Los niños afectados por la creciente son contenidos por un programa de Primaria y no se ha dado ausentismo escolar

Aunque al menos 19 de ellos han tenido que cambiarse de escuela

Son alrededor de mil escolares cuyas familias sufren el embate de la creciente, los que deben trasladarse a su centro escolar de la manera que puedan, siendo hasta ahora que la mayoría no he tenido problemas sobre este asunto. Sin embargo, 19 de ellos han sido derivados momentáneamente a otras escuelas teniendo en cuenta su lugar de residencia perentoria, así lo informó a nuestro medio el Inspector Departamental de Educación Inicial y Primaria, César Pérez, que se mantiene vinculado a CECOED cumpliendo las tareas delegadas por el Inspector Departamental.
Hasta el momento los niños no han faltado a la escuela y se hallan muy contenidos con el sistema educativo que les IMG_0518proporciona el almuerzo escolar y se está planificando la visita de docentes comunitarias. El jerarca comunicó que es sabido que esta situación continuará durante un mes o más y se han tomado los recaudos necesarios.
Algunos escolares están alojados con su núcleo familiar en el Hotel Biasetti, otros en el Bernasconi y en una casa ubicada en calle Diego Lamas. “Todos están concurriendo a la escuela, son alrededor de mil y solamente 19 fueron derivados por razones de lejanía a otra escuelas como la 120, 10, a la 1, 4 y 8”.
“La situación de estos niños es bastante crítica. Muchos se alojan en carpas y otros en contenedores en el (gimnasio) Arnoldo Bernasconi, pero están siendo atendidos. Se están haciendo gestiones para que pueda trabajar con ellos un profesor de Educación Física y docentes comunitarias”, informó.
Si bien los escolares están afectados han demostrado un gran poder de adaptación y lo positivo es que no se ha dado ausentismo laboral. “Son muy amaleables y se han adaptado muy bien a la situación” – declaró el docente.
Los inspectores están trabajando muy bien, se están haciendo relevamientos colaborando con CECOED y la solidaridad se ha hecho sentir.