Lic. Madeleine Renom atribuye altas temperaturas a ola de calor que desaparecerá luego de inminentes precipitaciones

Lic. Madeleine Renom atribuye altas temperaturas a ola de calor que desaparecerá luego de inminentes precipitaciones

La Lic. Madeleine Renom, Directora del Departamento de Ciencias de la Atmósfera de la Facultad de Ciencias, hizo algunas precisiones para nuestro medio periodístico con respecto a los sucesos climáticos y la ola de calor que se ha presentado en la región en estos días.

“Entendiendo el advenimiento del verano que comprende los meses de diciembre, enero y febrero es demasiado aventurado hoy hablar de una predictabilidad.

La investigadora atribuyó la presencia de altas temperaturas de estos días a una ola de calor e informó que luego de las precipitaciones previstas para estos días la temperatura volverá a ser acorde al período y más cerca de noviembre “se podrá estimar con menor error”.

Renom hizo referencia al pasado invierno como “un invierno cálido y las perspectivas de esta primavera que involucra septiembre, octubre y noviembre, en cuanto a temperaturas la tendencia se está dando a que esté por arriba de lo normal en los tres meses bloque”.

Específicamente esta situación de calor que se está viviendo estos días y se estima que a partir de hoy ya la lluvia y el pasaje de un frente frío, retornen las temperaturas normales de la época.

En un principio se habló del fenómeno El Niño, que desapareció allá por junio y julio; se pensó que iba a retomar su dinámica para estas épocas y desde el punto de vista dinámico y oceánico, seco.

“Se está dando también lo que se conoce como variabilidad atmosférica y habría que investigar para saber a qué se debe este fenómeno.

El Océano Atlántico cercano a nuestras costas está muy caliente desde principios de enero, lo cual podría generar una cierta influencia de ese tipo de eventos pero hasta el momento es solamente una teoría, no se ha desarrollado aún nada como para confirmar un aspecto científico.

INVESTIGACIONES

Consultada Madeleine Renom con respecto a las investigaciones que están en pie en relación al comportamiento del clima, explicó que se están haciendo investigaciones con respecto a la predictabilidad en cuanto a fenómenos de otros océanos no solo la incidencia de El Niño, sino centrándose también en la actividad del Océano Atlántico y es necesario separar la región norte de la región sur en la predicción climática y las precipitaciones.

La región norte corresponde muy bien a los fenómenos de El Niño, sin embargo las precipitaciones en la región sur no tienen una correlación tan importante.

“Egresa una futura licenciada con su trabajo final viendo la predictabilidad de las precipitaciones en primavera y verano para el sur de Uruguay y por el otro lado se sigue actualizando una base de datos para poder determinar las olas de calor y poder referenciarlas.

Hemos trabajado acerca de la época de diciembre, enero y febrero pero evidentemente hay que comenzar a estudiar a partir de la primera etapa cálida del año.

De todos modos esta ola de calor no tiene el mismo impacto que una ola de calor de enero, “pues el desvío es mucho mayor con respecto a las temperaturas medias de octubre.

Por el otro lado seguimos actualizando una base de datos para poder determinar las olas de calor y aprovecharlas.

Evidentemente hay que empezar a estudiar toda la época cálida del año desde septiembre a marzo y abril.

No es porque esta ola de calor tenga un impacto más grande que una de enero pues el desvío es mucho más grande con respecto a las temperaturas medias de octubre.

También se sigue trabajando en la parte de precipitaciones, “tratando de mejorar la información para poder cuantificar bien desde el fenómeno de días consecutivos secos de precipitaciones intensas, etcétera.

En cuanto a líneas de investigación se siguen desarrollando las mismas y tratando de mejorarlas.

La zona norte que comprende la cuenca del Río Uruguay sufrió las consecuencias del sur de Brasil.

Se dio justamente en esa zona y no sobre todo el territorio nacional.

ACERCA DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Consultada Renom hasta qué punto podemos hablar de un cambio climático señaló que lo que respecta a Uruguay, el patrón de precipitaciones principalmente en el verano, que han aumentado en un 20%, se ha observado que se debe a una mayor frecuencia de eventos extremos lo cual no es bueno porque  se trata de acumulados muy grandes en muy poco tiempo.

En cuanto a las temperaturas extremas se advierte una disminución de días realmente muy cálidos y en el verano no se registran temperaturas tan altas por lo menos teniendo en cuenta los registros del Siglo XX.

En cuanto a proyecciones a futuro, en los modelos coinciden mucho y se mantiene la misma tendencia.

a Lic. Madeleine Renom, Directora del Departamento de Ciencias de la Atmósfera de la Facultad de Ciencias, hizo algunas precisiones para nuestro medio periodístico con respecto a los sucesos climáticos y la ola de calor que se ha presentado en la región en estos días.
“Entendiendo el advenimiento del verano que comprende los meses de diciembre, enero y febrero es demasiado aventurado hoy hablar de una predictabilidad.
La investigadora atribuyó la presencia de altas temperaturas de estos días a una ola de calor e informó que luego de las precipitaciones previstas para estos días la temperatura volverá a ser acorde al período y más cerca de noviembre “se podrá estimar con menor error”.
Renom hizo referencia al pasado invierno como “un invierno cálido y las perspectivas de esta primavera que involucra septiembre, octubre y noviembre, en cuanto a temperaturas la tendencia se está dando a que esté por arriba de lo normal en los tres meses bloque”.
Específicamente esta situación de calor que se está viviendo estos días y se estima que a partir de hoy ya la lluvia y el pasaje de un frente frío, retornen las temperaturas normales de la época.
En un principio se habló del fenómeno El Niño, que desapareció allá por junio y julio; se pensó que iba a retomar su dinámica para estas épocas y desde el punto de vista dinámico y oceánico, seco.
“Se está dando también lo que se conoce como variabilidad atmosférica y habría que investigar para saber a qué se debe este fenómeno.
El Océano Atlántico cercano a nuestras costas está muy caliente desde principios de enero, lo cual podría generar una cierta influencia de ese tipo de eventos pero hasta el momento es solamente una teoría, no se ha desarrollado aún nada como para confirmar un aspecto científico.
INVESTIGACIONES
Consultada Madeleine Renom con respecto a las investigaciones que están en pie en relación al comportamiento del clima, explicó que se están haciendo investigaciones con respecto a la predictabilidad en cuanto a fenómenos de otros océanos no solo la incidencia de El Niño, sino centrándose también en la actividad del Océano Atlántico y es necesario separar la región norte de la región sur en la predicción climática y las precipitaciones.
La región norte corresponde muy bien a los fenómenos de El Niño, sin embargo las precipitaciones en la región sur no tienen una correlación tan importante.
“Egresa una futura licenciada con su trabajo final viendo la predictabilidad de las precipitaciones en primavera y verano para el sur de Uruguay y por el otro lado se sigue actualizando una base de datos para poder determinar las olas de calor y poder referenciarlas.
Hemos trabajado acerca de la época de diciembre, enero y febrero pero evidentemente hay que comenzar a estudiar a partir de la primera etapa cálida del año.
De todos modos esta ola de calor no tiene el mismo impacto que una ola de calor de enero, “pues el desvío es mucho mayor con respecto a las temperaturas medias de octubre.
Por el otro lado seguimos actualizando una base de datos para poder determinar las olas de calor y aprovecharlas.
Evidentemente hay que empezar a estudiar toda la época cálida del año desde septiembre a marzo y abril.
No es porque esta ola de calor tenga un impacto más grande que una de enero pues el desvío es mucho más grande con respecto a las temperaturas medias de octubre.
También se sigue trabajando en la parte de precipitaciones, “tratando de mejorar la información para poder cuantificar bien desde el fenómeno de días consecutivos secos de precipitaciones intensas, etcétera.
En cuanto a líneas de investigación se siguen desarrollando las mismas y tratando de mejorarlas.
La zona norte que comprende la cuenca del Río Uruguay sufrió las consecuencias del sur de Brasil.
Se dio justamente en esa zona y no sobre todo el territorio nacional.
ACERCA DEL
CAMBIO CLIMÁTICO
Consultada Renom hasta qué punto podemos hablar de un cambio climático señaló que lo que respecta a Uruguay, el patrón de precipitaciones principalmente en el verano, que han aumentado en un 20%, se ha observado que se debe a una mayor frecuencia de eventos extremos lo cual no es bueno porque  se trata de acumulados muy grandes en muy poco tiempo.
En cuanto a las temperaturas extremas se advierte una disminución de días realmente muy cálidos y en el verano no se registran temperaturas tan altas por lo menos teniendo en cuenta los registros del Siglo XX.
En cuanto a proyecciones a futuro, en los modelos coinciden mucho y se mantiene la misma tendencia.






El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...