La UCU contacta a empresarios para asesorar en ideas de innovación que les permitan ser más competitivos

La UCU contacta a empresarios para  asesorar en ideas de innovación que  les permitan ser más competitivos

Emilio Oteiza y Álvaro Sorondo, docentes responsables de la consultoría, explicaron a EL PUEBLO junto al magister Emilio silva, Director de la universidad Católica en Salto, los objetivos de la consultoría que ofrece el Centro de Apoyo a la Innovación empresarial de la UCUDAL:
INICIATIVA CONJUNTA
Esto es una iniciativa que tiene la Universidad Católica y que funciona en las tres sedes que tiene la UCUDAL en el país, es decir Montevideo, Salto y Punta del Este y se llama Centro de Apoyo a la Innovación Empresarial (CAIE). La iniciativa cuenta con el apoyo de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) y estamos desarrollando este centro que tiene como objetivo apoyar a las empresas y a los empresarios que tengan ideas para llevar adelante, ya sea desarrollar nuevos productos, nuevos mercados, nuevos procesos. Todas cosas que se engloban dentro de lo que se llama la innovación, pero generalmente las ideas que tienen los empresarios, que son muchas porque estos siempre están con muchas ideas en sus cabezas, muchas veces cuesta llevarlas a la práctica por limitaciones de distinta índole pero que básicamente las podríamos resumir en dos grandes rubros, falta de recursos económicos y falta de recursos en general.
Muchas veces en nuestras conversaciones con empresarios encontramos, primero que ideas no es lo que falta. Hay muchos empresarios con muchas ideas y lo que si es que tenemos la dificultad de poder llevarlas a cabo y la mayoría de las veces la excusa es económica, es decir “no tengo el dinero para poder llevarlas a cabo”. Pero a veces el empresario también reconoce que si tuviera mayor certeza de que la idea es viable, estuviera convencido de que tiene la capacidad. Las personas, la infraestructura, el equipamiento y los recursos para llevarla adelante, que el mercado es real y no ficticio, cuando se dan todas estas condiciones la plata aparece.
HAY EMPRESARIOS CON IDEAS
Vale decir que el problema no es económico sino que está faltando alguna otra cosa. Tenemos empresarios con ideas, pero esas ideas cuesta transformarlas en realidad, en procesos nuevos, para hacerlas más eficientes, en ahorro de energías, en mercados de exportación y demás. Nosotros lo que buscamos es actuar en esa problemática, es decir, ayudar y trabajar junto con los empresarios para que juntos podamos superar esas dificultades. Esto es falta de capacidad de empresario, falta de tiempo, pero también falta de dinero, porque tenemos la posibilidad de trabajar en proyectos en los cuales no sólo ayudemos al empresario a dar los pasos que tiene que dar, asesorándolo, ayudando a bajar a tierra sus ideas, adoptando metodologías de trabajo para que trabaje de una manera más ordenada y en definitiva pueda llevar adelante sus ideas, sino que además está la posibilidad de que la parte económica se resuelva de alguna manera gracias al apoyo que tenemos de la ANII,
Vale decir que el gran objetivo, tanto del Centro CAIE, como de la Universidad Católica y de la ANII es lograr que nuestros empresarios sean más competitivos a través de generar nuevos productos, de abrir nuevos mercados, de tener proyectos y empresas más eficientes. Todo eso que nosotros englobamos bajo el término de innovación significa ayudar a nuestras empresas.
NO HAY LIMITANTES PERO SE ADAPTAN MÁS LAS PYMES
Sorondo explicó que en realidad la consultoría está orientada a pequeñas y medianas empresas, porque tenemos pensado que hay determinado perfil de empresas que encajan mejor en nuestra propuesta, porque si bien no hay una limitante estricta, es sabido que las grandes empresas ya tienen resuelto este tema que nosotros de alguna manera venimos a suplir.
Las que tienen más dificultades en los recursos sobre los que nosotros actuamos son las pequeñas y medianas, allí es donde está el grueso de las empresas que nosotros podemos ayudar.
Tampoco hay una limitación de rubros, sino más que nada que la empresa haga el “clic” para dar el paso. Es más, no siempre es necesario más tecnología o nuevas tecnologías, sino que el empresario sienta que “ahora es el momento” o ahora tenga esta gente que me puede ayudar a concretar la idea que siempre he tenido. Eso pasa en cualquier tipo de emprendimiento, tanto industrial, como de comercio o de servicio y dentro de los servicios, tanto de turismo como de cualquier otro.
Hay empresarios que se sienten muy solos en este sentido y nosotros podemos ayudar en cuanto tenemos experiencia en materia de herramientas de gestión que sirven para ordenar un poco las cosas, a encauzar las distintas actividades que pueden ser importantes para concretar estas ideas.
ASESORÍA Y ACOMPAÑAMIENTO
Esto es básicamente un servicio de acompañamiento y auditoría, señaló por su parte Oteiza y la particularidad que tiene es que en lugar de intentar nosotros de imponer un manual de innovación,en realidad estamos trabajando a la inversa. Hace meses que estamos hablando con distintos empresarios, principalmente del interior del país, viendo las realidades y que cosas necesitan.
Una de las cosas que vimos es que prácticamente todos los empresarios con los cuales hemos conversado innovan y no sólo esto, sino que muchos de ellos empezaron sin nada y hoy han logrado con mucho trabajo y orgullo construir sus empresas a partir de llevar ideas nuevas al mercado, de intentar hacer cosas nuevas que antes no hacían y eso es innovar. Vale decir nos dimos cuenta que los empresarios innovan todo el tiempo, sólo que no usan ese nombre, sino que usan otros nombres.