“Mamá ha sido un ejemplo de constancia y cariño, siento por ella mucha gratitud y orgullo”

Andrés Lima  Proserpio, abogado, intendente de Salto, hijo de Mariel Proserpio

Nos pareció oportuno invitar al Dr. Andrés Lima, a compartir con los salteños en el día de la madre, pasajes de su vida familiar junto a la suya.
Ya que conocemos más de él, por medio de su tarea como intendente del departamento.
Gustoso accedió a la entrevista y en ella vuelca, lo que ha significado su mamá a lo largo de su vida. Acompañando cada decisión, cada momento, codo a codo.
No sólo ha sido en su vida privada, así también en los que hoy competen a la política, su diputación cuando la obtuvo y a su labor como figura principal de nuestro Salto.
Así dialogamos, refiriéndose a la importancia de todo lo que su mamá significa para él:
¿Cuáles son los recuerdos de infancia junto a su mamá?
La compañía constante, claro.
Pero además, me gustaría agregar que en las vacaciones, íbamos en familia a campaña y a las Termas. Eran paseos muy lindos y esperados, que a mamá le gustaban mucho.
¿Cuándo toma la decisión de comenzar la carrera de abogacía?
Hice el bachillerato de Economía y me fui a estudiar esto a la capital.
Estuve un tiempo y no me adapté. Volví y tuve que terminar de nuevo el liceo, para empezar la Facultad de Derecho en Salto.
¿Su mamá tuvo alguna influencia en ello?
En general sí, porque ella y mi padre me insistían en que estudiara. No que eligiera una cosa u otra, sino que me preparara.
Cuando decide postularse para intendente, ¿cómo lo ve su mamá?
Lo vio bien, siempre me apoyó en todo.
Tenían algo de temor en mi familia porque decían que era más fácil ser diputado.
¿Qué reacción tiene ella cuando usted sale electo intendente?
Una felicidad absoluta.
Estaban todos en mi familia muy enganchados. Fueron esa noche al local del Frente Amplio, luego a la plaza. ¡Era todo emoción y felicidad!
¿Qué significa para usted ser su hijo?
Por mamá siento mucha gratitud y orgullo.
Ha estado siempre a mi lado, al de mis hermanos y de mi padre.
Ha sido un ejemplo de constancia y cariño. No tengo palabras para definir todo lo que siento por ella.
¿Cómo la ve a mamá hoy, siendo “la madre del intendente”?
La verdad es que la veo muy contenta, emocionada.
Pero además de eso, preocupada porque se salga adelante.
Significa un gran apoyo para mí.
¿Lo ayuda con alguna sugerencia para nuestro Salto?
No, opina casi siempre sobre la gestión que realizamos, pero no me sugiere cosas.
¿Qué planes tiene con mamá?
Acompañarla, viene de perder a mi padre luego de las elecciones y antes de yo asumir.
Era su compañero de toda la vida y hay que estar con ella ahora, haciéndole compañía.
Yo a veces ni paro, pero sabe que estoy con ella siempre.
¿Con qué cree que disfruta ella?
Le gusta mucho salir, ir al teatro, a las Termas, siempre fue muy sociable y ahora de a poco lo está haciendo de nuevo después de lo que pasó.
¿Un sueño suyo como intendente?
Dejar ordenada la Intendencia, dar seguridad a todos, cumplir con lo que implica dirigirla y hacer que Salto comience a mejorar a partir de este accionar.
Hay cosas que se van encaminando, otras cuestan más. Pero si miramos, cada uno de los desafíos, los hemos ido sorteando.
¿Un mensaje para las mamás salteñas?
Que disfruten de sus hijos, que el tiempo pasa rápido, que el rencor no ayuda y que todos nos precisamos en la familia.
¡A mamá y a todas las madres, que tengan un muy buen día!
Mary Olivera