Los descendientes de los hermanos Prati se mostraron muy emocionados y orgullosos del reconocimiento a su familia

La firma del pacto de amistad entre la Intendencia de Salto y la comunidad de Caldonazzo (Italia) significó a su vez un homenaje a los hermanos Prati en virtud de su legado artístico a nuestra tierra, por el vínculo que los gemelos generaron entre Uruguay e Italia a través de su arte.
Durante la actividad que se desarrolló en el Palacio Córdoba estuvieron presentes algunos de los descendientes más próximos a los artistas y en diálogo con EL PUEBLO se refirieron a la vida de los gemelos, su obra y lo que significa para ellos llevar el apellido Prati.

José María Prati, Blanca Prati, Edmundo Rodríguez Prati y Gustavo Prati, descendientes y familiares de quienes dejaron un invaluable legado artístico para Salto.

José María Prati, Blanca Prati, Edmundo Rodríguez Prati y Gustavo Prati, descendientes y familiares de quienes dejaron un invaluable legado artístico para Salto.

“A Salto vinieron los gemelos Prati en 1909, unos años después vino un primo hermano de ellos, Aldo Elindo, hijo de otro pintor italiano y esa es la rama de José y de Andrés Prati y otra rama de los Prati que vive en nuestra ciudad. En Italia habían otros primos hermanos y Blanca es hija de Mirco Prati, que era sobrino de los artistas Prati, son de la otra generación”, comenzó diciendo el arquitecto Edmundo Rodríguez Prati, lo que daba cuenta de lo complejo del árbol genealógico que esta línea de artistas generó.
“El escultor (Edmundo) tuvo descendencia que fallecieron siendo niños y del pintor (Eriberto), somos ocho primos hermanos”, aclaró el arquitecto para ir dejando en claro la descendencia de los gemelos.
BLANCA PRATI
Blanca nació en Montevideo pero se volvió a vivir a Italia y el regreso para presenciar la firma del pacto de amistad entre Salto y la provincia de Caldonazzo fue un momento muy emotivo para ella.
“Nosotros nos fuimos a Italia en 1974. Después yo volví con mi marido en 1988 y no regresamos hasta ahora. Hacía muchísimo tiempo que no venía a Uruguay, pero nuestros primos van seguido, un poco para conocer el lugar donde nacieron sus ascendientes, por eso siempre los llevamos a visitar los lugares que ellos frecuentaban”, explicó Blanca.
“Yo vivo en un pueblo muy cerca de Caldonazzo, que está a 10 km y volver a Uruguay para mí fue algo de muchísima emoción, fue hermoso”, agregó.
Sobre su ascendencia, comentó que cuando su padre y su madre llegaron a Italia, la familia, el abuelo y abuela de Edmundo (Rodríguez Prati) los adoptaron. “Para mí Eriberto y Rosario eran mis abuelos y los hijos de ellos eran mis tíos y ahora ellos son mis primos (dijo señalando al arquitecto) con mucho orgullo. “Nosotros sentimos muy fuerte la relación con ellos porque son las personas con las que crecimos e hicimos muchas cosas juntos”, puntualizó.
JOSÉ MARÍA PRATI
“Yo soy hijo de Lindo, italiano puro, porque nunca renunció a su ciudadanía y su último deseo fue que lo llevaran a Caldonazo”, dijo José María (que actualmente reside en Salto) sobre sus ascendientes
EDMUNDO
RODRÍGUEZ PRATI
El arquitecto y docente Edmundo Rodríguez Prati, es descendiente directo de Eriberto, quien era su abuelo y a su vez Edmundo, era su tío abuelo.
“Cuando ellos vinieron acá, traían oficios de pintores decorativos que acá no se conocían por eso se les encargó realizar la decoración del Ateneo de Salto, después en la Sociedad Italiana y en muchas residencias privadas. Tiempo después el abuelo, Eriberto, que era el pintor, comenzó a dar clases en el IPOLL y en la UTU, entonces fue -el gringo Pratti- el profesor de dibujo de varias generaciones de salteños durante por lo menos 30 años”, dijo sobre los gemelos.
“Nosotros de alguna manera siempre estuvimos muy vinculados al arte y la arquitectura, mi padre fue arquitecto, el pintor Rodríguez Musmanno fue primo de mi padre, así que en mi caso por ambas familias me tocó estar muy vinculado al arte y la docencia”, agregó.
GUSTAVO PRATI
Finalmente, Gustavo Prati, descendiente de los Prati por la línea de Eriberto, es sobrino nieto de Edmundo y nieto de Eriberto Prati, el pintor. Gustavo actualmente vive en Montevideo y se mostró también muy emocionado de recordar a sus antepasados durante la firma del pacto de amistad.
EL LEGADO DE LOS
HERMANOS PRATI
Los mellizos Pratti, Eriberto (pintor) y Edmundo (escultor), nacieron en Paysandú (Uruguay) un 17 de abril de 1889, al poco tiempo fueron llevados a Italia donde se criaron junto a sus tíos y familiares, todos vinculados al arte. Al tiempo, regresaron a Uruguay donde desarrollaron una extensa actividad artística. Ambos fallecieron en el mismo año, 1970.
Resulta muy interesante la historia de la familia Prati, entre otras cosas porque es la única familia trentina (Trento, provincia italiana) cuyo legado artistístico dejó sus huellas en Europa y América.
En Salto, los Prati tenían una gran cantidad de primos con los que inventaban proyectos de navegación, de agricultura, pero sobre todo se dedicaron al arte, innovando con los conocimientos y las técnicas decorativas provenientes de Europa.
ALGUNAS DE SUS OBRAS MÁS DESTACADAS
Entre las obras que los Pratti dejaron en Salto, se destaca la pintura de los techos del Ateneo en 1911, de la Sede de la Sociedad Italiana en 1918 (ahí pintan alegorías de distintas provincias de Italia). El mástil de la plaza Italia (de 30 metros de alto y hecho en bronce). El monumento al prócer Gral. José Artigas en la plaza Artigas, en lo que es una obra de una escala monumental, hechos y fundidos en la ciudad de Florencia (Italia). Sus obras llegan incluso al Palacio Legislativo a través del encargo del profesor Moretti.







Recepción de Avisos Clasificados