los que apoyan el gobierno y así se creó esa especie de cúpula o boliburguesía (bolivariano burgués). Pero los dólares se empezaron a terminar porque PDVSA pasó de producir 5 millones de barriles a un millón, igual que en el año 1947. Hubo un gran retroceso”, dijo Castillo.
“Ahora, no hay dólares ni siquiera para la importación pero el gobierno se ideó algo nuevo, traer unas cajas de México con comida. Es algo que es inventado por ellos y controlado por ellos y ahí se crean todo tipo de distorsiones”, comentó la joven periodista.
EL SUELDO MÍNIMO ERA DE 5 MILLONES DE BOLÍVARES Y 1 KILO DE CARNE COSTABA 7 MILLONES
“Hoy lunes 20 de agosto (fecha en que hablamos en Salto), el gobierno cambió el sistema económico por la hiper inflación. En Venezuela es probable que la inflación llegue a un millón % en diciembre y por la hiper inflación le quitaron cinco ceros a la moneda. Pero hasta la semana pasada el sueldo mínimo era de 5 millones de bolívares y el kilo de carne costaba 7 millones de bolívares, entonces era imposible”, señaló.
“Estamos hablando de pérdidas de entre 8 y 10 kg de peso en promedio (en cada venezolano). Regresó la Difteria, la Malaria, el Sarampión, enfermedades que habían sido erradicadas y no mataban gente. Ni hablar de enfermedades que requieren un tratamiento más complejo como transplantes, Cáncer, VIH, Parkinson, las escenas son dramáticas”, precisó la periodista del BusTV de Venezuela.