“Lamentablemente nuestra casa no se encuentra más en condiciones de vivir en ella”

Lograron sacar algunas pertenencias gracias a la ayuda de los vecinos

EL PUEBLO dialogó con Walter Feliciano y Yanelli Gómez, propietarios de la finca que el pasado lunes se incendió en Patulé y Rincón, cuyas pérdidas fueron serias y casi absolutas.
Un voraz incendio ocurrido en una casa de familia en Patulé y Rincón en la zona sur de la ciudad, el pasado lunes 8 del corriente, dejando a una familia de 6 personas en la calle. Los mismos tuvieron pérdidas totales y el fuego consumió sus pertenencias en pocos minutos. INCENDIO
Afortunadamente, no hubo personas lesionadas que lamentar, pero el susto, el nerviosismo y el estado de impotencia llegó para quedarse en una familia de apenas 6 personas, donde hay cuatro niños que salvaron sus vidas.
Según afirmaron a EL PUEBLO los damnificados, el hecho ocurrió por la tarde del pasado lunes alrededor de las 16:00 horas, desconociéndose todavía las causas, sabiéndose que el mismo se originó en el dormitorio de sus hijas. Dijo el dueño de casa, que las mismas no estaban en ese momento y pudieron salvar así sus vidas.
En la finca viven cuatro niñas y el matrimonio. Los vecinos acudieron a dar una mano y lograron quitar algunas pertenencias, y, sobre todo, a las personas que vivían en el lugar.
Los Bomberos actuaron lo más rápido posible y una dotación llegó al lugar logrando controlar al rato el foco ígneo para que el mismo no se propagara a las viviendas aledañas.
Posteriormente acompañaron a los damnificados hasta un centro asistencial para verificar el estado de salud de los mismos. El fuego se hizo sentir en la zona y causó conmoción en los habitantes de la zona.
La casa se quemó casi por completo y ahora hay una familia que está en la calle con cuatro niñas a cuestas.
LA PALABRA DE LOS DAMNIFICADOS
¿Cómo vienen enfrentando la situación tras el incendio?
Tuvimos muchas donaciones de la gente. Lamentablemente quisieron politizar la triste situación por la que pasamos; gente de determinados partidos políticos se acercaron a decirnos que nos donarían cosas, que era lo único que podían hacer por nosotros, pero, que debíamos publicar en las redes sociales y hacer que lo compartan, que la Intendencia no nos ayudó en nada. El incendió ocurrió el lunes alrededor de las 16:00 horas, y esa propuesta fue el martes y el miércoles. Eso es una pena, porque nuestra necesidad no puede ser utilizada. Fíjese que tenemos cuatro hijas de 7, 5, 3 y 1 año y medio, y la mayor no quiere volver a la casa porque se quemaron sus cositas, sus pertenencias. Es algo muy feo. A mi señora y a mí nos llevó 5 años construir nuestra casa y ahora debemos comenzar nuevamente.
Queremos destacar la inmediata y gran colaboración que hemos recibido de parte de la Sra. Liliana Castro, la cual, desde el primer momento se contactó con mi señora, poniéndose a disposición y dándonos una mano en las vueltas que hemos tenido que dar. A través de ella, otras personas se han acercado; entre ellas, el Padre de la Capilla Don Bosco, quien el jueves nos llevó el nylon para el techo, lo que nos ayudó muchísimo antes de la tormenta, ya que la parte que quedó en pie, se comenzó a llover, cosa que nunca nos sucedió, además de encontrase toda rajada la pared a causa del fuego.
Los vecinos se comportaron muy bien, dándonos una importante mano en el rescate de las pocas cosas que pudimos salvar.
¿Cuál fue el daño ocasionado?
El fuego comenzó y consumió los dormitorios de mis hijas que estaban en el segundo piso de la vivienda, que eran prefabricadas. Luego se propagó al cielo raso de resto de la finca, rajando la pared de material. Solamente logramos sacar algunas cosas, entre ellas, una de las tres heladeras que teníamos porque hacíamos jugos para vender, la que tampoco quedó en buenas condiciones; también, la juguera y algunas otras pertenencias. Lamentablemente las cosas de mis hijas, no pudimos salvarlas.
Lamentablemente nuestra casa no se encuentra más en condiciones de vivir en ella; hoy, me encuentro solamente yo, ya que el resto de la familia se queda en casas de familiares.
¿Qué estarían necesitando de forma inmediata y dónde se puede comunicar con ustedes quien desee colaborar?
Materiales para la casa, y, si es posible, que alguien pueda vendernos un nuevo terreno para construir, de forma financiada y que esté dentro de nuestras posibilidades.
Nosotros vivimos de nuestro trabajo; no recibimos ayuda del Estado, más que las asignaciones de nuestras hijas; no tenemos tarjeta del Mides, pues se nos fue denegada en su momento por cuestiones ridículas, diciendo mi señora a la Asistente, si debíamos vivir en la indigencia para poder recibir ayuda, siendo que hay personas que sí la reciben y cuya situación económica todos saben que es buena.
El teléfono al que se pueden comunicar en caso de poder colaborar es el 096104657.