Lección de paciencia

El fútbol no sabe de justicia ni de lógica. Quizás por eso el arquero nigeriano Enyeama, que había sido la gran figura del partido ante Francia, cometió un grosero error a falta de once minutos para el final, dejándole servido el gol de apertura a los galos, quienes sellaron su clasificación a cuartos de final, donde enfrentarán a Alemania.

La selección de Didier Deschamps dio una lección de paciencia ante Nigeria en Brasilia, donde el arquero africano Vincent Enyeama, después de salvar en varias ocasiones a su equipo, propició el primer gol de los galos, con una salida en falso.

Paul Pogba adelantó a los franceses en el minuto 79 y el nigeriano Joseph Yobo, con un gol en contra, sentenció el encuentro en los descuentos, cuando ya todo parecía decidido.

Francia no mostró el fútbol arrollador con el que deslumbró a todos en las dos primeras jornadas del Mundial, pero supo esperar su oportunidad; mientras que Nigeria, pese a su planteamiento ofensivo y valiente, quedó por tercera vez en su historia en la puerta de los cuartos de final de un Mundial.

DE MENOR A MAYOR

Tras un inicio más bien lento, el partido adquirió una velocidad que fue en aumento a lo largo del período inicial. La primera oportunidad clara fue para Francia, cuando Benzema asistió a Giroud, y el disparo de éste se fue muy desviado. Sería casi su única acción de peligro del partido.

Nigeria propuso de nuevo un fútbol con más corazón y físico que orden, y a punto estuvo de marcharse al descanso en ventaja: Emenike mandó la pelota al fondo de la red francesa tras un centro de Ahmed Musea, pero la alegría le duró hasta que el juez de línea levantó la bandera para indicar el finísimo fuera de juego.

La mejor jugada de la primera mitad llegó en el minuto 22, a través de un pared realizada por Pogba y Valbuena, que derivó en la definición de volea del primero, para que se luciera Enyema, con una de sus tantas tapadas del juego.

El partido en Brasilia estaba abierto, con los centrocampistas y delanteros como los principales protagonistas. Los contragolpes eran rápidos y la pelota iba y venía de un lado a otro en transiciones fugaces.

COMPLEMENTO ÁSPERO

La segunda parte comenzó con un ritmo muy diferente debido a un pelotazo que recibió Raphael Varane en la cabeza y una dura entrada de Blaise Matuidi al tobillo de Ogenyi Onazi, que se tuvo que marchar lesionado. Matuidi, que vio la amarilla, bien podría haber sido expulsado por su violenta infracción.

Deschamps movió las piezas a los 62′, colocando a Antoine Griezmann por Giroud, que apenas creó peligro. Sin embargo, la siguiente ocasión fue para Odemwingie, delantero de una Nigeria cada vez más anárquica y peligrosa.

A los 70′, Enyeama le tapó un mano a mano a Benzema, antes de que su compañero Moses rechazara la pelota sobre la misma línea de gol.

A partir de ese momento, Francia tomó la iniciativa del duelo y avasalló la meta de Nigeria: primero con Benzema, luego con un potente disparo de Yohan Cabaye que se estrelló en el horizontal y después con otra acción del delantero del Real Madrid, cuyo cabezazo fue salvado por Enyeama.

El gol estaba al caer. Y cayó a falta de once minutos, cuando el arquero Enyeama, el más acertado de los nigerianos hasta ese momento, salió mal a despejar un córner y permitió a Pogba cabecear casi a placer para inaugurar el marcador del partido y su cuenta particular en los Mundiales.

Enyeama no pareció desanimarse y en el 84′ salvó el 0-2 con una gran estirada, ante un tiro de Griezmann. Pero Francia era la dueña de la pelota en los instantes finales ante una Nigeria sin aire.

Los de Deschamps sellaron la victoria tras un nuevo córner. Esta vez Benzema sacó en corto para Valbuena, que centró buscando encontrar a Girezmann, pero encontró los pies de Yobo, quien al intentar despejar mandó la pelota al fondo de las redes y certificó la clásificación de una Francia que continúa sólida en Brasil.

La selección de Didier Deschamps dio una lección de paciencia ante Nigeria en Brasilia, donde el arquero africano Vincent Enyeama, después de salvar en varias ocasiones a su equipo, propició el primer gol de los galos, con una salida en falso.
Paul Pogba adelantó a los franceses en el minuto 79 y el nigeriano Joseph Yobo, con un gol en contra, sentenció el encuentro en los descuentos, cuando ya todo parecía decidido.
Francia no mostró el fútbol arrollador con el que deslumbró a todos en las dos primeras jornadas del Mundial, pero supo esperar su oportunidad; mientras que Nigeria, pese a su planteamiento ofensivo y valiente, quedó por tercera vez en su historia en la puerta de los cuartos de final de un Mundial.
DE MENOR A MAYOR
Tras un inicio más bien lento, el partido adquirió una velocidad que fue en aumento a lo largo del período inicial. La primera oportunidad clara fue para Francia, cuando Benzema asistió a Giroud, y el disparo de éste se fue muy desviado. Sería casi su única acción de peligro del partido.
Nigeria propuso de nuevo un fútbol con más corazón y físico que orden, y a punto estuvo de marcharse al descanso en ventaja: Emenike mandó la pelota al fondo de la red francesa tras un centro de Ahmed Musea, pero la alegría le duró hasta que el juez de línea levantó la bandera para indicar el finísimo fuera de juego.
La mejor jugada de la primera mitad llegó en el minuto 22, a través de un pared realizada por Pogba y Valbuena, que derivó en la definición de volea del primero, para que se luciera Enyema, con una de sus tantas tapadas del juego.
El partido en Brasilia estaba abierto, con los centrocampistas y delanteros como los principales protagonistas. Los contragolpes eran rápidos y la pelota iba y venía de un lado a otro en transiciones fugaces.
COMPLEMENTO ÁSPERO
La segunda parte comenzó con un ritmo muy diferente debido a un pelotazo que recibió Raphael Varane en la cabeza y una dura entrada de Blaise Matuidi al tobillo de Ogenyi Onazi, que se tuvo que marchar lesionado. Matuidi, que vio la amarilla, bien podría haber sido expulsado por su violenta infracción.
Deschamps movió las piezas a los 62′, colocando a Antoine Griezmann por Giroud, que apenas creó peligro. Sin embargo, la siguiente ocasión fue para Odemwingie, delantero de una Nigeria cada vez más anárquica y peligrosa.
A los 70′, Enyeama le tapó un mano a mano a Benzema, antes de que su compañero Moses rechazara la pelota sobre la misma línea de gol.
A partir de ese momento, Francia tomó la iniciativa del duelo y avasalló la meta de Nigeria: primero con Benzema, luego con un potente disparo de Yohan Cabaye que se estrelló en el horizontal y después con otra acción del delantero del Real Madrid, cuyo cabezazo fue salvado por Enyeama.
El gol estaba al caer. Y cayó a falta de once minutos, cuando el arquero Enyeama, el más acertado de los nigerianos hasta ese momento, salió mal a despejar un córner y permitió a Pogba cabecear casi a placer para inaugurar el marcador del partido y su cuenta particular en los Mundiales.
Enyeama no pareció desanimarse y en el 84′ salvó el 0-2 con una gran estirada, ante un tiro de Griezmann. Pero Francia era la dueña de la pelota en los instantes finales ante una Nigeria sin aire.
Los de Deschamps sellaron la victoria tras un nuevo córner. Esta vez Benzema sacó en corto para Valbuena, que centró buscando encontrar a Girezmann, pero encontró los pies de Yobo, quien al intentar despejar mandó la pelota al fondo de las redes y certificó la clásificación de una Francia que continúa sólida en BraLa selección de Didier Deschamps dio una lección de paciencia ante Nigeria en Brasilia, donde el arquero africano Vincent Enyeama, después de salvar en varias ocasiones a su equipo, propició el primer gol de los galos, con una salida en falsPaul Pogba adelantó a los franceses en el minuto 79 y el nigeriano Joseph Yobo, con un gol en contra, sentenció el encuentro en los descuentos, cuando ya todo parecía decidido.






El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...