Lima negoció préstamo de hasta 1.000 millones de pesos a pagar en 15 años y municipales cobrarían en pocos días

Lima negoció préstamo de hasta 1.000 millones de pesos  a pagar en 15 años y municipales cobrarían en pocos días

Desde hacía días que estaba previsto que llegaría el anuncio, porque se sabía que la participación del gobierno electo en este tema era clave para que desde el Poder Ejecutivo dieran la orden de que se arribara a una solución.
Así fue que todo estaba encaminado para que después que el sindicato de funcionarios municipales comenzara un paro por tiempo indeterminado y “hasta que cobre el último” de los trabajadores, haciendo sentir su malestar con alto impacto por el tenor de la medida de protesta, la que dejó sin servicios a la población, el Frente Amplio sería quien terminaría dando una solución a esta dramática situación de cesación de pagos en la que se encuentra inmersa la Intendencia de Salto.
Se trata de una cuestión política y también de responsabilidad la que pone al descubierto la solución final a este tema. El intendente electo, Andrés Lima, anunció ayer que consiguió una línea de crédito del orden de los 1.000 millones de pesos uruguayos con el Banco de la República, a pagar a 15 años, con la finalidad de poder sanear la situación y en pocos días hacer frente al pago de los salarios de los trabajadores, pero con ciertas condiciones.
El dinero que corresponde al préstamo concedido por el BROU, no pasará por las arcas de la comuna sino que se depositará directamente en las cuentas de los funcionarios para que los mismos cobren directamente en los cajeros.
Esto es “por la falta de confianza que le tenemos a la actual administración y lo digo públicamente porque ya se lo dije al actual intendente Manuel Barreiro y al exintendente Germán Coutinho en la cara”, dijo el intendente electo, Andrés Lima, quien asumió el compromiso para que la comuna pague la cuota del multimillonario préstamos bancario al que debieron acudir para poder hacer frente al déficit con el que quedó la Intendencia durante la actual administración.
Dijo que si bien todo esto llevará algunos días, porque ayer elaboraron el proyecto para solicitar formalmente los dineros en conjunto con el actual gobierno departamental y el mismo debe ser aprobado por 21 ediles en la Junta Departamental, para lo cual ya descartaron la existencia de los acuerdos interpartidarios para su aprobación, esa resolución debe ir al Tribunal de Cuentas para que el mismo se expida aunque los integrantes del mismo ya están esperando que llegue la resolución de la Junta para aprobarla.
En ese sentido, se trata de un proceso que puede llevar al menos una semana y por lo cual se aguarda que la semana próxima los municipales estén cobrando sus salarios, a esto Lima aclaró que “hablaremos con los funcionarios y les explicaremos cada paso que debe darse para solucionar este tema, luego que el sindicato resuelva si mantiene la medida hasta que el último de los trabajadores cobre su salario como dijeron en la asamblea, o pueda levantarse antes, pero eso lo decidirán ellos”, comentó a EL PUEBLO el intendente electo al finalizar la rueda de prensa.
DRAMA SOCIAL
Durante la misma, acompañado por parte importante de su equipo en la sede departamental del Frente Amplio, Andrés Lima admitió que “debido a nuestra preocupación por la problemática social que se generó por el no pago de los salarios y de retenciones a los funcionarios de la Intendencia, así como también por el endeudamiento muy pronunciado que tiene la comuna y que repercutirá en el próximo gobierno departamental, nosotros no podemos permanecer ajenos y no pronunciarnos en un drama que también está afectando a 400 madres jefas de hogar las que tampoco han cobrado sus pensiones alimenticias, frente a todo esto, fuimos a buscar una solución y nos parece que la misma pasa por la contratación de una línea de crédito por un monto de hasta 1.000 millones de pesos a pagar en un plazo de hasta 15 años”.
Dijo que la solución vino en “en coordinación con el gobierno nacional y como resultado de todas las reuniones que tuvimos con delegados de la OPP, del BROU y del Ministerio de Economía y Finanzas el resultado fue esta línea de crédito que nos han extendido. No significa esto que usaremos los 1.000 millones de pesos, pero será una especie de colchón que vamos a tener, pero en la eventualidad de ser necesario que tengamos que usar parte de este dinero para afrontar algunos compromisos, podemos decir que tenemos esta tranquilidad”.
Informó que de ese monto hará uso en lo inmediato de una suma cercana a los 70 millones de pesos, para “hacer frente al pago de los salarios del mes de mayo de todos los trabajadores de la comuna. Y paralelamente pagar las retenciones al BROU, al Banco Hipotecario, a las cooperativas de consumo como Cosalco y ANDA y pensiones alimenticias a las madres jefas de hogar que están pasando dificultades”. Pero aclaró que esta situación requerirá que el tema pase por la Junta Departamental y que en ese sentido “estamos coordinando el tema con el gobierno saliente, para ponerlo a votación en la Junta Departamental y creemos que podremos encontrar una solución dado que el gobierno actual ya anunció que no tenía los recursos para pagarle el sueldo a los funcionarios y ahora si nosotros logramos poner la solución para que eso pase”.
Y enfatizó: “los salarios se van a pagar porque el gobierno electo contrata un préstamo, pero al mismo hay que devolverlo y lo iremos pagando en cuotas todos los meses durante 15 años, pero la problemática social ha crecido y necesitamos buscar una solución ahora, y no esperar al 9 de julio que es cuando asumamos porque será muy tarde”.
HAMBRE
El futuro jefe comunal dijo que se sintió “conmovido” porque lo visitaron madres de niños que cobran pensiones alimenticias y que al no haber podido percibir los haberes, le dijeron que sus hijos “estaban pasando hambre, y en un país donde ocurre todo lo contrario porque las cosas están bien, con problemas pero bien encaminadas y nadie pasa hambre, en Salto por culpa del gobierno del Partido Colorado hay niños que no comieron y entonces nos pusimos la situación al hombro y pedimos un préstamo para pagarles como corresponde”, declaró.
Mientras los funcionarios continuaron con el paro, Lima se reunió con los comerciantes de termas del Daymán que le manifestaron su preocupación por la situación de clausura de los centros termales, debido al paro de funcionarios. En tanto la ciudad prosigue sin recolección de residuos ni servicio de ómnibus.