Mañana habrá paro médico en los hospitales públicos

La Federación Médica del Interior (FEMI) convocó a un paro médico en la rama pública para mañana viernes, luego de haber solicitado una reunión con las autoridades de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y la Dirección Nacional del Trabajo y no haber obtenido respuesta.
“La semana pasada hicimos formalmente la solicitud de reunión por nota en ambos ámbitos, tanto ante las autoridades de ASSE como al director nacional de Trabajo y no hemos sido convocados. Por lo tanto, no conocemos de primera mano, directamente, cuáles son las propuestas que el Poder Ejecutivo tiene para atender los problemas de la salud pública en el interior”, argumentó José Pedro Ibargoyen, presidente de FEMI, en diálogo con EL PUEBLO.
Esta especie de “desplante” provocó que en un plenario gremial, los trabajadores de salud pública decidieran parar las actividades como medida de protesta. Por ende, mañana en el Hospital de Salto sólo se atenderán urgencias, emergencias y cirugías oncológicas, además de brindarle atención a los pacientes internados. No habrá policlínicas ni cirugías coordinadas.
“TAMBIÉN ESTAMOS PREOCUPADOS EN EL ÁMBITO PRIVADO”
“Estamos preocupados en los dos ámbitos, tanto en el privado como en el público. En el ámbito privado tenemos una instancia de negociación, en la cual nosotros, la FEMI, presentáramos una propuesta y estamos esperando una respuesta. Pero en el ámbito público ni siquiera hemos sido convocados. Por eso es que esta medida se refiere solamente a los hospitales, solamente a ASSE”, subrayó Ibargoyen.
“Esperamos que esta movilización sensibilice a las autoridades y que finalmente seamos convocados. Las autoridades pueden tener la tranquilidad de que siempre hemos puesto sobre la mesa el espíritu de diálogo, de aporte y de conocimiento de la realidad del interior. Simplemente pretendemos generar los espacios de diálogo”, añadió.
Acerca de la razón por la cual el Gobierno ignora a FEMI, Ibargoyen indicó que “no lo puedo saber. No puedo atribuir intencionalidades. Pero realmente nos preocupa que no nos tomen en cuenta y sobre todo que se tomen resoluciones a partir de una visión fundamentalmente montevideana”.
LAS NECESIDADES DEL INTERIOR
El presidente de FEMI lamentó que “la problemática montevideana” a nivel de salud, pese más que la problemática del interior del país. “Hay diferencias en las necesidades y urgencias entre el interior y Montevideo y también diferencias entre la realidad laboral. Hay diferencia en el vínculo con los afiliados y hay diferencias en el volumen de las instituciones. En el interior, el promedio es de 40.000 usuarios por institución y los hospitales habitualmente atienden al mismo número de personas. En Montevideo existen centros asistenciales mucho más grandes. La problemática es distinta y a veces pesa más esa problemática montevideana, a la hora de que el Gobierno defina sus prioridades. Por eso es que nosotros estamos reclamando fuertemente que se atienda específicamente la problemática del interior”, enfatizó Ibargoyen.
Las reivindicaciones que pretende FEMI van de acuerdo a “la realidad, a las posibilidades y a las necesidades del interior”, acotó Ibargoyen. “Ese es el perfil diferencial que tiene FEMI y es lo que nos diferencia sustancialmente de otro gremio médico, el Sindicato Médico del Uruguay, que nuclea a los médicos de Montevideo”, acotó.
El Sindicato Anestésico Quirúrgico se sumará al paro de mañana. “Es otro de los gremios médicos que históricamente ha participado de las negociaciones y que también ha sido relegado en esta instancia. Entiendo que ellos también están convocando a una paralización de actividades para el próximo viernes”, concluyó Ibargoyen.