La solidaridad del pueblo salteño permitió alcanzar la plena recuperación del niño Juan Gabriel

Tras alcanzar el objetivo que era darle al niño Juan Gabriel la posibilidad de recuperarse plenamente de una deficiencia física que padecía de nacimiento, al nacer sin el hueso peroné, familiares e integrantes del grupo de apoyo al niño, tras tres años de esfuerzo y lucha en los que contaron con el apoyo de la comunidad salteña, han visitado los medios salteños para agradecer la solidaridad recibida y en particular para trasmitir la alegría de haber logrado el propósito perseguido. Hoy Juan Gabriel, un adolescente, desarrolla una vida prácticamente normal.
CUMPLIO 15 AÑOS
Juan Gabriel tiene actualmente 15 años, tiene un hermano mellizo, nació con la falta del hueso peroné de la pierna derecha, como consecuencia de eso, inmediatamente la parte médica y la familia se preocupó muchísimo, el recurso que tenía en ese momento era BPS, a través del cual iniciaron el tratamiento, consultas y atención en Montevideo, rememora el Maestro Washington de Souza,  el que ha estado estrechamente vinculad al adolescente, desde que lo tuviera como alumno.
Hubo mucha preocupación a nivel familiar -prosigue –  durante 12 años, todos los años concurrieron a Montevideo las veces que los citaban, y que fueran necesarias.
El diagnóstico siempre fue el correcto, adecuado, pero tras varias consultas, pero no se llegaba a sugerir un camino para una solución concreta. Si bien los médicos decían que era lo que tenían que hacer, aconsejaban el alargamiento de la pierna, porque la pierna se fue acortando respecto a la otra, varios centímetros (aproximadamente 11 cm), por la falta del hueso. Entonces sugerían en las historias clínicas la necesidad del alargamiento de la pierna a la brevedad posible, pero pasaban los años y no se hacía, quizá por carencia de recursos.
LA CRISIS
DE LOS 12 AÑOS
Lo cierto es que a los 12 años, hubo una desilusión notoria en el niño Entonces la mamá con mucha firmeza y el papá también, optaron por buscar otros recursos, y lo consiguieron en el  sanatorio Adventista del Plata, o Sanatorio Puiggari, (Paraná, Argentina), ahí tuvieron un trato muy afectuoso, le reiteraron el diagnóstico, y le  dijeron que tenían solución para el alargamiento de la pierna, pero había que conseguir los recursos económicos necesarios. Fue hace tres años aproximadamente que los papás trataron de buscar un grupo de apoyo, y le invitaron al entrevistado, maestro jubilado en la parte de educación para la salud, quien había sido maestro en la escuela 112 de este niño, en 5º año, y también de su hermano, recuerda de Souza y logramos el apoyo de la Asociación de Profesionales de la Comunicación (APC), después se integraron representantes de instituciones como los rotarios y leones, y conformamos un lindo grupo de trabajo para lograr los recursos para la primera operación del pie, que se dio en forma exitosa, hace aproximadamente dos años y medio.
Posteriormente debimos seguir consiguiendo recursos para la siguiente operación, ya de alargamiento de la pierna, que también fue exitosa, fue hace más de un año. Vino después la tercera operación para sacarle la parte metálica que le habían puesto como consecuencia del alargamiento de la pierna, todo eso fue un proceso de tres años y tres operaciones, además de visitas periódicas a Concordia, donde el médico tratante, (Dr. Madrid), lo veía y lo va a seguir viendo.
Hasta que se llegó a la culminación del proceso de la parte médica faltando estas visitas periódicas. Pero faltaba cancelar una deuda porque no se había podido reunir todo lo necesario, el doctor muy humanamente permitió que se difiriera el pago, y hace unas tres semanas mediante una última colecta, se pudo reunir lo que faltaba y se pagó.
¿La salud del niño como está hoy, la pierna le quedó normal?
La pierna le quedó prácticamente normal, hay una pequeña diferencia que se suple con un plantal, él camina prácticamente bien, con una pequeña renguera, ya concurre normalmente al liceo (cursa tercer año), muy contento, concurre a música, ya practica deportes, anda en bicicleta… su vida es normal.
¿Que costo tuvo?
En el entorno de los 30 mil dólares. Esas colectas, alcancías en diferentes comercios, la Intendencia tuvo un gesto muy importante, para la segunda operación hubo un aporte de la Intendencia pero siempre como si fuera el pueblo, sino no se llegaba.
Por último, previo a este último empuje que hubo, la recolección y venta de tapitas funcionó muy bien en cuanto a la recolección, pero si no fuera por la gran cantidad, no daría resultado la venta.
Eso sí, fue muy tocante palpar la sensibilidad y solidaridad de la gente y pensamos que fue importante hasta para el medio ambiente, porque fueron cientos de miles de tapitas las que se recogieron y sacaron de circulación.
Lo último fue esta gente del programa “Entre mate y mate”, (de Claudino Ferreira Pinto), en dos días recaudaron 1.300 dólares que faltaban, lo lograron  rapidísimo y con ello se completó lo que se necesitaba, esto genera mucha satisfacción, agregó el Maestro de Souza.

Tras alcanzar el objetivo que era darle al niño Juan Gabriel la posibilidad de recuperarse plenamente de una deficiencia física que padecía de nacimiento, al nacer sin el hueso peroné, familiares e integrantes del grupo de apoyo al niño, tras tres años de esfuerzo y lucha en los que contaron con el apoyo de la comunidad salteña, han visitado los medios salteños para agradecer la solidaridad recibida y en particular para trasmitir la alegría de haber logrado el propósito perseguido. Hoy Juan Gabriel, un adolescente, desarrolla una vida prácticamente normal.

CUMPLIO 15 AÑOS

Juan Gabriel tiene actualmente 15 años, tiene un hermano mellizo, nació con la falta del hueso peroné de la pierna derecha, como consecuencia de eso, inmediatamente la parte médica y la familia se preocupó muchísimo, el recurso que tenía en ese momento era BPS, a través del cual iniciaron el tratamiento, consultas y atención en Montevideo, rememora el Maestro Washington de Souza,  el que ha estado estrechamente vinculad al adolescente, desde que lo tuviera como alumno.

Hubo mucha preocupación a nivel familiar -prosigue –  durante 12 años, todos los años concurrieron a Montevideo las veces que los citaban, y que fueran necesarias.

El diagnóstico siempre fue el correcto, adecuado, pero tras varias consultas, pero no se llegaba a sugerir un camino para una solución concreta. Si bien los médicos decían que era lo que tenían que hacer, aconsejaban el alargamiento de la pierna, porque la pierna se fue acortando respecto a la otra, varios centímetros (aproximadamente 11 cm), por la falta del hueso. Entonces sugerían en las historias clínicas la necesidad del alargamiento de la pierna a la brevedad posible, pero pasaban los años y no se hacía, quizá por carencia de recursos.

LA CRISIS

DE LOS 12 AÑOS

Lo cierto es que a los 12 años, hubo una desilusión notoria en el niño Entonces la mamá con mucha firmeza y el papá también, optaron por buscar otros recursos, y lo consiguieron en el  sanatorio Adventista del Plata, o Sanatorio Puiggari, (Paraná, Argentina), ahí tuvieron un trato muy afectuoso, le reiteraron el diagnóstico, y le  dijeron que tenían solución para el alargamiento de la pierna, pero había que conseguir los recursos económicos necesarios. Fue hace tres años aproximadamente que los papás trataron de buscar un grupo de apoyo, y le invitaron al entrevistado, maestro jubilado en la parte de educación para la salud, quien había sido maestro en la escuela 112 de este niño, en 5º año, y también de su hermano, recuerda de Souza y logramos el apoyo de la Asociación de Profesionales de la Comunicación (APC), después se integraron representantes de instituciones como los rotarios y leones, y conformamos un lindo grupo de trabajo para lograr los recursos para la primera operación del pie, que se dio en forma exitosa, hace aproximadamente dos años y medio.

Posteriormente debimos seguir consiguiendo recursos para la siguiente operación, ya de alargamiento de la pierna, que también fue exitosa, fue hace más de un año. Vino después la tercera operación para sacarle la parte metálica que le habían puesto como consecuencia del alargamiento de la pierna, todo eso fue un proceso de tres años y tres operaciones, además de visitas periódicas a Concordia, donde el médico tratante, (Dr. Madrid), lo veía y lo va a seguir viendo.

Hasta que se llegó a la culminación del proceso de la parte médica faltando estas visitas periódicas. Pero faltaba cancelar una deuda porque no se había podido reunir todo lo necesario, el doctor muy humanamente permitió que se difiriera el pago, y hace unas tres semanas mediante una última colecta, se pudo reunir lo que faltaba y se pagó.

¿La salud del niño como está hoy, la pierna le quedó normal?

La pierna le quedó prácticamente normal, hay una pequeña diferencia que se suple con un plantal, él camina prácticamente bien, con una pequeña renguera, ya concurre normalmente al liceo (cursa tercer año), muy contento, concurre a música, ya practica deportes, anda en bicicleta… su vida es normal.

¿Que costo tuvo?

En el entorno de los 30 mil dólares. Esas colectas, alcancías en diferentes comercios, la Intendencia tuvo un gesto muy importante, para la segunda operación hubo un aporte de la Intendencia pero siempre como si fuera el pueblo, sino no se llegaba.

Por último, previo a este último empuje que hubo, la recolección y venta de tapitas funcionó muy bien en cuanto a la recolección, pero si no fuera por la gran cantidad, no daría resultado la venta.

Eso sí, fue muy tocante palpar la sensibilidad y solidaridad de la gente y pensamos que fue importante hasta para el medio ambiente, porque fueron cientos de miles de tapitas las que se recogieron y sacaron de circulación.

Lo último fue esta gente del programa “Entre mate y mate”, (de Claudino Ferreira Pinto), en dos días recaudaron 1.300 dólares que faltaban, lo lograron  rapidísimo y con ello se completó lo que se necesitaba, esto genera mucha satisfacción, agregó el Maestro de Souza.