Los sindicatos de la enseñanza están “preocupados” de que el gobierno no le dé a la educación el 6% prometido

Representantes de la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay (CSEU) se encuentran recorriendo el país para “concientizar” a la gente sobre la importancia de que el gobierno nacional cumpla con el compromiso de campaña del presidente Tabaré Vázquez de otorgarle a la educación un presupuesto equivalente al 6% del PBI en el próximo quinquenio.
Nancy Kölln y Pablo Silvera, integrantes de la Agremiación Federal de Funcionarios de la Universidad de la República (AFFUR), estuvieron ayer en Salto, luego de haber pasado anteriormente por Rivera y Tacuarembó y de seguir la gira hoy por Paysandú.
“Nosotros, particularmente, vamos por los lugares donde hay centros universitarios ya instalados, reivindicando el porqué del 6% para la educación, que pedimos que sea sólo para la ANEP (Administración Nacional de Educación Pública) y la Universidad”, enfatizó Kölln. Y agregó: “Creemos que a veces no se entienden cuáles son las reivindicaciones y la manera más directa es ir a hablar con nuestros compañeros en todo el país, así como con la población misma, haciendo asambleas abiertas como hemos venido haciendo en los departamentos en los que estuvimos. En todos lados nos recibieron representantes de la Intendencia, ya sea intendentes, secretarios generales y directores. En Salto nos recibió el director de Cultura y también tuvimos un encuentro en la Junta Departamental”.
“HAY SEÑALES DE RECORTE”
Silvera, por su parte, reconoció “la preocupación” que existe en toda la educación “porque las señales que vienen del gobierno son de recorte y estamos a pocos días de que el Poder Ejecutivo dé las pautas presupuestales para el próximo quinquenio”.
El funcionario de la UdelaR aseveró que “por un lado está la promesa del partido de gobierno durante la campaña electoral de cumplir con el 6% para la educación, pero ahora parece que a ese 6% se le agregarán ítems que nosotros entendemos no forman parte de la educación. Porque ese 6% debe ser exclusivo para la ANEP y UDELAR y nos preocupa que no sea así. Por eso estamos en Salto, para transmitir nuestra preocupación. Porque ese 6% es el piso para que pueda decirse que Uruguay empieza a dar pasos importantes en el sistema educativo”.
Silvera enfatizó la importancia de los programas de descentralización que ha venido desarrollando la Universidad. “En Tacuarembó nos entrevistamos con el intendente (Eber ) Da Rosa, uno de los promotores del proceso de crecimiento de la Universidad, y él nos dijo que el impacto de la existencia de la Universidad es asombroso. Genera movimiento, conocimiento y riqueza. Vemos en la práctica qué implica descentralizar y en particular el significado de nuestro trabajo como funcionarios de la Universidad. Trabajamos en una fábrica de conocimiento. Trabajamos en un proceso cuyo producto final es conocimiento, que incorporado en la sociedad genera riqueza, bienestar y progreso”.
El funcionario de la UdelaR añadió que “las dificultades empiezan” cuando “comparamos el producto de nuestro trabajo con lo que ganamos”, porque “todo tiene que ver con el presupuesto”.
Si el gobierno no cumple con el 6% prometido para la educación -con un alcance del 1,2% para la UdelaR-, se corre el riesgo de que “el proceso de descentralización se detenga”. Sin el apoyo económico esperado, “muchos de esos programas se van a detener o enlentecer, y ese proceso exitoso de descentralización se va a ir ralentizando, porque en algunos lugares falta inversión, como en Tacuarembó, y en otros lugares falta capital humano: personal, docentes, funcionarios de servicios y administrativos. Si no hay salones, si hay superpoblación, si faltan docentes, si los docentes para vivir tienen que trabajar en tres o cuatro liceos o dos o tres escuelas, se reduce indudablemente la calidad de la enseñanza y se está hipotecando el futuro”, recalcó Silvera.
Kölln subrayó que la gente con la que han estado “entiende” la problemática de la educación. “Si el proceso no va apoyado de un presupuesto acorde, la cosa empieza a funcionar mal. Como vulgarmente decimos, sería una Universidad cáscara, que tiene infraestructura y todo, pero por dentro estaría vacía”, reflexionó.
Para continuar con el proceso de descentralización de la UdelaR “no necesitamos solamente edificios nuevos y población estudiantil, sino que también debemos agregar docentes y funcionarios, porque el esfuerzo mancomunado que se viene haciendo para potenciar la Universidad debe ser acompasado con un presupuesto adecuado”, concluyó Kölln.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...