Las empresas turísticas aguardan con expectativa las vacaciones en Buenos Aires para mejorar ocupación

Las empresas turísticas aguardan con expectativa las vacaciones en Buenos Aires para mejorar ocupación

A tan solo 13 días de finalizadas las tradicionales vacaciones de invierno en nuestro país, las que fueron modificadas por una iniciativa en el sector privado con motivos de ampliar la zafra invernal y lograr de esa forma que las vacaciones en Uruguay no se cruzaran con las vacaciones argentinas, los empresarios hoteleros y comerciantes de la zona de termas del Daymán realizaron los balances correspondientes a sus ventas, y desde ya esperan que comience a llegar el turismo argentino, teniendo en cuenta que las dos semanas de vacaciones de julio no fueron las esperadas si se las compara con las de años anteriores.

En un principio estaba previsto que las vacaciones de invierno comenzaran en nuestro país el 5 de julio como es habitual, y que se extendieran hasta el 15 de este mes, pero se  adelantaron y comenzaron el 28 de junio, y se extendieron hasta el 10 de julio pasado, ya que el sector privado buscó que las vacaciones en el MERCOSUR se realizaran en cascada.

A pesar de que las expectativas por parte de los empresarios hoteleros al comenzar las vacaciones eran bastante buenas, se fueron degradando poco a poco tras ver que el teléfono al que ellos califican como el termómetro que les adelanta lo que pasará en cada una de las temporadas no propiciaba buenos resultados.

Consultados por EL PUEBLO los recepcionistas de varios hoteles de la zona atribuyeron la causa del bajo flujo turístico a temas como el fenómeno mundialista que se vivía en ese entonces, (teniendo en cuenta que el turismo que se esperaba que  llegara  a Daymán fuera un turismo específicamente interno), y al problema de que las vacaciones comenzaron a fin de mes, lo que determinó que la gente, a pesar de haber cobrado el aguinaldo se limitara en sus gastos.

SE ESPERA LA

LLEGADA DE TURISTAS

ARGENTINOS

La primera semana de vacaciones de julio se presentó en Daymán muy tenuemente y con tan solo un 60% de ocupación en el sector hotelero.

Por otra parte durante la segunda semana la situación mejoró un poco y llegó a posicionarse incluso, algo mejor que la segunda semana de vacaciones de julio del año pasado en donde la psicosis generada por la gripe H1N1 azotó fuertemente contra el turismo de nuestra ciudad. De todas maneras los Hoteles, Apart hoteles y Cabañas, nunca llegaron a estar al 100% de ocupación, salvo excepciones en donde algunas excursiones del interior del país salvaron la temporada.

Lo importante a destacar ahora es que las vacaciones argentinas están en puerta, es decir, las vacaciones en la mayoría de las provincias argentinas ya comenzaron, pero a partir del próximo miércoles 28 de julio comenzarán a transitar sus vacaciones los residentes en la ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires, lo que indica que tanto la zona turística de termas del Arapey, así como termas del Daymán, tendrán una nueva oportunidad para reivindicar la situación vivida hace algunas semanas.

En esa línea es importante destacar también que EL PUEBLO realizó ayer un recorrido por varios hoteles ubicados en la zona de Daymán, y la mayoría coincidió en que ya hay un número importante de reservas tanto de turistas argentinos como brasileros, que estarán llegando a la zona en el correr de la próxima semana.

Otro dato importante a tener en cuenta es que la mayoría de turistas argentinos que llegan a nuestra ciudad provienen en su mayoría de la capital argentina y sus alrededores. Las vacaciones para los porteños concluirán el 8 de agosto.

EL MES DE JULIO DECAYÓ EN CUANTO A VENTAS

En los primeros meses del año y luego de prestar atención en la oferta gastronómica que Daymán ofrecía a sus turistas, los encargados de dos de los más importantes restaurantes de la zona, “El Rancho” y “Brisas del Daymán”, coincidieron prematuramente y de forma acertada en que la temporada de vacaciones de julio, la que antiguamente era muy buena en comparación al resto del año, en los últimos 2 años disminuyó un poco en cuanto a ventas, pero que durante los meses restantes el flujo de turistas y las ventas son mayormente homogéneas.

Esto demuestra que si bien las temporadas altas como carnaval, temporada estival y vacaciones de invierno disminuyeron en algún punto, los demás meses del año en donde el nivel turístico era muy bajo en años anteriores, últimamente se incrementó y la situación pasó a ser mas equilibrada durante todo el año..