Lic. Manuel Llobet: “Todo es perfectible…no me sumo a aquello de que la sociedad está perdida”

El Licenciado Manuel Llobet – entrevistado por EL PUEBLO – compartió su lectura y análisis de los hechos culturales acaecidos en los últimos tiempos y también sus vivencias personales.
“A nivel cultural, lo cubierto por Salto Sale, la «Fiesta de la X» en Rocha, cubierta los primeros dìas de enero, la exposición de parte de la obra y reproducciones de Salvador Dalí en el recital de Roger Waters en el Estadio Centenario, el Ballet del Sodre y su presentación en nuestro Teatro Larrañaga,el recital de Martinho Da Vila en Montevideo, los 5 años del portal.
Han sido muchos los eventos que se cubrieron el pasado año con el mismo tenor que en el 2017,hasta el gusto de haber estado en festivales gastronòmicos o de cerveza artesanal con lo que eso duele (risas).
Comencé con mi faceta de músico, a tocar en los escenarios, con la banda «Donde Manda Marinero» una experiencia que continuará en el 2019.manuel llobet
Me quedó pendiente la sexta edición del festival gastronómico «Sabores Salteños» que organizo anualmente, así también como el proyecto televisivo que tenía con Salto Sale, aunque estuve haciendo radio en algún que otro micro radial, en el programa de un amigo.
Fue un año donde estuve sobrepasado de tiempo,con varias las actividades a las que dediquè tiempo y créeme que a todas le pongo la misma garra, eso me trajo aparejado verme desbordado. Evidentemente no se puede todo lo que uno quiere por aquello de «el que mucho abarca poco aprieta».
Arranqué el año con una lumbalgia, el cuerpo me está pidiendo que baje la pelota, porque el bobo te puede fallar. O peor, quedar mal del gorro y que te internen en un lugar, donde se escuche a Petinatti todas las tardes o te duerman con canciones de Arjona”.
– ¿En qué cosas seguimos fallando como sociedad?
-”La sociedad la hacemos entre todos, por ende, me disgusta cuando escucho la afirmación reiterada en tercera persona porque viste que la sociedad de Salto es.
La sociedad salteña somos todos los salteños y cuando escucho una afirmación de una de sus falencias generalmente se la realiza como si se estuviera desde otra perspectiva, diferente a la que nos nuclea.
Y es allí, cuando a mi me surge la pregunta: ¿Vos qué hacés para mejorarla?
Una crítica facilista y que lejos de propender al mejoramiento, termina siendo una mirada evasora y conformista.
Hay mucha gente haciendo, creando protegiendo, son parte de la sociedad invisibilizada.
En el facebook de Salto Sale utilizo mucho el concepto de civismo, la forma en la que ejercemos ciudadanía.
Fallamos claro que sí…fallamos como sociedad cuando camiseteamos por Cristina Fernández o por Mauricio Macri(¿?) y somos indiferentes a que en nuestra ciudad, una abuela tire fente a sus nietos un envoltorio de helado en la vía pública.
Fallamos cuando los organismos públicos y privados carecen de supervisación cuando su jefatura es nula fallamos como sociedad cuando mentimos descaradamente una dolencia para faltar a nuestro trabajo gozando de una licencia médica mal habida (licencia que pagamos todos y que nadie hace el estimativo de lo que le cuesta al país por año).
Fallamos como sociedad, cuando nuestros mayores son destinados a geriátricos de mala muerte, pero como son viejos importa poco.
Fallamos como sociedad, cuando consumimos abundante estupidez y nos desinteresamos por cultivarnos y superarnos día a día.
Fallamos cuando los organismos educativos flexibilizan exigencias para alumnos y docentes. Por suerte, son falencias recuperables, el problema es que el gato está ahí hace muchísimos años, han pasado ratones de todos los colores partidarios frente a él, pero nadie se anima a colocarle el cascabel.
Por eso el cambio viene de adentro hacia afuera,debe cambiar el comportamiento individual de la persona para así, evolucionar como colectivo.
El ciudadano debe de cambiar hàbitos y pautas culturales o de conducta tendiendo a superarnos como sociedad y lograr el desarrollo cívico. Igual tengo confianza que las futuras generaciones tendrán la conciencia necesaria para el cuidado de nuestro medio ambiente así como la tienen hoy con la protección de los animales para darte un ejemplo.
Todo es perfectible, no me sumo a aquello de que la sociedad está perdida y mucho menos, decirlo como si estuviera por fuera de la misma.
Importa el problema pero más importa la solución”.
– ¿Qué proyectos se ha planteado para el año en curso?
Proyectar. . . particularmente proyecto siempre, el tema es llevarlos a cabo y tener el tiempo necesario para corresponder debidamente.
Este año por primera vez, sin descuidar mis otras actividades, arranco un proyecto comercial con un socio, que es un amigo primeramente.
Todo emprendimiento que he encarado a lo largo de estos años han sido en forma inividual y es por primera vez que lo hago con un socio.
Como decía, retomar el tema de realizar algún micro televisivo con Salto Sale,cubriendo con la página por todo el país y empezar ya, con la realización de eventos como serà el caso de Sabores Salteños 2019 que el pasado año no logré concretar.
Seguir conociendo gente nueva ,viviendo nuevas noches junto a mis amigos o a mis amigas”.
-Este año es de campañas políticas ¿Qué espera como ciudadano?
Que me voten, tengo un capital humano importante (risas).
Contestando en serio y como observador de las relaciones humanas, lamentablemente espero una campaña con mayor virulencia, tergiversaciòn y a la vez, desinterés por el intercambio argumentativo. No voy a enfocar la respuesta en los actores politicos, sino en la sociedad, en el elector màs que en el elegido y en los medios de comunicación, que es por donde el ciudadano se informa.
Es de suma importancia el comportamiento de los medios de comunicación para mantener el clima cívico, ahondar en análisis y no en el titular malintencionado so consecuencia de defender a tal o cual, o atacarlo.Somos sujetos no objetos, por ende somos «subjetivos». La subjetividad viene dada porque forma parte intrínseca de la persona.
Siempre estamos subjetivando. Me causa gracia cuando leo «periodismo objetivo».
El periodista o comunicador lo que debe ser es honesto. A partir de allí, cualquier subjetividad expresada, cuenta con un respaldo etico y veràz que se impone,guste o no la opinión del periodista.
Como puede haber portales informativos que están para operar por tal o cual candidato,para que luego el mismo, los apoye con pautas publicitarias.
Cuando importa más el chisme político partidario, que un análisis reflexivo,es cuando estamos inmersos en un «bajofondo cultural» y es ese el terreno propicio, para que los lectores se manifiesten irrespetuosamente de un lado y del otro, gozando de la impunidad que hoy día otorgan las redes sociales.
¿Cómo puede ser que se opine sin conocimiento de causa?. Que se diga cualquier disparate, sin tomar recaudos de la consecuencia que puede traer aparejado, dichos comentarios.
Hace mucho, salió un nuevo especímen en nuestra cultura popular , a la que llamo el «Cabecita de Facebook». Personas desinformadas, desinteresadas por formarse culturalmente pero reaccionarios al emitir una opinión a toda noticia que se les presente. Saben poco o nada, pero a la vez creen saberlo todo,utilizan un lenguaje que no solo adolece de una correcta sintaxis (que ya a esta altura no sería lo peor) , sino que el nivel de agravios que profesan por las redes es asqueante. Lo peor del caso, es que nos acostumbramos a este comportamiento.
En cuanto a las relaciones humanas puedo emitir una opinión desde mi perspectiva,siempre estuve en contra de la sacrosanta etiqueta del «Y vos ¿De quién sos». Catalogar a una persona por el partido politico de su preferencia, forma parte parte de una actitud mediocre y sectaria. El encasillamiento sigue siendo responsable del desconocimiento de personas con los valores bien puestos dispuestas a dar una mano al que lo necesite, sin importarle el color politico del otro. Me siento orgulloso de tener amigos de todos los partidos que me aprecian y saben de mi proceder en esta cuestión.
Si recién te conozco, podés pasar conmigo muchos años y jamás te voy a preguntar a cual partido politico votás. Soy consciente de que todos los contextos son distintos y allende de la condiciòn de votante, están la actitudes como persona ,esas serán las que voy a tener en cuenta.
Lamentablemente se ha perdido la reserva y el buen gusto a la hora de hablar de estas cuestiones. A veces pienso: «para que sigue siendo secreto el voto en el Uruguay si pareciera que hoy es más importante manifestar a viva voz de quien sos votante y a quien no votarías».
Este año, a sabiendas de que será un año electoral, me propuse para Salto Sale , tanto en la web como su facebook, arrancar con una campaña por el buen gusto,que el análisis argumentativo le gane al «camiseteo» favoreciendo un intercambio dialéctico basado en la tolerancia y el respeto mutuo.
La politica es una ciencia, basada en la racionalidad y como tal, está en perpetua revisión, no debe ser considerada o analizada desde una mirada pasional.
En conclusión finalizando la respuesta y para llevar lo antedicho a una situación cotidiana y de calle, si me dicen «Manuel me ayudás a empujar el cachilo que me quedé sin marcha».Jamás le voy a preguntar por su condición de votante ,es un conciudadano que precisa ayuda: me arremango y empujo con toda mi fuerza, el día de mañana, el del cachilo puedo ser yo”.







Recepción de Avisos Clasificados