Los Derechos Humanos deben plasmarse, y no ser solo una “declaración”, expresó

Nelson Villarreal, Secretario de DDHH de presidencia en Salto

Podría decirse que es inagotable la fe de los representantes de las distintas grey religiosas que se han unido en lo que llaman Grupo Ecuménico, quienes cada año al final del mismo, realizan una actividad con el fin de unir al mundo cristiano y plantear los valores que entienden que le son comunes.
En ese aspecto, es que este Grupo en el que confluyen los representantes de las iglesias Católica, Anglicana y Metodista, organizaron días pasados una actividad que se cumplió en la Sede Salto de la Universidad de la República, con la presencia del Secretario de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, Nelson Villarreal, quien comentó cuáles son los aspectos en los que trabaja la secretaría de la que se ha hecho cargo, tras el alejamiento de Javier Miranda, quien fue ungido como presidente del Frente Amplio en las elecciones del pasado mes de julio. En ese aspecto, Villarreal, abogado de profesión viajó a Salto invitado por las comunidades ecuménicas con el fin de hablar de las políticas de derechos humanos que desarrolla la Presidencia de la República.
Ante un salón repleto entre los que estaban periodistas de EL PUEBLO, en un acto de importancia para reconocer la importancia de los derechos humanos y la postura del gobierno uruguayo respecto a los mismos, Villarreal habló sobre este asunto.
VIGENCIA
“Los derechos humanos son básicamente una conquista de los pueblos, en ese sentido hay que incorporarlos para lograr la igualdad, la diversidad para eso hay que conciliar la construcción de institucionalidad con el compromiso efectivo de los ciudadanos, porque sino lo que se pueda estar produciendo es algo nominativo, por tanto la construcción de los derechos humanos reclama necesariamente que incorporemos la relación con el otro”, dijo Villarreal.
Sostuvo que los derechos humanos “son un proceso de contradicción de las sociedades que buscan legitimar condiciones de acceso a la igualdad, pero si estos son solamente una construcción de ideas y de instituciones probablemente se transformen en un imaginario que no permitan lograr el acceso a la igualdad y la inclusión social que tanto reclamamos como sociedad”.
La Secretaría de Derechos Humanos de la Presidencia de la República que presidió en su momento el actual presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, tuvo a su cargo el realojamiento en Salto de la familia siria Al Shebli, que se encuentra radicada en una chacra de la Colonia Osimani.
Sin embargo, esta familia de refugiados sirios ha cuestionado el apoyo estatal recibido y ha mencionado en reiteradas ocasiones que las políticas de inclusión social no les han alcanzado, ya que aún hoy cuentan con dificultades para reinsertarse socialmente. “Los derechos humanos tienen que aceptar diversidad de formas de apropiarse de la condición fundamental de los mismos que es la dignidad propia de las personas que no puede ser consignada, y no como una declaración abstracta sino como un caso concreto, porque no sirve de nada que los seres humanos tengamos dignidad, sino tenemos acceso a la educación, a la salud, a la vivienda, etc.”, especifícó Villarreal.