Lázaro Rondán, autoproclamado “chorro” reclama una compensación por las lesiones recibidas en Punta Carretas

Lázaro Rondán Bordenave 72 años, nació en la Sexta Seccional Policial, en San Antonio y no se ruboriza cuando admite que  su “profesion” es la de “chorro”, eufemismo argentino para no decir directamente “ladrón”.  Tiene huellas de cinco balazos en el cuerpo y la cicatriz de una puñalada a la altura del cuello “esta es la más brava..”, afirma, se la hicieron en Villa Devotto, Argentina, cuando estuvo preso allá.
Alrededor de 15 años atrás, Rondán fue entrevistado por EL PUEBLO, y en la ocasión se ufanaba de haber sido siempre “chorro” , pero tener casa propia… Hoy el motivo que lo acercó nuevamente a nuestra casa periodística, es muy otro. Ya no se ufana de ser chorro y .reclama un resarcimiento, debido a los castigos  que recibió estando preso en la cárcel de Libertad, porque afirma que participó junto a los integrantes del MLN Tupamaros, de la construcción de los dos túneles para la histórica fuga.
A raíz de estos castigos, perdió casi totalmente una vista y está a punto de perder la otra, nos manifestó.
En el diálogo mantenido en EL PUEBLO, Rondán cuenta así sus antecedentes. Estuve preso con los tupamaros y colaboré en las dos fugas, estuve preso como 7 años por rapiña, estaba (Raúl “Bebe”) Sendic, con los que hablaba más era con Luis Dubra y con el “flaco” Zabalsa.
Yo colaboré en las dos fugas, y en una requisa Luis Dubra me dio unos documentos para guardar y me agarró Barretto (era el capo de la requisa), venían cinco milicos y te llevaban a palo para el calabozo.
En ese momento tuve desprendimiento de retina, me llevaban al (hospital de) Clínicas y me dijeron que no había cama entonces la retina disparó y el último que me llevó fue un enfermero que estaba en el Punta Carretas, el “Cholo” Abreu, y había una mujer de color de enfermera, me operaron, pero la vista está perdida.
-¿Que reclama hoy ?
El diputado (Andrés) Lima me aconsejó que entre en la ley de reparación porque me corresponde por los daños que me hicieron.
-¿A qué se dedica?
Estoy pensionado por invalidez, por el ojo. La otra (vista) tiene presión y herpes,  (dolencia) que se puede volver cáncer y quedo ciego.
-Por un lado reclama lo económico y por otro una solución a la salud…
Sí, con esa plata podría atender la salud.
-Hace unos años atrás , se le hizo una entrevista en EL PUEBLO, donde se jactaba de alguna manera de haber sido chorro toda la vida, y de tener casa propia, el mensaje para la juventud era: para que trabajar, estudiar, si siendo chorros, por no decir ladrones podía llegar a tener más… se podía leer así.
Yo no lo dije así, es una rebeldía  que uno lleva, mi padre contrabandeaba por los campos de San Antonio, yo el mensaje que doy ahora es que ninguna droga es buena, yo nunca fumé nunca me drogué.
-Qué evaluación hace ahora a los 72 años de haber sido chorro toda la vida, de no haber estudiado ni trabajado?
Y bueno… pero es  aquella ignorancia… Si pudiera empezar de nuevo trabajaría.
Ud. era rapiñero, ¿mató o hirió alguna vez?
Nunca. Estos gurises de ahora andan locos, drogados y “apretando”, no es así…
¿Recuerda algún robo grande, redituable?
Robé un banco en las Piedras, y traje a mi madre de San Antonio y le compré una casa en Raffo 918, y robé una joyería en Las Piedras, y traje todas las joyas y las regalé a mis familiares, fue en el año 70 creo.
¿Eso nunca se lo quitaron?
650 mil pesos me salió la casa, traje a mi madre para ahí, y las alhajas las repartí.
Después vendí todo.
Sobre las “huellas” de sus andanzas dice…
Yo iba a Buenos Aires y los milicos me pegaron un tiro acá (señala el lugar debajo de la axila), tengo 5 tiros en el cuerpo, y esta (señala) es la puñalada más grande, fue en la cárcel de Devotto.
Yo no le aconsejo a nadie que robe, ni que se drogue, yo tomo vino tinto.
Ahora no hay códigos, la juventud está cambiada, no respetan nada, yo cuando vivía en Montevideo, en la Unión, me decían; “Canario”, no hay códigos ahora. Andábamos robando en ese tiempo en Carrasco, Malvín, Punta Gorda, y traíamos los televisores, parábamos los taxis en Avda. Italia y los traíamos. Nunca robé drogado.
- En este momento quiere que se apuren esos trámites.
Sí, fue Lima que me dijo que me corresponde…
¿Recuerda la primera vez que fue preso, dónde y cómo?
La primera vez que caí fue por desacato, en Salto, en el tiempo de Reyes Terra, después que salí me fui para Montevideo.
-Ser chorro va contra el Estado, contra los derechos, contra las obligaciones, y contra toda la gente decente de este país, y hoy en día le está reclamando al Estado… que está conformado por esa misma gente precisamente ¿qué reflexión hace entonces?
Bueno, pero yo colaboré para que se fueran ellos de Puntas Carretas (los tupamaros que hoy están en el gobierno), el Flaco Zabalsa andaba así de plata (“infla sus bolsillos”), nunca le agarré un peso, nunca. Tabaco, yerba , jabón sí…
Rondán manifiesta también que desde hace varios años ocupa una casa abandonada en calle Piedras, entre Rivera y Varela, propiedad de ANEP y hoy tiene el desalojo pendiente, dado que en virtud de su estado de salud le han dado 40 días más para permanecer allí.

Lázaro Rondán Bordenave 72 años, nació en la Sexta Seccional Policial, en San Antonio y no se ruboriza cuando admite que  su “profesion” es la de “chorro”, eufemismo argentino para no decir directamente “ladrón”.  Tiene huellas de cinco balazos en el cuerpo y la cicatriz de una puñalada a la altura del cuello “esta es la más brava..”, afirma, se la hicieron en Villa Devotto, Argentina, cuando estuvo preso allá.

Alrededor de 15 años atrás, Rondán fue entrevistado por EL PUEBLO, y en la ocasión se ufanaba de haber sido siempre “chorro” , pero tener casa propia… Hoy el motivo que lo acercó nuevamente a nuestra casa periodística, es muy otro. Ya no se ufana de ser chorro y .reclama un resarcimiento, debido a los castigos  que recibió estando preso en la cárcel de Libertad, porque afirma que participó junto a los integrantes del MLN Tupamaros, de la construcción de los dos túneles para la histórica fuga.

A raíz de estos castigos, perdió casi totalmente una vista y está a punto de perder la otra, nos manifestó.

En el diálogo mantenido en EL PUEBLO, Rondán cuenta así sus antecedentes. Estuve preso con los tupamaros y colaboré en las dos fugas, estuve preso como 7 años por rapiña, estaba (Raúl “Bebe”) Sendic, con los que hablaba más era con Luis Dubra y con el “flaco” Zabalsa.

Yo colaboré en las dos fugas, y en una requisa Luis Dubra me dio unos documentos para guardar y me agarró Barretto (era el capo de la requisa), venían cinco milicos y te llevaban a palo para el calabozo.

En ese momento tuve desprendimiento de retina, me llevaban al (hospital de) Clínicas y me dijeron que no había cama entonces la retina disparó y el último que me llevó fue un enfermero que estaba en el Punta Carretas, el “Cholo” Abreu, y había una mujer de color de enfermera, me operaron, pero la vista está perdida.

-¿Que reclama hoy ?

El diputado (Andrés) Lima me aconsejó que entre en la ley de reparación porque me corresponde por los daños que me hicieron.

-¿A qué se dedica?

Estoy pensionado por invalidez, por el ojo. La otra (vista) tiene presión y herpes,  (dolencia) que se puede volver cáncer y quedo ciego.

-Por un lado reclama lo económico y por otro una solución a la salud…

Sí, con esa plata podría atender la salud.

-Hace unos años atrás , se le hizo una entrevista en EL PUEBLO, donde se jactaba de alguna manera de haber sido chorro toda la vida, y de tener casa propia, el mensaje para la juventud era: para que trabajar, estudiar, si siendo chorros, por no decir ladrones podía llegar a tener más… se podía leer así.

Yo no lo dije así, es una rebeldía  que uno lleva, mi padre contrabandeaba por los campos de San Antonio, yo el mensaje que doy ahora es que ninguna droga es buena, yo nunca fumé nunca me drogué.

-Qué evaluación hace ahora a los 72 años de haber sido chorro toda la vida, de no haber estudiado ni trabajado?

Y bueno… pero es  aquella ignorancia… Si pudiera empezar de nuevo trabajaría.

Ud. era rapiñero, ¿mató o hirió alguna vez?

Nunca. Estos gurises de ahora andan locos, drogados y “apretando”, no es así…

¿Recuerda algún robo grande, redituable?

Robé un banco en las Piedras, y traje a mi madre de San Antonio y le compré una casa en Raffo 918, y robé una joyería en Las Piedras, y traje todas las joyas y las regalé a mis familiares, fue en el año 70 creo.

¿Eso nunca se lo quitaron?

650 mil pesos me salió la casa, traje a mi madre para ahí, y las alhajas las repartí.

Después vendí todo.

Sobre las “huellas” de sus andanzas dice…

Yo iba a Buenos Aires y los milicos me pegaron un tiro acá (señala el lugar debajo de la axila), tengo 5 tiros en el cuerpo, y esta (señala) es la puñalada más grande, fue en la cárcel de Devotto.

Yo no le aconsejo a nadie que robe, ni que se drogue, yo tomo vino tinto.

Ahora no hay códigos, la juventud está cambiada, no respetan nada, yo cuando vivía en Montevideo, en la Unión, me decían; “Canario”, no hay códigos ahora. Andábamos robando en ese tiempo en Carrasco, Malvín, Punta Gorda, y traíamos los televisores, parábamos los taxis en Avda. Italia y los traíamos. Nunca robé drogado.

– En este momento quiere que se apuren esos trámites.

Sí, fue Lima que me dijo que me corresponde…

¿Recuerda la primera vez que fue preso, dónde y cómo?

La primera vez que caí fue por desacato, en Salto, en el tiempo de Reyes Terra, después que salí me fui para Montevideo.

-Ser chorro va contra el Estado, contra los derechos, contra las obligaciones, y contra toda la gente decente de este país, y hoy en día le está reclamando al Estado… que está conformado por esa misma gente precisamente ¿qué reflexión hace entonces?

Bueno, pero yo colaboré para que se fueran ellos de Puntas Carretas (los tupamaros que hoy están en el gobierno), el Flaco Zabalsa andaba así de plata (“infla sus bolsillos”), nunca le agarré un peso, nunca. Tabaco, yerba , jabón sí…

Rondán manifiesta también que desde hace varios años ocupa una casa abandonada en calle Piedras, entre Rivera y Varela, propiedad de ANEP y hoy tiene el desalojo pendiente, dado que en virtud de su estado de salud le han dado 40 días más para permanecer allí.