“Llora todo el día”, uno de los enfermeros que mató

La abogada del enfermero de 46 años dijo que su estrategia será “atenuar” la posible pena bajo el argumento de la existencia de “trastornos psicológicos y una infancia muy dura”.

Los abogados de los dos enfermeros acusados de asesinar al menos a dieciséis personas que estaban bajo su cuidado centrarán su defensa en los posibles problemas psiquiátricos que pudieran padecer sus patrocinados

Según dijo a Efe Santiago Clavijo, abogado del acusado Marcelo Pereira de 39 años, aparentemente responsable de cinco asesinatos, y de la enfermera que también está siendo procesada por encubrimiento de los crímenes, lo más probable es que cuando se conozca el sumario y se presenten formalmente las acusaciones “en principio vamos a pedir una pericia psiquiátrica para tener una evaluación”.

“Sólo a partir de esa evaluación sabremos que pasos dar”, indicó Clavijo.

Además, el abogado indicó que su trabajo se centrará en proteger los derechos de su defendido, lo que en un primer paso será observar “si es justo el tipo de delito que se le aplica”.

En este sentido, Clavijo adelantó que de momento el proceso se está llevando de forma impecable.

El abogado apuntó que la única confesión de su cliente es que suministró medicación, autorizada en Uruguay pero sin permiso de los médicos tratantes, a las personas que según su criterio tenían dolencias.

“No sabemos más de él. Sigue en prisión y no hemos tenido más contacto desde su declaración. Nosotros estamos preparando su defensa y volveremos a reunirnos cuando esté listo el auto de procesamiento”, indicó.

En cuanto a su otra defendida, Clavijo sí apuntó que presentarán un recurso sobre su acusación de complicidad en los asesinatos.

Por otro lado, Inés Massiotti, la abogada defensora del otro acusado, Juan Ariel Acevedo de 46 años y responsable al parecer de once asesinatos, adelantó en declaraciones a la prensa que su estrategia será “atenuar” la posible pena bajo el argumento de la existencia de “trastornos psicológicos y una infancia muy dura”.

Massiotti, amiga personal del acusado y que desde que aceptó el caso no dejó de hablar con la prensa sobre su patrocinado, indicó que en un principio el enfermero “era consciente de sus actos y es imputable”.Sin embargo, su idea es pedir nuevas pericias en las que se mostró segura de encontrar “indudablemente”, varios trastornos psicológicos por sus largos años de trabajo atendiendo cuidados intensivos y a una muy dura “historia personal”.

Así, indicó que Acevedo que desde que fue detenido “llora todo el día”, se muestra “totalmente arrepentido”, y que “sufría por sus pacientes” a quienes mató por “piedad”.