Mañana 7 de noviembre se realiza la Colecta Anual de la Escuela Especial Nº 126

La Escuela Especial No. 126 que atiende a niños con Trastornos Generalizados del Desarrollo realizó una conferencia de Prensa para informar detalles de la Colecta Anual, que se llevará a cabo mañana miércoles 7 de noviembre. En la oportunidad estaban presentes su directora, Alejandra Cusato, la maestra Andrea Silva y un miembro de la Comisión Fomento.
La colecta se llevará a cabo con el apoyo de estudiantes de liceos públicos y privados quienes recorrerán las calles de Salto debidamente identificados-portando alcancías que hacen referencia a la colecta.
Este año la Escuela No. 6 y la UTU de Belén se incorporan a la colecta – así como también un grupo de padres que posee comercio quienes han solicitado alcancías para ubicar en los mismos.
La tarea comenzará poco después de las 8 horas y se extenderá hasta el medio día.
El objetivo de la colecta
La directora manifestó que actualmente concurren a la escuela 40 niños matriculados que pertenecen a 4 grupos desde inicial 4 hasta primaria 6. Hay talleres de pre- egreso, informática artística y tecnología alimentaria.
Educación primaria se hace cargo de todo el presupuesto de la Escuela, pero hay imprevistos. Agregó que con lo recaudado se piensa en el arreglo de salones, pintura etc. compra de materiales ( juegos de caja cuadernos) y se buscará implementar el pago de una Psicomotricista.
Un poco de Historia
Comisión Fomento informó que la escuela 126 es una de las únicas 2 escuelas públicas del Uruguay- con estas caracteristicas- (una en Montevideo y la No. 126 en Salto)
En el año 1988 un grupo de padres se preocupa por un espacio educativo para sus hijos- en 1994 comienza el trabajo con niños en un salón de la Escuela No. 97. En 1996 se crea la escuela con el nombre actual.
El viejo local ha ido adaptándose a las necesidades.- 3 padrones con desniveles en el terreno se han unido con la construcción de una rampa, la construcción de baños y cocina, han transformado el viejo local. Se destacó la tarea de la recordada Profesora Marta Ferrari de Arburúas, quién con su reclamo constante logró la concreción de la escuela y sus mejoras.