Los trabajadores de Aldeas de la Bondad empezaron a ser cesados al contar allí con 36 internos menos

Los trabajadores de Aldeas de la Bondad empezaron  a ser cesados al contar allí con 36 internos menos

Sindicato busca alternativas para que los mismos no sean despedidos

Funcionarios de Aldeas de la Bondad empezaron a ser notificados por sus respectivos ceses en la institución. Así lo informó ayer a EL PUEBLO Fabián Medina, presidente del sindicato de funcionarios de Aldea de la Bondad. El mismo comentó además cuáles fueron las razones que esgrimió la empresa para empezar a dejar a varios funcionarios sin su trabajo.
DESPIDOS
¿Comenzaron las notificaciones a funcionarios que entrarán al seguro de paro?
Sí. El martes comenzaron a recibirse las notificaciones, en total hasta el momento fueron 12 compañeros de un total de 100 funcionarios; pero tenemos entendido que llegarán a ser 15, antes del 10 de febrero.
¿Cuál fue el argumento brindado por la institución si es que lo hubo?
La empresa justifica que a medida que el INAU fue recortando las partidas, o no continuó depositando las partidas por cada interno, siendo que hay 36 menos, no se estaba acorde con el presupuesto total dado en el principio, por lo tanto el que había para la liquidación de sueldos era insostenible y se comenzó con la reducción, tratando de contemplar que los servicios no fueran descuidados.
Ahora, nosotros entendemos que ya se habían manejado en otra instancia otras condiciones, por ejemplo, que esta toma de decisiones no fueran de manera unilateral por la empresa, sino que el sindicato estuviera en conocimiento de las mismas, para que se pudiera manejar la mejor forma ya que hay compañeros que tiene edad jubilatoria, los que podrían tener procesos con mejores condiciones y no se viera tan afectada la parte económica o salarial, eso por un lado.
Por otra parte, también entendemos que hay instancias a nivel nacional como con la Dirección Nacional de Trabajo (DINATRA), con la representación de Juan Castillo y Carlos Rodríguez, donde íbamos a instalar una negociación por el seguro especial con el 100% de subsidio, aparte del de desempleo, para que tampoco haya pérdida salarial; y así mismo, aprovechar los cursos que brinda INEFOP, y creemos que ahí estuvieron los temas en los que estaríamos en desacuerdo al no cumplirse con las pautas.
Sabíamos que esto iba a pasar, no teníamos duda, pero no en estas condiciones un poco raras y complicadas, cuyos fundamentos hasta ahora no entendemos, y no nos permite comprender el por qué de mandar a estas personas al seguro de paro, siendo que la mayoría se encuentra en edad laboral.
¿Se tomará alguna medida al respecto por parte del sindicato?
Sí, eso se verá, pues realizamos una denuncia a nivel del Ministerio de Trabajo, para ver cómo podemos solucionar el tema, y de qué manera evitar que en un futuro no vuelva a pasar lo mismo. La idea es seguir negociando, ya se tuvo la instancia en el Ministerio de Trabajo, en la DINATRA, para sacar el subsidio lo antes posible, el del seguro de paro por un año, favorecer los cursos, instalar una mesa de negociación con la institución, con el INAU y con el Ministerio de Trabajo, para que esto que termina de pasar, arbitrario sin dudas, no vuelva a suceder. No queremos una confrontación, sino una solución consensuada en lo posible.
Más allá de todo lo que ha venido ocurriendo, ¿se mantiene un diálogo fluido o el mismo es mínimo o nulo?
Dentro de todo mantenemos un diálogo bastante estrecho; se han venido cumpliendo las pautas, porque hay que reconocerlo, y me refiero directamente a la relación Estado – trabajadores, dejando de lado lo sucedido con la Ministra, de eso se encargará la Justicia; si bien todavía tenemos una mesa de negociación por una posible autogestión en el Departamento de Salto, por parte de los trabajadores respecto a los 46 internos que aún permanecen, la cual está trancada por dos razones: primero, porque a medida que se va implantando el nuevo programa de capacidad a nivel nacional, van cambiando también las pautas de perfil y de atención, por lo que hemos tratado de ajustarnos a eso, pidiendo la posibilidad de ser un ejemplo a nivel nacional, pues si hoy los trabajadores tienen la posibilidad de serlo y dejar para el futuro algo firme. Segundo, porque en enero INAU se tomó licencia, lo que paralizó la gestión, habiéndose reintegrado algunos directores esta semana, por lo cual retomaremos las negociaciones por dicho tema.
¿Puede ser que exinternas se hayan fugado de sus nuevas moradas?
Fue de un hogar de Canelones. Dos exinternas de Salto se escaparon, queriendo volver a Salto, pero por suerte fueron encontradas por la Policía; una de ellas fue trasladada a un psiquiátrico de Canelones y la otra tengo entendido que está nuevamente en dependencias del hogar. Estamos atentos a todo esto, a disposición de lo que podamos ayudar; la semana pasada pude visitar el otro hogar en Montevideo y sería bueno que se pudiera trasladar a algunos compañeros que están en seguro de desempleo bajo subsidio, para que puedan dar una mano, por el vasto conocimiento que tienen de forma de poder colaborar.
¿Por lo tanto el que hayan deseado volver echa por tierra de cierto modo lo sostenido en cuanto al maltrato por parte de los funcionarios?
Exactamente, queda la vista. No hay forma de constatar que hubo lesiones, y cuando digo lesiones lo digo por la integridad en general (maltrato, lesiones, violación, descuido, discriminación), lo que quedó comprobado con la comparecencia de la Ministra a la Comisión de Derechos Humanos en el Parlamento. Esperamos que el día de mañana cuando estemos en las reuniones con el INAU, quede explícito en las actas que, no hubo nada de eso, y no en la nebulosa, de qué fue cierto o que no, porque lo que está en juego es la imagen de los funcionarios, y más cuando lo que se dijo no es verdad.