LOS 66 AÑOS de GRACE JONES: LA DIVA DEL CINEMA SHOW

Un personaje de la música, de la pasarela, de la farándula. Distinta en todo sentido. Verdadera diva del show, auténtica, forjadora del estilo disco por los dancings, sucesora de Donna Summer, triunfadora absoluta en Europa, de una imagen con producción total. Cantante, actriz, bailarina, modelo, animadora, compositora, productora; de talento. Eso la ha llevado a estar posicionada en las pizarras de éxitos en varios países, con muy buenos discos, a trabajar en películas principalmente en Estados Unidos y España, a marcar presencia con su infinita elegancia en desfiles, siendo tapa de afamadas publicaciones: Playboy, Elle y Vogue, a hacer giras, a ser brillante conductora en televisión, y mucho más. Es nacida en Jamaica, más concretamente en Spanish Town, pero reside desde hace muchísimos años en diferentes ciudades del viejo continente.  Graciela Mendoza es su nombre, pero se le conoce como Grace Jones, la negra de presencia imponente.
DE FÍSICO ESCULTURAL
En un día como el de hoy pero hace 66 años llegaba a éste mundo, el 19 de mayo de 1948, la exuberante Grace. Es hija de Marjorie y Robert W. Jones, quien se desempeñaba en la política y también siendo religioso. A la edad de doce años junto a sus padres y su único hermano Christian –hoy obispo Noel Jones- se afincaron en Syracuse, USA, en 1965. Antes de convertirse en una modelo impactante en Nueva York y París, Jones estudió teatro en Onondaga Community College. Finalizando el aprendizaje, comenzó su carrera como modelo, pero su escultural físico como que no encajaba bien en el mercado norteamericano, así que la agencia que la representaba la mandó a Europa, donde el mundo de la moda se rindió a sus pies. Su particular imagen, en determinadas oportunidades se decía erróneamente que era una mujer transexual, la ayudó a hacerse de un nombre en los desfiles de moda de París.  Esa función la obligaba a frecuentes viajes por todo el orbe, lo que le permitió aprender diversos idiomas, entre ellas el japonés. El despegue como cantante coincide con el encuentro en una discoteca con un caballero francés, Jean-Paul Goude, fotógrafo y destacado diseñador. Goude, primero la manejaría –desde su imagen, a sus presentaciones personales- y luego mantendría una relación sentimental con ella, teniendo un hijo, Paulo, quien a su vez en el año 2009 con su pareja tuvo una hija, Athena, convirtiendo a Grace en abuela. Goude, hizo mucho en la producción artística general de Jones. Al poco tiempo, Grace firmó un contrato discográfico con Island Récords y rápidamente consiguió ganarse una gran legión de fanáticos a lo largo y a lo ancho de Nueva York. En el período de tres años, y gracias a los álbumes “Portfolio”, 1977, “Fame”, 1978, y “Muse”, 1979, se afirmó como una de las estrellas más convincentes de la escena dance, imponiendo un estilo absolutamente original. “La vie en rose”, “I need a man”, “Sorry” y “That’s the trouble” se convirtieron en hits fulminantes.  El disco “Warm leatherette”, de 1980, señaló una superación de todo lo grabado anteriormente. Registrado en los famosos Compass Point Studios de Nassau, la producción inauguraba la asociación de Grace Jones con un estimable grupo de músicos constituido por el guitarrista Michael “Mao” Chung, el tecladista Wally Badarou y el dúo jamaicano Sly Dunbar y Robbie Shakespeare, profesionales muy apreciados en el ambiente reggae y maestros en la creación de soluciones sonoras y rítmicas de vanguardia.
CANTANTE
SENSUAL, AGRESIVA
y PROVOCATIVA
“Su voz sensual, agresiva y provocativa, inundaba las radios con su originalidad, reviviendo “Private life” que hicieran The Pretenders, “Love is a drug” himno de Roxy Music y “Breakdown” de Tom Petty. Al toque, realizó “Nightdubbing”, 1981, y “Living my life”, 1982, dos nuevos emprendimientos fonográficos. Incluían los hits “Demolition man”, “Nipple to the bottle”, “My jamaicana guy” y “Pull up to the bumper”; de lo mejor que presentara en sociedad la dama de Jamaica.  A mediados de los 80, Trevor Horn escribió junto a Bruce Woolley, Simon Darlow y Stephen Lipson, “Slave to the rhythm”, siendo ofrecido al grupo británico Frankie Goes to Hollywood. Sin embargo, el proyecto fue dado a Jones, siendo lanzado el álbum “Slave to the rhythm” en 1985. A diferencia de los discos que contienen un repertorio de canciones distintas, “Slave to the rhythm” era un disco conceptual que incluía varias interpretaciones distintas de la misma canción. El tema alcanzó el codiciado número uno en Billboard Hot Dance Club Play, siendo el segundo simple de Jones en alcanzar ese puesto. El álbum fue un éxito de ventas y popularidad. A partir de 1989, su popularidad fue bajando lentamente dentro de la música, pero continuaría lanzando otras realizaciones.
ARNOLD
SCHWARZENEGGER
y JAMES BOND
En el cine debutó en 1973 como actriz en la película “Gordon’s War”, donde estelariza el papel de Mary. En 1984, “Conan, el destructor”, encarnando a la brutal guerrera Zula. Su agresividad en el set fue tal que Arnold Schwarzenegger, protagonista de la cinta, se quejó en repetidas oportunidades de su exceso de dureza y la dificultad de trabajar con alguien tan agresiva. En 1985 intervino en el film James Bond, “Panorama para matar”, mostrando sus cualidades en el cinema.  Llegaría, un año después “Vamp”, donde desempeñaría a una exótica bailarina de cuerpo pintado y equipado con una armadura de alambre.
A mediados de los ochenta, Jones se enamoró de Dolph Lundgren,su guardaespaldas. En 1986 . vivió una historia con Andy Warhol. Durante el rodaje de “Conan, el destructor” conoció a Sven-Ole Thorsen, con quien empezó una relación de amistad. El 24 de febrero de 1996, Grace estaba en el altar: otro guardaespaldas era su nuevo amor, el húngaro -de origen turco-  Atila Altaunbay, quien nació en 1976 y tenía solo 20 años. En 1981 protagonizó un polémico episodio en la tv británica en el que abofeteó en directo al presentador  Russell Harty, porque le había dado la espalda para hablar con otro invitado en su programa. En 1998 la expulsaron durante una actuación en Disneylandia, tras mostrar uno de sus pechos. De momento, entre locuras, fantasías y realidades su zarpada vida transcurre algo alejada de sus actividades.

Un personaje de la música, de la pasarela, de la farándula. Distinta en todo sentido. Verdadera diva del show, auténtica, forjadora del estilo disco por los dancings, sucesora de Donna Summer, triunfadora absoluta en Europa, de una imagen con producción total. Cantante, actriz, bailarina, modelo, animadora, compositora, productora; de talento. Eso la ha llevado a estar posicionada en las pizarras de éxitos en varios países, con muy buenos discos, a trabajar en películas principalmente en Estados Unidos y España, apagemarcar presencia con su infinita elegancia en desfiles, siendo tapa de afamadas publicaciones: Playboy, Elle y Vogue, a hacer giras, a ser brillante conductora en televisión, y mucho más. Es nacida en Jamaica, más concretamente en Spanish Town, pero reside desde hace muchísimos años en diferentes ciudades del viejo continente.  Graciela Mendoza es su nombre, pero se le conoce como Grace Jones, la negra de presencia imponente.

DE FÍSICO ESCULTURAL

En un día como el de hoy pero hace 66 años llegaba a éste mundo, el 19 de mayo de 1948, la exuberante Grace. Es hija de Marjorie y Robert W. Jones, quien se desempeñaba en la política y también siendo religioso. A la edad de doce años junto a sus padres y su único hermano Christian –hoy obispo Noel Jones- se afincaron en Syracuse, USA, en 1965. Antes de convertirse en una modelo impactante en Nueva York y París, Jones estudió teatro en Onondaga Community College. Finalizando el aprendizaje, comenzó su carrera como modelo, pero su escultural físico como que no encajaba bien en el mercado norteamericano, así que la agencia que la representaba la mandó a Europa, donde el mundo de la moda se rindió a sus pies. Su particular imagen, en determinadas oportunidades se decía erróneamente que era una mujer transexual, la ayudó a hacerse de un nombre en los desfiles de moda de París.  Esa función la obligaba a frecuentes viajes por todo el orbe, lo que le permitió aprender diversos idiomas, entre ellas el japonés. El despegue como cantante coincide con el encuentro en una discoteca con un caballero francés, Jean-Paul Goude, fotógrafo y destacado diseñador. Goude, primero la manejaría –desde su imagen, a sus presentaciones personales- y luego mantendría una relación sentimental con ella, teniendo un hijo, Paulo, quien a su vez en el año 2009 con su pareja tuvo una hija, Athena, convirtiendo a Grace en abuela. Goude, hizo mucho en la producción artística general de Jones. Al poco tiempo, Grace firmó un contrato discográfico con Island Récords y rápidamente consiguió ganarse una gran legión de fanáticos a lo largo y a lo ancho de Nueva York. En el período de tres años, y gracias a los álbumes “Portfolio”, 1977, “Fame”, 1978, y “Muse”, 1979, se afirmó como una de las estrellas más convincentes de la escena dance, imponiendo un estilo absolutamente original. “La vie en rose”, “I need a man”, “Sorry” y “That’s the trouble” se convirtieron en hits fulminantes.  El disco “Warm leatherette”, de 1980, señaló una superación de todo lo grabado anteriormente. Registrado en los famosos Compass Point Studios de Nassau, la producción inauguraba la asociación de Grace Jones con un estimable grupo de músicos constituido por el guitarrista Michael “Mao” Chung, el tecladista Wally Badarou y el dúo jamaicano Sly Dunbar y Robbie Shakespeare, profesionales muy apreciados en el ambiente reggae y maestros en la creación de soluciones sonoras y rítmicas de vanguardia.

CANTANTE SENSUAL, AGRESIVA y PROVOCATIVA

“Su voz sensual, agresiva y provocativa, inundaba las radios con su originalidad, reviviendo “Private life” que hicieran The Pretenders, “Love is a drug” himno de Roxy Music y “Breakdown” de Tom Petty. Al toque, realizó “Nightdubbing”, 1981, y “Living my life”, 1982, dos nuevos emprendimientos fonográficos. Incluían los hits “Demolition man”, “Nipple to the bottle”, “My jamaicana guy” y “Pull up to the bumper”; de lo mejor que presentara en sociedad la dama de Jamaica.  A mediados de los 80, Trevor Horn escribió junto a Bruce Woolley, Simon Darlow y Stephen Lipson, “Slave to the rhythm”, siendo ofrecido al grupo británico Frankie Goes to Hollywood. Sin embargo, el proyecto fue dado a Jones, siendo lanzado el álbum “Slave to the rhythm” en 1985. A diferencia de los discos que contienen un repertorio de canciones distintas, “Slave to the rhythm” era un disco conceptual que incluía varias interpretaciones distintas de la misma canción. El tema alcanzó el codiciado número uno en Billboard Hot Dance Club Play, siendo el segundo simple de Jones en alcanzar ese puesto. El álbum fue un éxito de ventas y popularidad. A partir de 1989, su popularidad fue bajando lentamente dentro de la música, pero continuaría lanzando otras realizaciones.

ARNOLD SCHWARZENEGGER y JAMES BOND

En el cine debutó en 1973 como actriz en la película “Gordon’s War”, donde estelariza el papel de Mary. En 1984, “Conan, el destructor”, encarnando a la brutal guerrera Zula. Su agresividad en el set fue tal que Arnold Schwarzenegger, protagonista de la cinta, se quejó en repetidas oportunidades de su exceso de dureza y la dificultad de trabajar con alguien tan agresiva. En 1985 intervino en el film James Bond, “Panorama para matar”, mostrando sus cualidades en el cinema.  Llegaría, un año después “Vamp”, donde desempeñaría a una exótica bailarina de cuerpo pintado y equipado con una armadura de alambre.

A mediados de los ochenta, Jones se enamoró de Dolph Lundgren,su guardaespaldas. En 1986 . vivió una historia con Andy Warhol. Durante el rodaje de “Conan, el destructor” conoció a Sven-Ole Thorsen, con quien empezó una relación de amistad. El 24 de febrero de 1996, Grace estaba en el altar: otro guardaespaldas era su nuevo amor, el húngaro -de origen turco-  Atila Altaunbay, quien nació en 1976 y tenía solo 20 años. En 1981 protagonizó un polémico episodio en la tv británica en el que abofeteó en directo al presentador  Russell Harty, porque le había dado la espalda para hablar con otro invitado en su programa. En 1998 la expulsaron durante una actuación en Disneylandia, tras mostrar uno de sus pechos. De momento, entre locuras, fantasías y realidades su zarpada vida transcurre algo alejada de sus actividades.







Recepción de Avisos Clasificados