Los blancos quieren potenciar la figura del jefe de las comisarías para que pase a ser el referente del barrio

El ex Comisionado Parlamentario para el sistema penitenciario y actual referente en temas de seguridad del sector Todos que lidera Luis Lacalle Pou, el abogado Álvaro Garcé, estuvo en Salto días pasados, como integrante del equipo técnico de ese sector que estuvo visitando la ciudad y recogiendo las inquietudes de la población. garce - copia

En diálogo con EL PUEBLO luego de dar una conferencia de prensa, Garcé dijo que uno de los aspectos que refieren a ese pacto para restablecer la confianza entre las autoridades y la población que propone, es potenciar la imagen de los “jefes de las comisarías para que vuelvan a ser referentes del barrio o de la comunidad de la que forman parte”.
Garcé dijo a este diario que “ese aspecto es muy importante, porque es una forma en la que el representante de la Policía ante los vecinos, genera un acercamiento y un trato que inspire respeto y garantía a los integrantes de un barrio o de una zona, cuando están asustados por la delincuencia y por la falta de respuestas del estado en este caso. Por eso es algo que queremos impulsar”.

¿Qué opinión tienen respecto al pasaje de las cárceles del Ministerio del Interior al de Educación y Cultura?
El planteo del Presidente Tabaré Vázquez de que las cárceles pasen del Ministerio del Interior al Ministerio de Educación y Cultura, en estos momentos, nos parece un acto de irresponsabilidad carente de realismo. Todos estamos de acuerdo en el objetivo final, que las cárceles salgan del Ministerio del Interior, pero, esa es una transición que hay que hacerla responsablemente; hay que hacerla de un modo ordenado y planificado.
Los países que han ensayado cambios institucionales en el sistema penitenciario, lo han hecho, por lo menos, en cuatro o cinco años y, en algunos casos, en más tiempo. Es decir; mandar un proyecto de ley al Parlamento y decir que todo se va a solucionar, porque ahora sí se va a trabajar en la rehabilitación; porque ahora sí, se va a apuntar a la inclusión de las personas que están privadas de libertad; por sí solo, no representa ningún avance; en todo caso, parecería ser una especie de solución mágica.
Las cárceles deberán salir de la órbita del Ministerio del Interior; habrá que ver a qué espacio institucional, pero, en ningún caso, es razonable pensar que eso se pueda hacer en el año 2021, como está planteado por el Poder Ejecutivo. Si nos dice: vamos a trabajar seriamente, acordando los términos, asegurando los recursos y previendo todo lo necesario; para finales del próximo período de gobierno, de repente, sería factible.
Nuestra postura en este sentido, no es en contra de la salida de las cárceles de la órbita del Ministerio del Interior; sino que, en este momento, cuando las cárceles están en el peor momento de la violencia, el peor de su historia, nos parece que no es el mejor momento, ni el más apropiado para plantearlo.

Para que los uruguayos vivan más seguros, ¿cómo hay que hacer?
Parecería que en esto habría que hacerse como con la computadora, habría que reiniciar; habría que dar un cambio muy profundo, radical de raíz, y hay que ser proactivo en el tema de la seguridad del Uruguay.
Uruguay está enfrentando en este momento una verdadera crisis en la seguridad; lo hemos visto no solamente en las estadísticas del Ministerio del Interior, sino que, sobre todo, en la realidad, recorriendo los distintos departamentos. La situación es peor aún de lo que indican las estadísticas del Ministerio del Interior, por una sencilla razón; hay muchísimos delitos que no se denuncian; hay rapiñas, hay hurtos, hay delitos que no llegan a conocimiento de la autoridad. Por lo tanto, cuando se nos dice que las rapiñas han aumentado más de un 50%, sin duda que eso es verdad, pero, en todo caso, es una parte de la verdad.

¿Qué hay que hacer para estar mejor en materia de seguridad? Hay que hacer varias cosas. Primero, hay que restablecer un pacto de confianza entre la ciudadanía y las autoridades encargadas de la seguridad; y, hoy, en general, las personas no confían en la conducción de la política de seguridad. Entonces, lo primero, pasa por restablecer esa confianza. Y, además, es indispensable recuperar el respaldo a la policía, para que pueda actuar dentro de la ley, aplicando la ley, con firmeza; y, en ese sentido, nosotros hemos visto un Estado y en particular, un Ministerio del Interior que ha ido retrocediendo, que ha ido dejando espacios, y, esos espacios han sido aprovechados de forma oportunista por quienes sí están organizados para aprovechar lo que es el crimen organizado. Entonces, yo diría que, pasa por allí, por más prevención, represión del delito dentro de la ley, y, sobretodo, también, rehabilitación de aquellas personas que delinquen, y que es forzoso que vayan a volver a la sociedad.

¿La cantidad de policías que hay en Uruguay es acorde a la necesidad?
No es inadecuada la cantidad de policías. Uruguay tienen proporcionalmente a su población una tasa de efectivos policiales de las más altas de la región; Uruguay tiene más policías por habitantes, que España o Estados Unidos, por ejemplo. Entonces, al mismo tiempo, vemos que la gente pregunta dónde está la policía. El problema pasa por la gestión.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...