Las mejores historias de los partidos inaugurales

Pese a que oficialmente no hubo partidos inaugurales en los Mundiales hasta 1966, siempre hubo encuentros que abrieron la fiesta. Uruguay fue protagonista, precisamente, del primer juego de Inglaterra 1966, cuando empató 0-0 con el conjunto local, ante la presencia de la reina Isabel.

Estas son las mejores historias que depararon los partidos inaugurales de los Mundiales.
URUGUAY 1930
El autor del primer gol en un Mundial fue un modesto trabajador de la Peugeot que llegó a Uruguay tras viajar durante once días en barco. Lucient Laurent era un delantero veloz, al que apodaban “Petit Lulú”, por su estatura, y que entró en la historia del fútbol gracias a un disparo que sorprendió al arquero mexicano Óscar Bonfiglio, a los 19 minutos del partido disputado en el estadio de Pocitos, antiguo escenario de Peñarol.
Al mismo tiempo que Francia goleaba 4-1 a México, Estados Unidos hacía lo propio con Bélgica (3-0) en el Parque Central, el estadio de Nacional.
BRASIL 1950
Nadie pensaba en el desastre que vendría después. Aquel 24 de junio de 1950 todo era euforia en el Maracaná, el imponente escenario levantado en 667 días para albergar al que para todos era el mejor equipo del mundo. La selección brasileña salió dispuesta a demostrarlo en el debut, pasando por encima (4-0) de un debilitado México: 16 de sus 22 componentes habían padecido anemia.
INGLATERRA 1966
Fue el primer partido inaugural oficial y tuvo una ceremonia acorde a la tradición británica. La reina Isabel bajó al campo para saludar a los jugadores, pero Inglaterra no pudo pasar del 0-0 ante Uruguay. Tras el empate, la prensa inglesa se mofó de Alf Ramsey, el primer entrenador inglés que cobró por dirigir a su selección, quien predijo que Inglaterra ganaría el Mundial, algo que logró tres semanas más tarde.
ESPAÑA 1982
El debut mundialista del histórico Diego Maradona se dio en el partido inaugural de este Mundial, cuando Argentina perdió 0-1 con Bélgica. El 13 de junio de 1982, el Camp Nou esperaba ver la magia de Maradona, pero apareció un tal Erwin Vandervergh, autor del único gol del juego, para opacar al astro argentino.
ITALIA 1990
Otro partido inaugural de Argentina y otra derrota, esta vez a manos de un desconocido Camerún (0-1). El triunfo africano se considera una de las grandes sorpresas de la historia de los Mundiales. Los “Leones Indomables” acabaron el partido con nueve jugadores y, aun así, pudieron resguardar el gol de cabeza logrado en el minuto 66 por Oman Biyik.
EE. UU. 1994
El partido inaugural del mundial estadounidense se jugó en un campo de fútbol americano (el Soldier Field de Chicago), los árbitros vistieron de rojo y los jugadores llevaron su nombre estampado en las camisetas. Alemania se impuso por 1-0 a Bolivia, sumando por primera vez tres puntos por una victoria.
FRANCIA 1998
Aquel 10 de junio de 1998, los jugadores escoceses sorprendieron al mundo al bajarse del autobús vistiendo faldas, un par de horas antes de enfrentar a Brasil en el juego inicial del Mundial. En la cancha, no hubo sorpresas y el conjunto norteño ganó 2-1.
COREA/JAPÓN 2002
El sorprendente Senegal superó (1-0) a una Francia deprimida por la lesión que había sufrido Zinedine Zidane en su último amistoso. Curiosamente, fue un triunfo del fútbol francés: 21 de los 23 senegaleses jugaban en la liga francesa, contra apenas cinco de los convocados por Roger Lemerre, el DT galo.

Estas son las mejores historias que depararon los partidos inaugurales de los Mundiales.

URUGUAY 1930

El autor del primer gol en un Mundial fue un modesto trabajador de la Peugeot que llegó a Uruguay tras viajar durante once días en

Neymar fue la gran figura del día.

Neymar fue la gran figura del día.

barco. Lucient Laurent era un delantero veloz, al que apodaban “Petit Lulú”, por su estatura, y que entró en la historia del fútbol gracias a un disparo que sorprendió al arquero mexicano Óscar Bonfiglio, a los 19 minutos del partido disputado en el estadio de Pocitos, antiguo escenario de Peñarol.

Al mismo tiempo que Francia goleaba 4-1 a México, Estados Unidos hacía lo propio con Bélgica (3-0) en el Parque Central, el estadio de Nacional.

BRASIL 1950

Nadie pensaba en el desastre que vendría después. Aquel 24 de junio de 1950 todo era euforia en el Maracaná, el imponente escenario levantado en 667 días para albergar al que para todos era el mejor equipo del mundo. La selección brasileña salió dispuesta a demostrarlo en el debut, pasando por encima (4-0) de un debilitado México: 16 de sus 22 componentes habían padecido anemia.

INGLATERRA 1966

Fue el primer partido inaugural oficial y tuvo una ceremonia acorde a la tradición británica. La reina Isabel bajó al campo para saludar a los jugadores, pero Inglaterra no pudo pasar del 0-0 ante Uruguay. Tras el empate, la prensa inglesa se mofó de Alf Ramsey, el primer entrenador inglés que cobró por dirigir a su selección, quien predijo que Inglaterra ganaría el Mundial, algo que logró tres semanas más tarde.

ESPAÑA 1982

El debut mundialista del histórico Diego Maradona se dio en el partido inaugural de este Mundial, cuando Argentina perdió 0-1 con Bélgica. El 13 de junio de 1982, el Camp Nou esperaba ver la magia de Maradona, pero apareció un tal Erwin Vandervergh, autor del único gol del juego, para opacar al astro argentino.

ITALIA 1990

Otro partido inaugural de Argentina y otra derrota, esta vez a manos de un desconocido Camerún (0-1). El triunfo africano se considera una de las grandes sorpresas de la historia de los Mundiales. Los “Leones Indomables” acabaron el partido con nueve jugadores y, aun así, pudieron resguardar el gol de cabeza logrado en el minuto 66 por Oman Biyik.

EE. UU. 1994

El partido inaugural del mundial estadounidense se jugó en un campo de fútbol americano (el Soldier Field de Chicago), los árbitros

Brasileños y croatas compartieron las tribunas del Arena Corinthians.

Brasileños y croatas compartieron las tribunas del Arena Corinthians.

vistieron de rojo y los jugadores llevaron su nombre estampado en las camisetas. Alemania se impuso por 1-0 a Bolivia, sumando por primera vez tres puntos por una victoria.

FRANCIA 1998

Aquel 10 de junio de 1998, los jugadores escoceses sorprendieron al mundo al bajarse del autobús vistiendo faldas, un par de horas antes de enfrentar a Brasil en el juego inicial del Mundial. En la cancha, no hubo sorpresas y el conjunto norteño ganó 2-1.

COREA/JAPÓN 2002

El sorprendente Senegal superó (1-0) a una Francia deprimida por la lesión que había sufrido Zinedine Zidane en su último amistoso. Curiosamente, fue un triunfo del fútbol francés: 21 de los 23 senegaleses jugaban en la liga francesa, contra apenas cinco de los convocados por Roger Lemerre, el DT galo.