La vigencia de los valores que cimentaron una formación basada en la calidad del ser humano

La vigencia de los valores que cimentaron una  formación basada en la calidad del ser humano

Para que una institución llegue a los 40 años necesita bases muy sólidas y claras. Quizás el secreto de Mundo Nuevo – única institución de su tipo que subsiste desde la década del 70 – sea precisamente ésta. La psicóloga social Margarita Baldassini, ha sabido conducir este instituto por el camino que siempre soñó, arraigado en valores firmes y claros y una línea de coherencia con la educación que se difunde que representa la mejor forma de buscar el “nuevo mundo” a que aspira ir cimentando.
Hoy el Instituto Mundo Nuevo no sólo subsiste habiendo llegado a sus cuatro décadas, sino que muestra un desarrollo a nivel humano y edilicio que es la mejor satisfacción que puede mostrar un centro educativo.
AQUEL COMIENZO CON UNA MÁQUINA DE ESCRIBIR…
Desde aquel comienzo con una vieja máquina de escribir Remington (regalada por uno de sus hermanos), a esta realidad de hoy con su moderna sala de computación y su local con ambientes cómodos, agradables y cuidadosamente pulcros, Mundo Nuevo ha marcado una impronta que el medio reconoce y valora.
“A veces prefiero salir en coche en lugar de caminar, como preferiría, pero el hecho es que caminando demoro mucho, porque prácticamente en cada empresa salteña encuentro ex alumnos del Instituto y no ponemos a conversar…”, explicó la directora de Mundo Nuevo, en reciente rueda de prensa, realizada con motivo de los 40 años.
Margarita Baldassini, tuvo una gentileza con los representantes de los medios de comunicación presentes a los que agradeció deferentemente el apoyo recibido. Refiriéndose al nombre elegido para el instituto señaló que estuvo motivado por el deseo que “cada persona que llegara a nuestra institución encontrara “algo diferente”.
En esta línea explicó, se inscribe desde el hecho de saludarse con cordialidad y respeto a la actitud de saber escucharlos y eso es tan vigente hoy como hace 40 años atrás…” Es una prédica que todo el equipo de Mundo Nuevo (hoy alrededor de 20 personas), lo tenemos muy asumido,
Es una “filosofía de vida. El que viene a Mundo Nuevo lo mismo da que venga en una 4 x 4 o un “petizo que ata en el árbol de la esquina”, señaló.
Para nosotros eso no tiene peso. Lo que si lo tiene, es la persona que ingresa, como individuo psico físico, mente y cuerpo, como cada uno de nosotros, que tenemos una cantidad de necesidades, problemas, de esperanzas y se supone que cuando vienen a Mundo Nuevo vienen en busca de algo.
NO PERDER NUNCA
LA CALIDAD HUMANA

El que entra a Mundo Nuevo tiene que encontrar un mundo diferente, un mundo donde conjugamos a través de estos años, calidad humana y profesional. Profesionalidad y ser humanos”.
Si sabemos hacia donde queremos llegar, debemos ser respetuosos, saber poner límites, pero nunca perder la calidad (humana), que es lo que se ha perdido hoy lamentablemente y no queremos que en este lugar de Salto, en este lugar del Uruguay, también se pierda, porque el mundo está necesitando la calidad humana” añadió la directora de Mundo Nuevo,
Baldassini desde la institución que dirige exhortó a mantener un espíritu de servicio, no sólo porque estamos en una ciudad turística, sino porque es de buena persona, mantener un espíritu de permanente disposición a servir. Hacia eso, hacia la formación integral de la persona apunta Mundo Nuevo, señaló.
En su sustancioso mensaje dado ante los representantes de los medios, Baldassini destacó también el apoyo que siempre ha tenido de parte de su familia y de todas las personas que se sienten relacionadas y se involucran en el “espíritu” de Mundo Nuevo donde participan y promuevenb actividades afines a los valores que se pregonan.
Paralelamente a la celebración de los 40 años, el Instituto Mundo Nuevo mostró sus nuevas instalaciones, fruto de la ampliación registrada en su tradicional local de calle Rivera, entre Beltrán y Michelini.