Leones nacidos en Salto son liberados en una reserva de los Estados Unidos

Escriben los lectores: ¡Se podía!

Entre la vorágine de la vida de todos los días queremos hacernos

eco de un hecho sin precedentes en nuestro querido Uruguay.

Dos leones del zoo de Paysandú (nacidos en Salto) y uno del zoo de San José lograron su libertad.

Así como es importante: la política, el trabajo de todos los días, la educación, la salud, la violencia doméstica, los asentamientos, etc., etc., los animales también forman parte de nuestra vida y merecen nuestra atención.

Hace 14 años ya! comenzamos en nuestro querido Salto una campaña que parecía descabellada para algunas personas, contando con el apoyo de varias Instituciones.

Fue en el año 2000 que elevamos un proyecto a la Intendencia Municipal de Salto, proponiendo el cierre del zoológico como tal, (y en su lugar la creación de un jardín botánico) derivando los animales exóticos a reservas propiamente acondicionadas y dedicadas a ese fin en otras partes del mundo para su rehabilitación.

La respuesta fue ¡NO!

Comenzamos una campaña de concientización de la población, con entrevistas en las calles, en escuelas a los niños, con notas periodísticas en los medios de comunicación, recolección de firmas para luego ser elevadas a las autoridades de turno de la Intendencia, etc.

A la negativa recibida del Intendente de turno aguardamos la llegada del nuevo Intendente en el año 2006, concertamos una entrevista y presentamos la misma propuesta.  La respuesta instantánea fue no.

Pero es con gran emoción de alegría que el tiempo nos dio la razón: ¡se puede!

El 25 de octubre del año en curso, dos leones del zoo de Paysandú (Sol y Luna) y una leona del zoo de San José fueron trasladados vía aérea para su rehabilitación a la reserva “The Wild Animal Sanctuary”  en Estados Unidos, dedicado exclusivamente a rescatar grandes carnívoros exóticos y en peligro de extinción.

¡Felicitaciones a todos quienes colaboraron para que esto fuera posible!

Sin temor a equivocarnos y como dicen los integrantes de la Asociación Civil Animales Sin Hogar: “Se merecen la libertad que jamás deberíamos haberles arrebatado”.

Fueron ellos que lograron llevar adelante este Gran Paso, pero fueron nuestros pequeños cachorros de leones nacidos en el zoo de Salto que viajan rumbo a su libertad.

Ojalá la historia continúe…

Tengo esperanzas que algún día la autoridades, sus asesores, comprendan la falta de cultura y lo inhumano que es privar de la libertad a animales en  un zoológico.

A las autoridades que nos dieron la espalda les digo a viva voz: ¡Sí, se se podía!

Gracias a este medio de comunicación por publicar esta simple carta.

Perla Marina Tamagno Mandarano.

alasdelibertad@adinet.com.uy

Salto.

ntre la vorágine de la vida de todos los días queremos hacernos
eco de un hecho sin precedentes en nuestro querido Uruguay.
Dos leones del zoo de Paysandú (nacidos en Salto) y uno del zoo de San José lograron su libertad.
Así como es importante: la política, el trabajo de todos los días, la educación, la salud, la violencia doméstica, los asentamientos, etc., etc., los animales también forman parte de nuestra vida y merecen nuestra atención.
Hace 14 años ya! comenzamos en nuestro querido Salto una campaña que parecía descabellada para algunas personas, contando con el apoyo de varias Instituciones.
Fue en el año 2000 que elevamos un proyecto a la Intendencia Municipal de Salto, proponiendo el cierre del zoológico como tal, (y en su lugar la creación de un jardín botánico) derivando los animales exóticos a reservas propiamente acondicionadas y dedicadas a ese fin en otras partes del mundo para su rehabilitación.
La respuesta fue ¡NO!
Comenzamos una campaña de concientización de la población, con entrevistas en las calles, en escuelas a los niños, con notas periodísticas en los medios de comunicación, recolección de firmas para luego ser elevadas a las autoridades de turno de la Intendencia, etc.
A la negativa recibida del Intendente de turno aguardamos la llegada del nuevo Intendente en el año 2006, concertamos una entrevista y presentamos la misma propuesta.  La respuesta instantánea fue no.
Pero es con gran emoción de alegría que el tiempo nos dio la razón: ¡se puede!
El 25 de octubre del año en curso, dos leones del zoo de Paysandú (Sol y Luna) y una leona del zoo de San José fueron trasladados vía aérea para su rehabilitación a la reserva “The Wild Animal Sanctuary”  en Estados Unidos, dedicado exclusivamente a rescatar grandes carnívoros exóticos y en peligro de extinción.
¡Felicitaciones a todos quienes colaboraron para que esto fuera posible!
Sin temor a equivocarnos y como dicen los integrantes de la Asociación Civil Animales Sin Hogar: “Se merecen la libertad que jamás deberíamos haberles arrebatado”.
Fueron ellos que lograron llevar adelante este Gran Paso, pero fueron nuestros pequeños cachorros de leones nacidos en el zoo de Salto que viajan rumbo a su libertad.
Ojalá la historia continúe…
Tengo esperanzas que algún día la autoridades, sus asesores, comprendan la falta de cultura y lo inumano que es privar de la libertad a animales en  un zoológico.
A las autoridades que nos dieron la espalda les digo a viva voz: ¡Sí, se se podía!
Gracias a este medio de comunicación por publicar esta simple carta.
Perla Marina Tamagno Mandarano.
alasdelibertad@adinet.com.uy
Salto.
n