Los Centros de Atención Ciudadana pasarán a depender de las Intendencias, en Salto funcionan dos de estas oficinas

El primer CAC del país fue inaugurado en Colonia Lavalleja en 2007.

Los CAC, son los Centros de Atención Ciudadana que dependen del gobierno central. En Salto funciona uno de estos en el Barrio Artigas y otro en Colonia Lavalleja, que fue inaugurado en el año 2007 como el primero de esta naturaleza en todo el país y para ello estuvo presente el entonces vicepresidente de la República, Rodolfo Nin Novoa y muchas autoridades nacionales.
Esos lugares se hicieron para que la gente que no puede acceder fácilmente a una oficina pública concurra y pueda hacer un trámite, desde una partida de nacimiento hasta solucionar una deuda con el Estado.
Ante la necesidad de implementar un nuevo modelo de gestión con un servicio personalizado, de calidad y con calidez, con instalaciones confortables por su estética y armonía, con diseños estandarizados orientados a satisfacer las necesidades de la ciudadanía.
Es así que un decreto faculta a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto de la Presidencia de la República (OPP) a crear los centros mediante la desconcentración de los trámites administrativos que se realizan ante las diversas reparticiones de la administración, en todo el territorio nacional.
Los centros no dependerán más ahora de la OPP y existe la intención, inquietud llevada al Congreso de Intendentes, de que pasen a la jurisdicción departamental. La OPP suscribe el Convenio Marco de Racionalización de Recursos con ANC, AFE, ANTEL, BCU, BHU, BROU, BSE, BPS,
OSE, UTE, la ANP y realiza los convenios con los gobiernos departamentales y sus anexos que permiten que diversos entes públicos puedan compartir espacios físicos.
Los centros CAC tienen como objetivo descentralizar los servicios relativos a trámites de ministerios, empresas públicas y gobiernos departamentales. Esto permite que las personas que habitan zonas alejadas de las ciudades o zonas residenciales de la periferia urbana y en ocasiones tienen que trasladarse para acceder a información o realizar trámites en organismos públicos, puedan acceder a estos a través de los centros de atención más cercanos.
En un entorno que permite el acercamiento real entre el Estado y el ciudadano, se posibilita la universalización del acceso a los trámites públicos, a partir del uso de tecnologías de la información.
Uno de los principales desafíos que plantea este proyecto refiere al cambio en la mirada: incorporar la perspectiva de la ciudadanía exige entender qué necesidades busca satisfacer al acercarse al Estado y por eso no son solamente unas Oficinas Públicas donde se realizan trámites, es mucho más que eso, es el lugar de referencia donde concurren los ciudadanos de estas localidades o barrios periféricos con deficiencias de servicios, a plantear sus inquietudes, realizar sus gestiones, pagos, cobros y reclamos, despejan sus dudas buscando información, porque allí se abren las ventanas hacia diferentes áreas del estado.
“Un CAC tiene como base fundamental el aporte social y humano a la comunidad donde está inserto, dónde encuentran funcionarios que se apropian de la gestión defendiendo sus derechos. Los CAC no solo están pensados para realizar trámites del Estado sino para fomentar el desarrollo local desde lo institucional, optimizando los recursos del Estado trabajando en red con instituciones y comisiones de referencia de cada localidad”, indicó a EL PUEBLO Oscar Medina, responsable de estas políticas.
LOS CAC COMO ESTRATEGIA DE DESARROLLO LOCAL O BARRIAL
Bien se sabe que en un país pequeño como el nuestro no podemos darnos el lujo de vulnerabilizar el interior, ni los barrios establecidos en la periferia de la ciudad o pequeñas localidades cercanas.
Más que nada al productor familiar o pequeños comerciantes que es al que más le afecta o beneficia el cambio de políticas de descentralización. Si se deja de lado estas políticas se deja de lado a los sectores productivos que son más vulnerables.
Si no se toman acciones y decisiones para contemplarlas también se está perjudicando a estos sectores. Una localidad o un barrio con los medios necesarios para fomentar su crecimiento, es potencialmente productiva. En los CAC se impulsa la iniciativa de descentralización administrativa y participación ciudadana siendo partícipes del desarrollo local o barrial.
“Los ejecutivos nos hemos preparado, hemos realizado cursos, nos hemos apropiado del desafío, tenemos experiencia y vocación de servicio demostrada. Aprendimos sobre calidad de atención ciudadana, cómo conectarnos con los sistemas de gobierno electrónico, con los actores locales e institucionales, cómo medir la calidad de atención autoevaluándonos, mejorando la productividad de cada uno, aceptando las sugerencias de mejora”.
Los CAC están dentro de los mejores programas que se han instrumentado dentro del marco de la descentralización y el acercamiento a la ciudadanía. Prestan un invalorable servicio a quienes viven en el verdadero “Uruguay profundo” o en barrios de gente trabajadora, que cuentan con pocos recursos y escasos servicios.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...