Los docentes de Enfermería siguen en conflicto y los estudiantes evalúan que repondrán clases en verano

Mientras continúa el conflicto en la Facultad de Enfermería en la Regional Norte de la Universidad de la República, cuyos docentes están en huelga reclamando que se cumpla con la recontratación de varios cargos que habrían sido cesados por el Consejo de esa Facultad, los estudiantes aguardan con paciencia la resolución del problema y estiman que pueden llegar a tener clases en enero y febrero para reponer los cursos perdidos.
Aunque por otro lado, descartaron que podrían perder el año a raíz del conflicto, pero reconocen que el problema causa un perjuicio económico a las familias de los alumnos que se trasladan desde otros departamentos, para venir a estudiar a Salto.
Ayer por la mañana, los docentes de esa Facultad se reunieron en asamblea, con la finalidad de evaluar el conflicto, pero por el momento descartaron que haya soluciones al corto plazo, según pudo saber EL PUEBLO por fuentes que participaron de la actividad.
En este momento, los docentes esperan la recontratación de una cantidad importante de cargos, aunque el hecho que la cúpula de la Facultad de Enfermería en Salto, esté enfrentada políticamente con la que gobierna desde Montevideo, podría incidir en el asunto, según estiman algunos de los consultados que están estrechamente vinculados con la situación.
Al mismo tiempo, hay unos 400 estudiantes tanto de Salto, como de diferentes departamentos de la región, que se encuentran parados, esperando la culminación de la situación para poder retomar sus clases. Y si bien no se mantienen indiferentes al conflicto, el peso económico, que sustentan sus padres, es el que nadie mira en estos casos.
A LA ESPERA
Por esta razón, EL PUEBLO consultó a María José Buere, presidente del Centro de Estudiantes de Enfermería de la Regional Norte, quien brindó detalles de la situación y habló de las expectativas que tienen como estudiantes para que este conflicto se solucione.
Buere destacó que desde el Centro de Estudiantes de Enfermería, están trabajando “muy bien” y “muy organizados”, además de “estar al tanto de toda la situación, porque tenemos un diálogo fluido con el Orden Docente, porque me parece que es lo más correcto, no solo a mí, sino también a todos los compañeros”.
Con respecto al conocimiento del tenor del conflicto que involucra únicamente a los docentes “estamos todos enterados, todas las medidas que tomamos son a través de una asamblea y se lleva a cabo las medidas que toma la mayoría, y todas las medidas son propuestas por todos los estudiantes de la asamblea, que son todos los estudiantes y siempre están todos”, dijo.
Con respecto a la preocupación que han planteado algunos estudiantes y padres de los mismos, los que le han hecho llegar a EL PUEBLO su preocupación por la situación, ya que venir a Salto y permanecer acá les supone un esfuerzo económico importante, Buere señaló que “a mi nadie me ha dicho nada ni me han hecho llegar ningún planteo de esa naturaleza”.
Aunque dijo por otro lado, que “no ignoro que el tema económico es algo importante, porque nadie está acá gratis, y en estas circunstancias estar acá y no ser de este departamento no debe ser nada fácil. Pero eso ya lo habíamos hablado en las asambleas y había quedado claro que ahora teníamos que esperar porque el conflicto escapa a los estudiantes. Pero hay sesiones del Consejo  (de la Facultad de Enfermería en Montevideo) todos los miércoles y ahora lo que estamos esperando, es lo que surja del Consejo  este miércoles”.
Por otro lado, sostuvo que los estudiantes “estamos de acuerdo con el paro docente, se hizo una asamblea, se votó e hicimos una carta firmada por los delegados del Centro de Estudiantes, donde hicimos saber nuestra posición que es la de todos los estudiantes de Salto”.
TODO CUESTA
No obstante, la principal representante de los estudiantes de la Facultad de Enfermería, dijo que si bien se “imagina” lo que deben estar pasando los estudiantes que no son de Salto y están parados por el conflicto, ella es de Salto y no atraviesa un problema similar.
Por otro lado, dijo a EL PUEBLO que los estudiantes “queremos que se termine el conflicto ya, no estamos para nada contentos con no tener clases, pero entendemos que es un problema que lleva tiempo y que queremos que se empiece lo antes posible, obviamente que venimos haciendo cálculos y esperamos que no vaya más allá del 29 de diciembre”.
Ahora por otro lado señaló que “en el caso de que no se solucione, se retomarían las clases entre los meses de enero y febrero, dependiendo cómo organicemos las cosas”.
Pero por otro, lado sostuvo que “nosotros creemos que el conflicto no va a ir más allá de este miércoles, el conflicto lleva 4 meses y nos agarró a fin de año, yo no sé cómo solucionarles ese tema a estos compañeros (que deben asumir un gasto y están sin clases), eso escapa de mí porque lo único que hago es intentar dialogar con todas las partes a ver si nos ponemos todos de acuerdo y acordamos una solución lo antes posible”.
No obstante, dijo que si bien “coincide” que la directora del programa de estudios y la coordinadora de la carrera de Enfermería en Salto, son la oposición de las autoridades del Consejo de esa institución en Montevideo, considera que “sería malo pensar que esa situación es la que está incidiendo para que se haya desatado un conflicto de estas características”.
Mientras tanto, los docentes locales siguen enfrentados a los de la capital y los estudiantes ya evalúan pasar el verano en Salto.

Mientras continúa el conflicto en la Facultad de Enfermería en la Regional Norte de la Universidad de la República, cuyos docentes están en huelga reclamando que se cumpla con la recontratación de varios cargos que habrían sido cesados por el Consejo de esa Facultad, los estudiantes aguardan con paciencia la resolución del problema y estiman que pueden llegar a tener clases en enero y febrero para reponer los cursos perdidos.

Aunque por otro lado, descartaron que podrían perder el año a raíz del conflicto, pero reconocen que el problema causa un perjuicio económico a las familias de los alumnos que se trasladan desde otros departamentos, para venir a estudiar a Salto.

Ayer por la mañana, los docentes de esa Facultad se reunieron en asamblea, con la finalidad de evaluar el conflicto, pero por el momento descartaron que haya soluciones al corto plazo, según pudo saber EL PUEBLO por fuentes que participaron de la actividad.

En este momento, los docentes esperan la recontratación de una cantidad importante de cargos, aunque el hecho que la cúpula de la Facultad de Enfermería en Salto, esté enfrentada políticamente con la que gobierna desde Montevideo, podría incidir en el asunto, según estiman algunos de los consultados que están estrechamente vinculados con la situación.

Al mismo tiempo, hay unos 400 estudiantes tanto de Salto, como de diferentes departamentos de la región, que se encuentran parados, esperando la culminación de la situación para poder retomar sus clases. Y si bien no se mantienen indiferentes al conflicto, el peso económico, que sustentan sus padres, es el que nadie mira en estos casos.

A LA ESPERA

Por esta razón, EL PUEBLO consultó a María José Buere, presidente del Centro de Estudiantes de Enfermería de la Regional Norte, quien brindó detalles de la situación y habló de las expectativas que tienen como estudiantes para que este conflicto se solucione.

Buere destacó que desde el Centro de Estudiantes de Enfermería, están trabajando “muy bien” y “muy organizados”, además de “estar al tanto de toda la situación, porque tenemos un diálogo fluido con el Orden Docente, porque me parece que es lo más correcto, no solo a mí, sino también a todos los compañeros”.

Con respecto al conocimiento del tenor del conflicto que involucra únicamente a los docentes “estamos todos enterados, todas las medidas que tomamos son a través de una asamblea y se lleva a cabo las medidas que toma la mayoría, y todas las medidas son propuestas por todos los estudiantes de la asamblea, que son todos los estudiantes y siempre están todos”, dijo.

Con respecto a la preocupación que han planteado algunos estudiantes y padres de los mismos, los que le han hecho llegar a EL PUEBLO su preocupación por la situación, ya que venir a Salto y permanecer acá les supone un esfuerzo económico importante, Buere señaló que “a mi nadie me ha dicho nada ni me han hecho llegar ningún planteo de esa naturaleza”.

Aunque dijo por otro lado, que “no ignoro que el tema económico es algo importante, porque nadie está acá gratis, y en estas circunstancias estar acá y no ser de este departamento no debe ser nada fácil. Pero eso ya lo habíamos hablado en las asambleas y había quedado claro que ahora teníamos que esperar porque el conflicto escapa a los estudiantes. Pero hay sesiones del Consejo  (de la Facultad de Enfermería en Montevideo) todos los miércoles y ahora lo que estamos esperando, es lo que surja del Consejo  este miércoles”.

Por otro lado, sostuvo que los estudiantes “estamos de acuerdo con el paro docente, se hizo una asamblea, se votó e hicimos una carta firmada por los delegados del Centro de Estudiantes, donde hicimos saber nuestra posición que es la de todos los estudiantes de Salto”.

TODO CUESTA

No obstante, la principal representante de los estudiantes de la Facultad de Enfermería, dijo que si bien se “imagina” lo que deben estar pasando los estudiantes que no son de Salto y están parados por el conflicto, ella es de Salto y no atraviesa un problema similar.

Por otro lado, dijo a EL PUEBLO que los estudiantes “queremos que se termine el conflicto ya, no estamos para nada contentos con no tener clases, pero entendemos que es un problema que lleva tiempo y que queremos que se empiece lo antes posible, obviamente que venimos haciendo cálculos y esperamos que no vaya más allá del 29 de diciembre”.

Ahora por otro lado señaló que “en el caso de que no se solucione, se retomarían las clases entre los meses de enero y febrero, dependiendo cómo organicemos las cosas”.

Pero por otro, lado sostuvo que “nosotros creemos que el conflicto no va a ir más allá de este miércoles, el conflicto lleva 4 meses y nos agarró a fin de año, yo no sé cómo solucionarles ese tema a estos compañeros (que deben asumir un gasto y están sin clases), eso escapa de mí porque lo único que hago es intentar dialogar con todas las partes a ver si nos ponemos todos de acuerdo y acordamos una solución lo antes posible”.

No obstante, dijo que si bien “coincide” que la directora del programa de estudios y la coordinadora de la carrera de Enfermería en Salto, son la oposición de las autoridades del Consejo de esa institución en Montevideo, considera que “sería malo pensar que esa situación es la que está incidiendo para que se haya desatado un conflicto de estas características”.

Mientras tanto, los docentes locales siguen enfrentados a los de la capital y los estudiantes ya evalúan pasar el verano en Salto.