Luisiana investiga la muerte de cientos de mirlos y estorninos caídos del cielo

Rara lluvia de pájaros moribundos

5-1El caso se añade al del fallecimiento súbito de miles de pájaros y peces en Arkansas y Maryland.- Las autoridades aseguran que este tipo de muertes masivas ocurren de manera natural.
Las autoridades de varios Estados de EE UU investigan las causas de diversos casos de misteriosas muertes masivas de animales que han sucedido desde fin de año, con centenares de pájaros que caen muertos del cielo y ríos que fluyen llenos de peces sin vida. En Luisiana, 500 pájaros (mirlos y estorninos) han aparecido muertos a lo largo de un estrecho tramo de autopista cerca de la ciudad de Labarre, se supone que caídos del cielo. Su caso se suma al de los miles de mirlos que aparecieron muertos el día de Año Nuevo en la localidad de Beebe, en el vecino estado de Arkansas, donde uno de sus principales ríos mostraba miles de peces también muertos.
Los testimonios de Beebe han explicado que en algunas zonas el suelo estaba cubierto de pájaros muertos e incluso algunos paseantes recibieron el impacto de ejemplares que caían del cielo, según recoge el diario inglés The Guardian. En el caso de los peces muertos, uno de los principales ríos estatales ha aparecido inundado con los cadáveres de 80.000 peces, a unas 100 millas de Beebe. Los cuerpos plateados de los ejemplares flotaban en el río tras haber fallecido aproximadamente al mismo tiempo. Un incidente similar ha ocurrido en la costa de Maryland, en Chesapeake Bay, donde se acumularon decenas de miles de peces muertos.
Los casos han generado alarma y conmoción entre los residentes y los amantes de la vida salvaje a lo largo de EE UU, aunque las autoridades sostienen que tales muertes en masa ocurren de manera natural, según recoge el rotativo británico The Guardian. Las muertes de peces en Arkansas solo ha afectado a una especie, lo que sugiere que la causa ha sido un brote súbito de una enfermedad concreta. En el caso de los peces muertos en Maryland, la razón sería la fluctuación de temperaturas extremas debida al intenso frío.
Más enigmáticas son las muertes de los pájaros en Arkansas y Luisiana. Tras examinar los cuerpos recogidos en Arkansas, las autoridades han concluido que los ejemplares sufrieron un trauma interno. Podría deberse a que una bandada se hubiese cruzado con una tormenta violenta, o que un despliegue de fuegos artificiales (como el de Nochevieja) podría haber asustado a los pájaros de tal modo que no habrían podido evitar chocar contra árboles, postes y casas.
Los ornitólogos insisten en que nadie debe asustarse. «Un fallecimiento masivo de pájaros puede deberse al hambre, tormentas, enfermedades, pesticidas, colisiones con estructuras construidas por el hombre o por alteraciones humanas… Los primeros hallazgos indican que se trata de incidentes aislados que se deben a alteraciones o desorientación», ha indicado a The Guardian Greg Butche, director de conservación aviar en la Audubon Society.

5-3

Diversas hipótesis de la muerte de los mirlos, aunque con poco asidero

Fuegos artificiales, el mal tiempo y hasta la hipótesis de un suicidio en masa se manejan para explicar la aparición de miles de aves muertas en la localidad de Arkansas.
Fuegos artificiales provocaron tal alteración en las facultades mentales de miles de mirlos que se estrellaron contra casas, autos e incluso entre ellos, antes de caer muertos en Arkansas, dijeron algunos científicos. Con todo, las autoridades reconocen que difícilmente se sabrá con certeza la causa del fenómeno.
En la pequeña población de Beebe, Arkansas, donde la gente pasó el fin de semana de Año Nuevo recogiendo los cuerpos de unos 5.000 mirlos de ala roja, el Misterio de los Pájaros que Cayeron del Cielo sigue irresuelto.
Algunos conjeturan que fue el mal tiempo. Otros dicen que un ave líder, confundida, encabezó a los que se lanzaron en la picada fatal. Escolares sobrecogidos de miedo dijeron que las aves habían cometido suicidio en masa.
«Probablemente fue un fenómeno físico, pero dudo que alguna vez sepamos cuál fue», dijo el director de vida silvestre del estado, Thurman Booth.
Fue el segundo fenómeno de muerte masiva de una especie silvestre en Arkansas en pocos días.
La semana pasada aparecieron 83.000 corvinas muertas o moribundas en un tramo de 32 kilómetros del río Arkansas, unos 160 kilómetros al oeste de Beebe.
Los funcionarios de vida silvestre dicen que no hay relación con los pájaros y puesto que una sola especie de pez se vio afectada, probablemente se trató de una enfermedad. El resultado de los análisis demorará aproximadamente un mes.
Unos 600 kilómetros al sur de Beebe, biólogos del estado de Luisiana investigaban un fenómeno aviar similar. El diario The Advocate informó que medio millar de mirlos y estorninos cayeron del cielo el lunes cerca de la ciudad de Labarre. No se pudo determinar de inmediato si había alguna relación con el fenómeno de Beebe.

5-2