Los jóvenes rurales ¿qué están pensando hoy sobre la producción agropecuaria?

Pueblo Lavalleja. Por: Yamandú Leal

Los jóvenes rurales son fundamentales para la sociedad rural de un país, sin dudas esto implica pensar en el presento y el futuro del sector agropecuario. En Latinoamérica viven 30 millones de jóvenes rurales entre los 15 y los 29 años de edad, según datos de la FAO.

En Uruguay, según los mismos datos, residían 28.360 jóvenes rurales entre los 14 y los 34 años de edad, representando el 26% de la población rural del país. Si bien contamos con este tipo de información numérica, muchas veces desconocemos qué expectativas tienen. Sus necesidades de formación y capacitación, cómo están visualizando actualmente la producción agropecuaria y cómo planifican su futuro en el corto y mediano plazo.
Desde el Instituto del Plan Agropecuario anuncian acciones de extensión y trabajo con jóvenes rurales. ¿Por qué el Plan Agropecuario trabaja con jóvenes?
Se trabaja con jóvenes desde sus inicios como instituto de extensión. Muchas son las experiencias a lo largo y ancho del país vinculado por ejemplo a escuelas agrarias, gremiales de productores, cooperativas, grupos de jóvenes, donde los técnicos desarrollan actividades de extensión, dirigidas específicamente a jóvenes; o se los invita a participar de otras actividades con projovenesductores y trabajadores.
Algunas reflexiones que surgen del trabajo con jóvenes
¿Cómo visualizan actualmente la producción agropecuaria?
Las actividades de extensión han permitido entender mejor cómo visualizan los jóvenes la producción agropecuaria. Se ha destacado que el medio rural carece de estímulos y motivaciones para que los jóvenes se queden y planifiquen su vida allí (familiar y laboral). Si bien muchos cursan estudios agrarios ven dificultades a futuro, para poder afincarse en el medio rural. Los pueblos cercanos y las ciudades presentan mejores oportunidades de crecimiento. En lo laboral y económico.
Los jóvenes manifiestan que la producción agropecuaria en el futuro en el corto y mediano plazo será cada vez más tecnificada y por lo tanto más exigente en conocimiento y de habilidades para poder competir en el mercado laboral. Por lo tanto es muy importante seguir capacitándose y actualizándose para una producción que incorpora cada vez más conocimiento.
Fomentar espacios de intercambio entre jóvenes con iniciativas bienvenidas, estos aspectos permiten analizar problemáticas comunes, generar contactos y vínculos para pensar iniciativas y proyectos juveniles.
Los jóvenes reconocen la importancia del proceso de sucesión generacional. En predios agropecuarios, la gran mayoría reconocen que debe ser un proceso gradual, donde se vayan integrando ambas generaciones y permita diálogo y planificación con tiempo donde las oportunidades de capacitación que los desarrollen, les aportará a una mejor integración generacional.
(Fuente Revista Plan Agropecuario)