Lanza sus dos primeros temas «El bigote de Dalí»: el grupo musical salteño del momento

Alexandra Lemos (Coti Bass), en el Bajo; Misael Lemos (Mr. punteo), Voz y Guitarra; Gastón Menesses (El rey de la Bata), Batería y Patricia Menoni (Patta), Voz y Guitarra, conforman el grupo musical local «El bigote de Dalí», que viene aumentando en la preferencia de los que disfrutan la buena música y la noche salteña.
EL PUEBLO dialogó con ellos, quienes expresaron su alegría y satisfacción, pues, a pesar del poco tiempo que tienen en el ruedo, ya se encuentran por editar las dos primeras canciones de su autoría.
¿Cómo ha sido el camino luego del lanzamiento?
Luego del lanzamiento de la banda, tuvimos la suerte que los boliches o pubs nos empezaran a llamar para tocar; podríamos decir que todos los lugares estilo Resto Pub, cervecerías etc. de Salto, nos dieron BANDA MUSICAL EL BIGOTE DE DALIuna oportunidad. La banda gustó al público y a los dueños, por eso, hoy en día, lo seguimos haciendo en esos lugares y en otros. Han llegado propuestas de Young, Montevideo y otro lugar de Salto reconocido en el ambiente. Todo hay que evaluarlo, pero, lo más importante es que el camino siguió y fue creciendo y va creciendo cada vez más.
¿Qué significado tiene para una banda tan joven, grabar los primeros temas musicales de su autoría?
Es algo muy positivo y divertido; si bien lo tomamos como una responsabilidad, no dejamos que se vaya la diversión cuando lo hacemos. Hablando de los temas propios, uno se llama Whisky Doble y el otro, Locura en SI menor; las letras surgen de un momento a otro y, luego, Misa, el Mr. punteo de la banda, le da un toque musical y un estilo que no sale de nuestra línea; después, en los ensayos, vamos limando las canciones y ensayando cada vez más. Elegir el nombre para la canción es algo que nos divierte.
¿Hubo cambios en el grupo?
Hubo un cambio, sí, el mismo fue la baja de un integrante (Fabricio), ahora pasamos a ser cuatro. Se decidió por unanimidad, como lo hacemos para todas las situaciones o decisiones a tomar. El cambio no nos afectó negativamente como grupo, ni como banda; quizás, al contrario, logramos una unión más solida. En una banda o en un grupo si no existe la transparencia o la sinceridad, no se puede avanzar.
¿Cuáles son los próximos objetivos y pasos a seguir?
Lo que sigue, en el mes de marzo, es que nos estamos dedicando de lleno a nuestros temas, haciendo los trámites que corresponden en la Biblioteca Nacional y AGADU. Sin dejar los toques de lado, lógicamente, hay compromisos que tenemos que cumplir y los hacemos con gusto. Estamos poniéndole música a una tercera canción, que aun no sabemos el nombre. Pensando en las propuestas de afuera del Departamento de Salto. Tratamos de dar pasos cortos, pero seguros y responsables. Tenemos mucho más para dar, todavía podemos crecer más, no nos ponemos un techo ni un límite.
Aprovechamos la oportunidad para agradecerles por siempre querer hacernos una nota y ver en qué anda el Bigote. Agradecemos, también, a los lugares que nos brindan su apoyo y nos llaman para tocar.
A la gente, gracias; porque sin ellos no podríamos crecer en el ambiente.