Lanzaron nuevo Concurso de Eficiencia Energética para los estudiantes de UTU y Secundaria, en Salto ganaron en 2017

Lanzaron nuevo Concurso de Eficiencia Energética para los estudiantes de UTU y Secundaria, en Salto ganaron en 2017

Aquí tanto los estudiantes de UTU como los liceales de Valentín obtuvieron premios por su participación hace dos años

Hace dos años el Ministerio de Industria, Energía y Minería que es el que impulsa esta convocatoria, estaba encabezada por la hoy precandidata a presidente por el Frente Amplio, Carolina Cosse. Vino a la UTU a las dos de la tarde de un miércoles a entregar los premios.
Se detuvo al entrar al salón de actos de ese centro educativo en una foto blanco y negro que está expuesta como cuadro en el lugar, de un impecable, estricto y riguroso desfile patrio por un 25 de Agosto. “Ojalá no sea en la dictadura”, dijo en voz alta al mirar los detalles de aquellos estudiantes con uniformes impecables, “porque está hermosa”, replicó mientras EL PUEBLO que la esperaba para entrevistar a la entonces ministra, observó con ella la imagen.
El periodista de este diario vio que en la foto decía 1978, “sí, fue en esa época”, comentó el cronista y la secretaria de Estado dijo “ya me parecía, era muy prolijo todo”. Luego vino la premiación a los estudiantes de Salto, de UTU y del Liceo de Valentín, pero también a otros de Paysandú, de Colonia y de Montevideo, que se vinieron a nuestra ciudad para recibir los laureles.
Ahora, Cosse no está más al frente de la Secretaría de Estado, pero la cartera sigue su rumbo, y formula un nuevo llamado, donde invita a inscribirse al Concurso de Eficiencia Energética en centros educativos de UTU y Secundaria, en su edición 2019.
Los objetivos de este concurso son: sensibilizar en relación al uso responsable de los recursos; promover la incorporación de medidas de eficiencia energética en los centros educativos; y generar referentes (docentes y estudiantes) que promuevan el uso responsable de los recursos a todo el centro y la comunidad.
Durante los proyectos, los centros deben contemplar las siguientes etapas y pautas de trabajo: Realizar de un diagnóstico energético en el centro de estudio, que debía involucrar a estudiantes y docentes. Analizar los datos recabados y definir el plan de acción, ejecutar las acciones y evaluar los resultados.
Además, se valoran aspectos vinculados al registro del proceso de desarrollo del proyecto; la difusión a la comunidad y entorno cercano; y la intervención de diferentes miradas y disciplinas para abordar el tema.
Los centros interesados en participar deben registrarse completando el formulario de inscripción y enviándolo al correo daee@miem.gub.uy con el asunto “Postulación” Concurso Educación 2019 – Nombre del centro educativo. El período de inscripción estará abierto hasta el 26 de abril inclusive.
Cabe destacar que este concurso es una iniciativa del Ministerio de Industria Energía y Minería (MIEM) y cuenta con el apoyo del Consejo de Educación Secundaria (CES) y del Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP).
PREMIO
El MIEM, a través del Fideicomiso Uruguayo de Ahorro y Eficiencia Energética (Fudaee), premia a los centros ganadores con la ejecución de las medidas identificadas durante los diagnósticos energéticos realizados por estudiantes y docentes.
Algunas de las medidas que se han implementado, producto de los proyectos desarrollados por las instituciones son: recambio de luminarias por LED, incorporación de sensores, incorporación de aires acondicionados eficientes, incorporación de colectores solares para calentamiento de agua, acciones de difusión y sensibilización. Herramientas a disposición A partir del momento de inscripción, los centros pueden acceder a una maleta con sensores y experiencias de medición. Estas herramientas constituyen un insumo valioso a la hora de desarrollar los diagnósticos energéticos e incorporar conceptos vinculados a la energía.Asimismo, durante todo el proceso, se invita a los centros a intercambiar y compartir su experiencia con otros centros y con técnicos de la Dirección Nacional de Energía (DNE) del MIEM. Para esto se cuenta con un grupo en la plataforma CREA2 de Ceibal.
CÓMO DESARROLLAR EL PROYECTO
Los centros educativos que participen del concurso Eficiencia Energética en UTU y Secundaria 2019 deben cumplir con el desarrollo de las siguientes etapas: 1. Diagnóstico: Un diagnóstico o auditoría energética comprende un análisis detallado del desempeño energético de una organización, equipo, sistema(s) o proceso(s). Está basado en mediciones y observaciones apropiadas del uso de la energía, eficiencia energética y consumo. Las auditorías energéticas son planificadas y conducidas como parte de la identificación y priorización de las oportunidades de mejora del desempeño energético, reducir el desperdicio de energía y obtener los beneficios medioambientales relacionados. Los resultados de la auditoría incluyen información sobre el uso y desempeño energético actual y proveen recomendaciones jerarquizadas para la mejora en términos de desempeño energético y beneficios financieros. Las oportunidades para mejorar el desempeño energético pueden incluir, también, beneficios no energéticos. En el proceso de diagnóstico deberán estar involucrados estudiantes y docentes. b. Se debe identificar los distintos usos de energía (iluminación, equipamiento informático, calentamiento de agua, calefacción, etc.) y las fuentes utilizadas en cada caso (electricidad, gas, fuel oil, etc.).
Se sugiere hacer un listado de los equipos que consumen energía y las características. Podrán utilizarse sensores. Los centros podrán acceder, en forma de préstamo, a las maletas “Sensores y medidas” diseñadas por Ciencia Viva en el marco de este concurso (Ver más información debajo).
En caso de contar con la información, incorporar datos históricos y actuales del consumo y desempeño energético (ej.: evolución del consumo en el último año).
En caso que corresponda, los centros deberán realizar ante UTE las gestiones para acceder a su factura de energía eléctrica.
En el informe de diagnóstico se debe indicar el tipo de tarifa vigente.
Incorporar al análisis información relativa al funcionamiento y posibles variantes (ej.: turnos existentes y sus diferencias en el consumo energético, número de estudiantes y funcionarios, comportamiento durante día y noche, fines de semana, vacaciones, etc.). Aplicar métodos de investigación (encuestas, cuestionarios, etc.) para conocer la percepción, conocimiento y hábitos vinculados a la eficiencia energética. Incluir información acerca de cómo la organización gestiona su uso y consumo de energía. Elaborar un informe que recoja los datos relevados y el análisis de estos.