La violencia en sus diversas facetas, fue uno de los principales temas tratados en el deliberativo departamental

Media Hora Previa: Ediles Mariana Centrón y Carlos Beasley (FA)

Edil Mariana Centrón – Frente Amplio

En esta oportunidad no quiero dejar pasar las palabras vertidas por Marys Yic, referida a las Mujeres de Negro.
Mujeres de Negro es un colectivo internacional de mujeres pacifistas.
Este movimiento internacional nace en Jerusalén en 1987, cuando un grupo de mujeres israelitas y palestinas, deciden salir vestidas de negro y en silencio, para protestar contra la ocupación israelí de los territorios palestinos.
Desde ese día, se manifiestan todos los viernes, una hora.
Su lema fue y es: «Nuestros gobiernos son enemigos, pero nosotras somos amigas y unidas manifestamos nuestro rechazo a la violencia». Es prácticamente imposible conocer exactamente cuántos grupos de Mujeres de Negro existen en la actualidad.
No obstante, esta Red Internacional reúne a las mujeres de todos los países de la ex-Yugoslavia, Europa, EE.UU., América Latina, Asia y África.
En la actualidad, existen grupos de Mujeres de Negro en diversos países, tales como Azerbaiján, Australia, Alemania, Austria, Bosnia y tantos otros.
La comunicación entre los diversos grupos, se realiza a través de la red informática y por los encuentros internacionales. Divulgan la solidaridad entre mujeres por encima de las fronteras, divisiones y barreras estatales, étnicas, religiosas y raciales.
Son activistas trabajando por la defensa de los derechos humanos, especialmente en los derechos de las mujeres.
Se manifiestan públicamente contra la violencia, en señal de duelo, y para ser más visibles ante la sociedad, con una imagen en común: vestidas de negro.
Todas juntas y cada una de ellas, asumen el luto de las mujeres que están sufriendo la violencia doméstica, pero también otro tipo de violencia, como las guerras.
Son solamente mujeres, porque afirman otra lógica distinta a la lógica patriarcal, una lógica basada en vínculos de hermandad, solidaridad, apoyo y respeto mutuo. La solidaridad entre las mujeres, como una política alternativa para la paz y para la no violencia.
Mujeres de Negro, se sustenta por sus propios medios y no es una organización asistencial, sino una organización de presión que trabaja por la paz de los hogares y en contra de la violencia doméstica.
Se conoce que hay un índice altísimo de femicidio, muerte de mujeres en sus propios hogares; la violencia psicológica está institucionalizada y muchas veces no se reconoce como tal, ni de parte del que la ejerce, ni de quien la recibe.
En el año 2008, luego de un plenario, surge hacer una muestra fotográfica llamada «En tu piel», con cuarenta y cuatro mujeres públicas y/o poderosas. Esta exposición, les dio a Mujeres de Negro relevancia a nivel de la prensa y de la sociedad. El nombre, significa que todas las mujeres con poder, también tienen un hermanamiento y se ponen «en la piel» de todas las mujeres anónimas que sufren violencia.
“En tu piel», la muestra que se llevó a cabo en Uruguay, llegó también donde no había organizaciones que trabajaran con la violencia doméstica; y este fue un buen motivo para comenzar, ya que en el interior, por diferentes motivos, la violencia doméstica es mayor que en Montevideo.JUNTA DEPARTAMENTAL DE SALTO
Actualmente, la mujer ha ganado sus espacios por derecho propio y deberá seguir trabajando por la igualdad, el respeto y la dignidad; como dice una compañera: «Juntas y fuertes como muralla». Son mujeres combativas, sensibles, valientes, comprometidas, mujeres unidas con el lema: «Ni una muerte indiferente».
Los esperamos el primer jueves de cada mes en la explanada de Montevideo, en Uruguay, y en todas las plazas principales de nuestro país.
En Salto, la compañera Angeli Urruzola es la firme representante de Mujeres de Negro y la encontraremos allí todos los primeros jueves de cada mes.
Solicito que la versión taquigráfica de mis palabras sea remitida a la prensa en general, al Frente Amplio y en especial a la Comisión de Género del Frente Amplio, y a la querida compañera Angeli.
Gracias, señor Presidente.

Edil Carlos Beasley – Frente Amplio
En esta Media Hora Previa y como es de estilo para tratar asuntos de interés general, no podemos estar ajenos a un asunto en el cual algunos lo toman como asunto de política partidaria, cuestión que no se puede tratar en esta media hora previa; otros lo tratan como un asunto preocupante, mientras que algunos otros –que son los menos- se ocupan y hasta se arriesgan para ser parte de la solución.
Estamos asistiendo, señor Presidente, en estas últimas décadas sobre todo, a una transformación vertiginosa de la sociedad, donde uno de los mayores problemas es la escalada de violencia.
Y no hablamos de la violencia provocada simplemente por la delincuencia sino hablamos de todos los niveles de violencia: de la violencia intrafamiliar, de la violencia en el deporte, de la violencia en los ámbitos laborales, de la violencia en la forma de comunicarnos, a través de las redes sociales y los propios medios de comunicación.
Hay, señor Presidente, muchos nadies que quedan por el camino en esta escalada de violencia, hay muchos nadies que pierden incluso la vida en esta escalada de violencia, cuyos nombres apenas resuenan un día o dos cuando son noticia repetida en los informativos y en los titulares de los diarios, pero pasadas esas cuarenta y ocho horas ya nadie recuerda sus nombres, ya nadie recuerda los hijos que dejaron, ya nadie recuerda las familias que por el camino van quedando. Hay algunos casos que parecen que sobresalen porque son emblemáticos.
Estamos a pocas horas de un caso que seguramente se va a volver emblemático en la lucha contra la violencia. Y le estoy hablando, señor Presidente, de alguien que fue casi colega nuestro, fue Vereadora en el norteño territorio de Brasil. Le hablo de Marielle Franco.
Marielle Franco que, hasta hace pocas horas, era concejal en el Estado de Río de Janeiro. Mujer, negra, activista social por los derechos humanos, por los derechos de los menos privilegiados, y abocada, en estos últimos quince días, a ser la relatora de la Comisión de la Cámara de Concejales para la vigilancia en la intervención y la violencia de la militarización en las favelas.
Hace pocas horas, señor Presidente, esa lucha, ese ser activista, ese haber salido de una favela, ese haberse promocionado personalmente, haber estudiado, haberse formado y haber decidido ocuparse y arriesgarse, le costó nada menos que la vida. Le costó la vida en un hecho de violencia inaudito, donde cobardemente la acribillaron a balazos en el auto que se desplazaba de un evento hacia otro, en la lucha por informar acerca de estos derechos.
No porque sea un hecho sobresaliente lo traemos hoy acá, sino porque este mojón sirve de bandera para todos esos otros casos que pasan casi desapercibidos, que apenas tienen unas horas de fama o unas horas de prensa y que se pierden en el olvido.
Tenemos que reiterar, señor Presidente, desde esta banca y desde esta Junta Departamental, nuestra vocación de diálogo, nuestra vocación de acuerdo, nuestra vocación de no violencia. En estos asuntos de esta índole social, somos todos responsables y todos podemos ser parte de la solución. Esto no pretende ser más que llegar a esta caja de resonancia con un problema que nos aqueja a todos: el problema de la violencia en todos los ámbitos, en todos los estilos, sobre todos los géneros y sobre todos los grupos etarios.
Quisiera señor Presidente que este llamado a la no violencia, al diálogo y al acuerdo, llegara a todos los medios de comunicación y a la Comisión de Género de esta Junta Departamental.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...