“Los concursos para seleccionar jerarcas en ASSE, me parecen muy buenos, los esperaba hace tiempo”, dijo

Dra. Mónica Xavier – Senadora Partido Socialista – Frente Amplio

En su reciente visita a Salto, la Senadora y expresidente del Frente Amplio, Dra. Mónica Xavier, dialogó con EL PUEBLO, refiriéndose a distintos temas de la actualidad.
El intercambio de pareceres dentro del Frente Amplio respecto al TLC con Chile, ¿puede llegar a constituir una fractura de la coalición de gobierno o simplemente se trata de una de las tantas diferencias?Senadora Mónica Xavier
Es una diferencia que amerita una mayor discusión, mayor información y la conciencia de que, estas decisiones, se deben tomar con sociedades que realmente entiendan las cosas que están en juego. Yo no minimizo en absoluto, el valor de la discusión, porque me parece que nos debe de enorgullecer a los frenteamplistas, el que podamos tener instancias en las que el partido nos reclame mayor debate. Uno puede compararlo al momento en que se discutió sobre el Mercosur, que, como fuerza política, el Frente Amplio tenía enormes dudas; donde hubo muchas instancias para intercambiar pareceres. Y bueno, eso ha quedado en el olvido y hoy, para nosotros es muy importante apoyarnos en la plataforma del Mercosur, no sólo porque ya estamos allí, y es bueno profundizarlo, a pesar de las dificultades que ha venido teniendo en los últimos tiempos; sino, porque, para pesar en este mundo globalizado, las regiones ayudan en particular a países de dimensión escaza como el nuestro y con una población baja.
Por eso, creo que, en este cuarto intermedio, debemos hacer una pausa activa en materia de información; las ha habido, no suficiente para muchos compañeros, entonces, es importante dar respuestas a los mismos.
¿Qué supone el acuerdo?
Que nosotros sigamos sumando herramientas -ya tenemos cuatro que son leyes-, acuerdos importantes con Chile, y este, puede continuar con ese camino, con un país que tiene una estrategia distinta a la nuestra. Que estemos acordando con Chile, no quiere decir que compartamos su estrategia, que también tiene una historia que hay que reconocer: en la dictadura de Pinochet, hubo mucha apertura económica, con la que las fuerzas de izquierda y progresistas posteriores, decidieron continuar, con una idea que fue indiscriminada y desarmó mucho la industrialización de Chile. La estrategia de inserción de Chile, es con todo el mundo; no es así la estrategia de Uruguay, que sigue privilegiando la plataforma del Mercosur, por más difícil momento que esté pasando. Además, Chile es un país asociado al Mercosur, pero, esto nos estaría posibilitando, que podamos colocar en ese mundo con el cual Chile tiene amplio relacionamiento, productos sin entrar en contradicción; por ejemplo, los cítricos, si bien en otro momento sí lo fueron; los vinos; etc.
Entonces, hay una serie de aspectos que tiene que ver con los bienes, que hoy ya están liberados a arancel 0; desde ese punto de vista, no estaríamos necesitando muchas más herramientas. Pero, sí las estamos necesitando, desde el punto de vista de servicios. Uruguay es muy competitivo en materia de software y puede serlo aún más, con este acuerdo. En este sentido, nosotros tenemos en esa área, un desempleo 0, y además, toda una política pública en función de que nuestros niños y jóvenes se enfilen hacia las cuestiones que tienen que ver con todo el mundo digital.
Para Uruguay, no hay destino en materia de competencia en cantidad; nosotros tenemos que ofrecer calidad. No sólo por el número de habitantes que somos; también, porque ello conlleva un empleo de calidad para la gente.
Hay temores, sí los hay; podríamos votar este tipo de acuerdos con una gran potencia, seguramente, no. Hay diferencia con hacerlo con un país de la región y, en cierta forma, parecido al nuestro, por eso, creo que es un acuerdo que, desde el punto de vista institucional, es importante ratificar, porque de votar negativamente, nos vamos de una decisión tomada por el gobierno nacional, en base al entendimiento de que no vulnera el programa del Frente Amplio.
Requerimos que nuestra matriz de producción se diversifique mucho más y darle valor a nuestros productos. No podemos concebir a una Latinoamérica exclusivamente como la fuente de recursos naturales que otros continentes no tienen; tenemos que desarrollar a nuestra Latinoamérica, industrializando nosotros mismos, o, insertándonos en esas cadenas de valor, que nos den trabajos de mayor calidad.
Como médica, ¿ve con buenos ojos los cambios efectuados en Asse y la implementación de concursos para acceder a la dirección de los Hospitales?
Me parece que hay una apuesta que comparto. El punto de los concursos para seleccionar jerarcas, me parece un mecanismo que es muy bueno, lo estaba esperando hace tiempo. Creo que las primeras etapas de la reforma de la salud se debían garantizar con personas que sintonizaran con la reforma –no es que la misma este hecha, se hace todos los días-, pero, me parece que se debía cambiar el mecanismo de selección, y el concurso, me parece que es el camino más idóneo. Sé, de todas maneras, que muchas veces dichos concursos son recurridos por quienes no lo ganan, a veces legítimamente y otras veces no. Espero que se puedan dar con la transparencia que dé garantías a todo el mundo, y que tengamos un mecanismo más exigente, porque eso es lo que tienen ir avanzando en estas reformas. Cada vez nos debemos exigir mejores respuestas, y la de seleccionar mediante el mecanismo del concurso, me parece muy importante. Creo que es una etapa diferente, y hay que estar a la altura de cada una de las etapas en que las reformas deben seguir avanzando, porque son procesos.
¿Qué está fallando a la hora de contrarrestar la violencia de género?
En primer término, le puedo decir que es un problema estructural; de una sociedad organizada de manera patriarcal, que es la historia de siglos. Hay que reconocer que eso es así, para darse cuenta que, son necesarias e imprescindibles las leyes, las políticas públicas que las implementen, pero todo eso, debe coadyuvar a un cambio en la cultura de la sociedad. Construir sociedades más igualitarias desde el punto de vista del género y, también, de las generaciones.
La leyes, a mi juicio, tanto la de tipificación del femicidio, como un homicidio agravado, como la ley integral de violencia, eran requeridas por el ordenamiento jurídico. Son diferentes, por una cuestión de procesos legislativos, porque, en realidad, constituyen un mismo acuerdo; así venía en la ley integral originariamente. Que hay problemas en la aplicación de las leyes; sin dudas. Y yo, lo que he dicho, es que, la dificultad para implementar la ley integral de violencia de género, no es exclusivamente un tema de recursos. Que lo es, también, y por eso, los socialistas, definimos en nuestra última dirección, que en el análisis de rendición de cuentas, vamos a observar que en cada uno de los organismos que deba dar una respuesta a esta dura temática, se le suministren los recursos necesarios para hacerlo. Pero, no puede ser una excusa.
(Entrevista Dr. Adrián Báez)







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...