La utilidad de las redes sociales

Mateo, es un escolar, de Escuela 3, de 10 años de edad, que sufre de una miopía progresiva y por lo tanto usa lentes recetados, de un alto valor en forma permanente.
El martes último al salir de la escuela hacia su casa, en determinado momento el niño se sacó los lentes porque estaba transpirando y los guardó en el bolsillo de la túnica, pero al llegar a su domicilio notó que ya no los tenía, con la desesperación que es de imaginarse.
Su madre decidió poner un mensaje en la red social facebook, dando cuenta de la pérdida y detalles de los lentes.
La respuesta fue conmovedora nos dice. Pusimos el mensaje alrededor de las 18 horas y a las 19,30 77 personas habían leído el mensaje y estaban difundiendo. Minutos más tarde, cuando llegué a casa luego del trabajo, Mateo ya tenía los lentes.
Un joven, Julio Branjus, los había encontrado en calle Brasil, recorrido que siguió Mateo hacia su casa, cerca del 24 horas B.J., y los quería devolver pero no sabía cómo ni a quién, nos dijo su madre.
Cuando vio en las redes sociales el pedido, se fue inmediatamente a la dirección del niño que figuraba en dicho correo. Los entregó y no aceptó recompensa alguna.
Sin duda un gesto que enaltece al joven y que merece hacerse público.