Madre de embarazada de riesgo denuncia falta de atención en Maternidad del Hospital

Mi hija está embarazada de tres meses y una semana, es un embarazo de riesgo porque es hipertensa y está siendo muy bien atendida y muy bien controlada por parte del ginecólogo, Dr. Medina en el hospital que le ha hecho todo, es más se le había disparado la presión y está permanentemente controlada, manifestó la señora Gloria  Flores, quien llegó a la Redacción de EL PUEBLO para dar a conocer una difícil situación que le tocó vivir con su hija embarazada en la Maternidad del hospital Salto.
EL PASADO 24
Pero el hecho que me trajo a EL PUEBLO, es lo que nos sucedió el pasado 24 (de Octubre), alrededor de las 15 o 15,30 se le presentó (a su hija) un fuerte dolor abdominal en la parte izquierda y a los 10 o 15 minutos se la trajo al hospital. La ingresaron por Emergencia a Maternidad pero no la vio ni un solo médico hasta el día 25 a las 15 horas 24 horas después), no le hicieron ni siquiera control de presión, absolutamente nada.
Ni siquiera los medicamentos que toma permanentemente por la presión, y otros medicamentos que está tomando por su estado de gravidez, todo lo que consta en el carné obstétrica de ella, en la historia clínica y consta también en la entrada a la Emergencia y nadie se los suministró, al punto que si no se los llevaba consigo, nadie se los habría suministrado.
En la mañana del 25 vino una enfermera y ante el reclamo nos dijo “pero acá consta que vino un médico”, cuando en realidad no había venido nadie nunca. “El abandono que hay de las personas por parte también de Enfermería, es tremendo.
“HAY QUE
TOMARSE LAS
COSAS CON CALMA”
Volviendo al caso de su hija, Flores añadió que “recién cuando concurrió su esposo, le dijeron que iba a ir la doctora. Yo también reclamé y la respuesta fue “señora, los doctores no tienen hora de venir, hay que tomarse las cosas con calma….nos largaron eso. A las 12 de la noche salió el marido de trabajar y como es enfermero, preguntó qué doctora era, y la llamaron a la doctora que estaba durmiendo, por el dolor, y por teléfono le diagnosticó que supuestamente era porque es primeriza, porque el útero está creciendo, son esos dolores. Al día siguiente afirmaron que había ido un médico, cuando no era así.
La enfermera señaló “acá consta que vino un médico”, ¿Por qué no se quejaron a él? Pero en realidad no había venido nadie. Es más, cada 5 o 10 minutos se iban a quejar a Enfermería y nada, nunca les dieron una sola medicación.
LOS MÉDICOS
NO HABLAN CON
ACOMPAÑANTES
Al día siguiente (25) se presentó mi yerno a las 7,30 y alrededor de las 11 se presentó otra doctora. Mi yerno hizo la denuncia, en la Oficina del Usuario, no se sabe si le llamaron la atención a la médica o qué, pero alrededor de las 11 llegó a Sala. A mi hija la vio alrededor de las 15 horas y lo que tiene el servicio de Maternidad es que hacen retirar a todos los familiares, hablan solo con el paciente y después los doctores no hablan con nadie en el pasillo.
Los pacientes no siempre pueden resolver por ellos mismos y por lo tanto los médicos hacen y deshacen adentro y  luego se van apurados, no hablan con nadie (a lo sumo dicen) ya dejé indicado, ya dejé todo…y cuando se va a ver no hay nada indicado ni nada hecho.
Mi yerno entraba a las 12 a trabajar y la Dra. al ingresar dijo que dejaran libre la sala de acompañantes. Mi yerno le dijo “no doctora, yo no me voy a ir. Es mi mujer y mi hijo y yo voy a hablar. En eso vino la enfermera y le dijo la doctora no va a hablar con vos…
La doctora llamó a dos guardias de seguridad para sacarlo. Diga que los guardias lo conocen y le dijeron a la Dra. que hablara con él, que solo quería saber qué le pasaba a su esposa y a su hijo y luego se iba porque tenía que trabajar… Ella insistía “yo no voy a hablar con él, sáquenlo”.
No, nosotros no lo vamos a sacar, él le está pidiendo una explicación de lo que le pasa a la señora, déle el diagnóstico, que él se va a retirar…
LA ECOGRAFÍA
CONFIRMÓ QUE
ERA  OTRA COSA
Finalmente dijo “lo de ella (todavía no la había visto a mi hija), según me dijeron, no es nada importante, está un poco estreñida, son esos dolores que dan. Le voy a dar vaselina para que tome y le voy a mandar una ecografía… con eso la dejó. Eso  le dijo a mi yerno alrededor de las 12 menos 10. Luego que la vio, alrededor de las 15 horas, le dijo lo mismo a mi hija. A las 18 la llevaron a hacerle la ecografía.
Era un problema diferente, tuvo un movimiento de placenta, que le causaba el dolor, no tuvo el sangrado. Se fue a casa con un mes de licencia médica y reposo absoluto. Le dijo el dr. Medina que estaba en esos momentos, es el médico de ella y fue quien la vio.
Por lo tanto, tres doctores le dieron un diagnóstico diferente, para las otras no pasaba nada…y la ecografía reveló otra cosa, pero lo más grave es que no permiten que los acompañantes hablen con los médicos, agregó.

Mi hija está embarazada de tres meses y una semana, es un embarazo de riesgo porque es hipertensa y está siendo muy bien atendida y muy bien controlada por parte del ginecólogo, Dr. Medina en el hospital que le ha hecho todo, es más se le había disparado la presión y está permanentemente controlada, manifestó la señora Gloria  Flores, quien llegó a la Redacción de EL PUEBLO para dar a conocer una difícil situación que le tocó vivir con su hija embarazada en la Maternidad del hospital Salto.

EL PASADO 24

Pero el hecho que me trajo a EL PUEBLO, es lo que nos sucedió el pasado 24 (de Octubre), alrededor de las 15 o 15,30 se le presentó (a su hija) un fuerte dolor abdominal en la parte izquierda y a los 10 o 15 minutos se la trajo al hospital. La ingresaron por Emergencia a Maternidad pero no la vio ni un solo médico hasta el día 25 a las 15 horas 24 horas después), no le hicieron ni siquiera control de presión, absolutamente nada.

Ni siquiera los medicamentos que toma permanentemente por la presión, y otros medicamentos que está tomando por su estado de gravidez, todo lo que consta en el carné obstétrica de ella, en la historia clínica y consta también en la entrada a la Emergencia y nadie se los suministró, al punto que si no se los llevaba consigo, nadie se los habría suministrado.

En la mañana del 25 vino una enfermera y ante el reclamo nos dijo “pero acá consta que vino un médico”, cuando en realidad no había venido nadie nunca. “El abandono que hay de las personas por parte también de Enfermería, es tremendo.

“HAY QUE

TOMARSE LAS

COSAS CON CALMA”

Volviendo al caso de su hija, Flores añadió que “recién cuando concurrió su esposo, le dijeron que iba a ir la doctora. Yo también reclamé y la respuesta fue “señora, los doctores no tienen hora de venir, hay que tomarse las cosas con calma….nos largaron eso. A las 12 de la noche salió el marido de trabajar y como es enfermero, preguntó qué doctora era, y la llamaron a la doctora que estaba durmiendo, por el dolor, y por teléfono le diagnosticó que supuestamente era porque es primeriza, porque el útero está creciendo, son esos dolores. Al día siguiente afirmaron que había ido un médico, cuando no era así.

La enfermera señaló “acá consta que vino un médico”, ¿Por qué no se quejaron a él? Pero en realidad no había venido nadie. Es más, cada 5 o 10 minutos se iban a quejar a Enfermería y nada, nunca les dieron una sola medicación.

LOS MÉDICOS

NO HABLAN CON

ACOMPAÑANTES

Al día siguiente (25) se presentó mi yerno a las 7,30 y alrededor de las 11 se presentó otra doctora. Mi yerno hizo la denuncia, en la Oficina del Usuario, no se sabe si le llamaron la atención a la médica o qué, pero alrededor de las 11 llegó a Sala. A mi hija la vio alrededor de las 15 horas y lo que tiene el servicio de Maternidad es que hacen retirar a todos los familiares, hablan solo con el paciente y después los doctores no hablan con nadie en el pasillo.

Los pacientes no siempre pueden resolver por ellos mismos y por lo tanto los médicos hacen y deshacen adentro y  luego se van apurados, no hablan con nadie (a lo sumo dicen) ya dejé indicado, ya dejé todo…y cuando se va a ver no hay nada indicado ni nada hecho.

Mi yerno entraba a las 12 a trabajar y la Dra. al ingresar dijo que dejaran libre la sala de acompañantes. Mi yerno le dijo “no doctora, yo no me voy a ir. Es mi mujer y mi hijo y yo voy a hablar. En eso vino la enfermera y le dijo la doctora no va a hablar con vos…

La doctora llamó a dos guardias de seguridad para sacarlo. Diga que los guardias lo conocen y le dijeron a la Dra. que hablara con él, que solo quería saber qué le pasaba a su esposa y a su hijo y luego se iba porque tenía que trabajar… Ella insistía “yo no voy a hablar con él, sáquenlo”.

No, nosotros no lo vamos a sacar, él le está pidiendo una explicación de lo que le pasa a la señora, déle el diagnóstico, que él se va a retirar…

LA ECOGRAFÍA

CONFIRMÓ QUE

ERA  OTRA COSA

Finalmente dijo “lo de ella (todavía no la había visto a mi hija), según me dijeron, no es nada importante, está un poco estreñida, son esos dolores que dan. Le voy a dar vaselina para que tome y le voy a mandar una ecografía… con eso la dejó. Eso  le dijo a mi yerno alrededor de las 12 menos 10. Luego que la vio, alrededor de las 15 horas, le dijo lo mismo a mi hija. A las 18 la llevaron a hacerle la ecografía.

Era un problema diferente, tuvo un movimiento de placenta, que le causaba el dolor, no tuvo el sangrado. Se fue a casa con un mes de licencia médica y reposo absoluto. Le dijo el dr. Medina que estaba en esos momentos, es el médico de ella y fue quien la vio.

Por lo tanto, tres doctores le dieron un diagnóstico diferente, para las otras no pasaba nada…y la ecografía reveló otra cosa, pero lo más grave es que no permiten que los acompañantes hablen con los médicos, agregó.

Dr. Cesio: se corroboró la atención y se investiga el hecho

Consultado en el marco de una entrevista realizada en referencia a otro tema, el Dr. Juan Pablo Cesio, Director del Hospital Salto, fue muy escueto en referencia al tema, se limitó a señalar que estaba en conocimiento de la situación denunciada y lo que se hizo fue corroborar que la paciente embarazada hubiera sido atendida, al tiempo que se investigan los pormenores de la situación planteada.