- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Los investigadores españoles en Mataojo buscan rastros de fauna autóctona de hasta 10 mil años atrás

Con la que se alimentaban los pobladores de la época

La excavación arqueológica iniciada el pasado 12 de febrero en la zona de Mataojo, ha encontrado elementos utilizados por pobladores prehistóricos del Uruguay y ello despertó el interés del Gobierno Local, pese a la desestimación hasta el momento de las autoridades nacionales sobre este hallazgo. Esto, pese a que las autoridades nacionales se encuentran abocadas a las celebraciones por el Bicentenario de la Nación.

Hasta el momento, en ese lugar que está ubicado a unos 200 kilómetros al noreste de la ciudad, los investigadores hallaron elementos tales como puntas de lanza, loza y carbón.

La excavación de un alero (formación rocosa en forma de galería que servía de protección) está a cargo de una delegación española, integrada por la arqueóloga Ana Mateos Cachorro (Directora Técnica), por el paleontólogo Jesús Rodríguez (Director del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, CENIEH) y por la geóloga Antoni Carriño.

Esta actividad, se ha convertido en el proyecto arqueológico más importante que se está desarrollando en nuestro país en la actualidad y ha pasado a ser una investigación de carácter internacional e interdisciplinario.

En consecuencia, es que este proyecto que insumirá mucho tiempo y que requiere de un trabajo denodado por parte de los investigadores, está siendo financiado por la Intendencia de Salto y por el Ministerio de Educación y Cultura de España.

CUEVAS Y ALEROS PUEDE DAR PRECISIÓN CRONOLÓGICA

La delegación de técnicos españoles explicó a los presentes en la visita guiada al lugar, el pasado sábado 19,  las tareas que están cumpliendo en el lugar. El paleontólogo Jesús Rodríguez, indicó que están realizando excavaciones en un alero. El mismo, es de grandes dimensiones, con un buen nivel de profundidad, lo que supone que sería utilizado como refugio o también podría ser empleado para realizar otras actividades.

De ahí surge el interés de hacer un sondeo en ese lugar con el fin de buscar evidencias de que haya habido habitantes en el pasado.

 “El interés de la zona, el hecho de que nos encontramos en una zona donde hay muchos talleres al aire libre, hace difícil separar cronologías, la ventaja de un yacimiento en un alero es que tenemos una estratificación que permite separar diferentes momentos temporales, diferentes eventos y tener una datación más precisa de cada nivel” expresó Rodríguez.

Los investigadores aclararon que este trabajo comenzó el presente año, por lo cual aún no hay registros de dataciones, las que se realizan básicamente en el laboratorio mediante métodos radiométricos con Carbono 14 y esto lleva un tiempo obtener los resultados.

En el trabajo que están realizando los arqueólogos, hay un espacio de dos metros cuadrados y la intención que tienen los investigadores, es poder llegar a la base del abrigo (suelo de la caverna), que se estima, tiene un espesor de sedimentos (capas que se han formado) de más de un metro en función de la altura que está ahora.

ASPIRAN ENCONTRAR RESTOS DE FAUNA

Rodríguez agregó que “estamos en los niveles superficiales, no sabemos que cronología tienen, pero esto nos indica que mucho más abajo podemos llegar a encontrar niveles más antiguos aproximadamente de 10 mil años antes del presente”. Esto también sirve para saber la “interacción que tenían los pobladores del momento con los grandes mamíferos que se han extinguido”, dijo.

Para el investigador español otra ventaja de estos yacimientos que se han encontrado en Mataojo, es que “al ser lugares donde posiblemente los habitantes del pasado pudieron establecerse, aunque fuera mínimamente durante algunos días, también podemos encontrar restos de su actividad y no solamente herramientas, sino que esperamos poder encontrar también resto de fauna, de esta forma, podemos saber qué animales comían y que tipo de interacción tenían con los animales”.

Hasta el momento se habían encontrado algunas evidencias de tallas. La doctora Ana Mateos Chamorro, arqueóloga, indicó que “las evidencias marcan que hubo un momento de talla, ya que la materia prima son grandes lascas que preparaban para hacer sus herramientas”.

Los aleros (la estructura de la piedra que forma una suerte de galería) y las cuevas que allí existen, son lugares idóneos para poder encontrar ocupaciones humanas muy tempranas en el tiempo, ya que se pueden estimar bien cronológicamente, en virtud de que tienen mucha estratificación.

Rodríguez finalizó indicando que “en conjunto esta zona es potencialmente rica para conocer esas fases tempranas de poblamiento humano y de su fauna asociada”.

POR AHORA NADA

El Gobierno Nacional no ha dado financiamiento alguno a este proyecto, ni siquiera ha tomado contacto con quienes vienen trabajando en el mismo, algo que no ha detenido a sus impulsores los que se han instalado en el lugar y desde entonces vienen a toda marcha para lograr sus objetivos al corto plazo.

Si bien evitaron pronunciarse al respecto, quienes están llevando adelante este proyecto de investigación arqueológica, que se constituye en el más importante del país, los investigadores dejaron en claro que su trabajo está respaldado y financiado por el Ministerio de Educación y Cultura de España en cooperación con la Intendencia de Salto, cuyas autoridades el sábado 19 se hicieron presentes en el lugar, visitando las excavaciones.