«Lo mejor es que el BPS lo pague o garantizar un fondo que sea solamente para lo laboral», sostuvo el sindicalista Marcelo di Paola

Pensando en la zafra 2020 de Citrícola Salteña:

Días pasados compartíamos expresiones de Romina Espinosa y Marcelo di Paola, vicepresidente de ADEOMS y representante del sindicato de Citrícola Salteña, respectivamente, en las que plantearon la posición tomada como Mesa Intersindical de Salto acerca de la situación de conflicto de los trabajadores de la mencionada empresa. Cabe recordar que estos mantuvieron durante algo más de veinte días un campamento armado en la puerta de ingreso, a modo de protesta por deudas impagas, hasta que la semana pasada fue aprobado en el Parlamento un fondo de asistencia que ronda los 40 millones de pesos.

Hoy compartimos otras expresiones de Di Paola sobre algunos temas en concreto. Uno de los puntos en los que fue consultado durante la conferencia de prensa del pasado viernes, fue el hecho de que en la negociación entre los trabajadores y el gobierno también participaran directores de la empresa, lo que de alguna forma significaría, para ellos, estar al mismo tiempo de «los dos lados del mostrador». Al respecto sostuvo Di Paola que «frente a la empresa son trabajadores, hay que decir al menos que tampoco estaban cobrando, pero no están en la misma situación económica que los demás trabajadores, el trabajador común lo sufre y ellos no; acá estamos ante una empresa fundida con empresarios que están en una posición económica bastante favorable». Insistió asimismo en que la solución dMarcelo di Paolaada estos días, si bien fue bien recibida, puede definirse como «un mini parche de la solución definitiva sobre la deuda de los trabajadores». Es por eso que si bien el campamento se levantó, el conflicto continúa.

PENSANDO EN 2020
Al preguntársele acerca de qué expectativas tienen de cara al futuro, especialmente pensando en la zafra del presente año, dijo que «hay que ir trabajando con los antecedentes que ahora se dieron con este proyecto de ley y garantizar que en la zafra 2020, de principio a fin, todos los rubros laborales de los trabajadores estén comprendidos. Lo que nosotros entendemos mejor es que el BPS lo pague o garantizar un fondo que sea solamente para lo laboral, y que en el próximo fideicomiso, si realmente se da de esa forma, se incluya la deuda de los trabajadores, que ya la han generado y hoy por hoy la tienen que cobrar».
Considerando que el planteo del Plenario Intersindical, como lo mencionábamos en anteriores ediciones, en líneas generales cuestiona que este fondo de asistencia «es una solución provisoria» y que «se deberían tomar medidas más profundas», fue consultado el sindicalista si esas medidas más de fondo a las que se refieren son concretamente las de una mayor exigencia a la patronal, dijo que «por un lado sí y por otro no». Y explicó que lo importante es que «se encontró, con los tiempos bastante acotados, una solución y que realmente se garantice que el trabajador cobrara, porque renovar un fideicomiso sin garantías no es bueno, eso no garantiza que el trabajador cobre, en cambio de esta forma que se hizo ahora se pensó exclusivamente en que el trabajador cobre».