Más de 200 personas participaron del primer «Encuentro sobre Discapacidad: Cómo alcanzar la inclusión e igualdad en Uruguay»

La Sala Idea Vilariño de la Torre de las Telecomunicaciones de Antel recibió este miércoles a las 18:30 hs al primer «Encuentro sobre Discapacidad: Cómo alcanzar la inclusión e igualdad en Uruguay».
La actividad organizada por el Partido de la Gente contó con invitados uruguayos y extranjeros que compartieron con el público sus historias de vida y qué tan inclusivos somos como sociedad en el día a día.
Gloria Reyes, José Miguel Bonifacino, Julián Gallo, Fernando Rodríguez, Esteban Vieta, Millel Lima, Sebastián Genolet y Romina Fasulo ante más de 200 personas -que colmaron la capacidad de la sala- contaron sus experiencias, destacaron la realización de este Primer Encuentro sobre Discapacidad y alentaron a todos a seguir visibilizando la situación de las personas con discapacidad para concientizar a la sociedad que es posible una inclusión efectiva si se les da oportunidades reales de inserción.
La apertura del evento estuvo a cargo de Analía Laiño (vicepresidenta del Partido de la Gente) quien presentó a cada uno de los invitados.
José Miguel Bonifacino inició el encuentro y brindó su visión sobre la educación y la normativa vigente sobre discapacidad en Uruguay y a nivel internacional. Bonifacino dijo que tiene que haber servicios de atención temprana desde el nacimiento hasta los 5 o 6 años y hacer una intervención educativa fuerte. «La inclusión supone avanzar hacia una cultura de colaboración orientada hacia la creación de una comunidad segura y colaboradora», expresó y exhortó a «formar» para el trabajo y la inserción laboral. «Hay que superar la exclusión y promover la participación», dijo Bonifacino quien expuso un detallado informe sobre la legislación y lo que queda por hacer sobre esas normas que están vigentes y no se aplican.
Luego llegó el turno de Millel Lima quien viajó desde Rivera para contarle al público cómo vive en Uruguay una persona ciega y qué sueña para el futuro. «Quisiera decirles a nuestros venideros gobernantes que no dejen a los discapacitados a un costado. Lo que nosotros venimos en esta convención a pedirles es un derecho de oportunidad. Que nos permitan a nosotros estar junto a ustedes y que ustedes estén junto a nosotros. Basta que los demás tomen decisiones por nosotros que somos los discapacitados, permítannos que nosotros también podamos integrarnos y que nos den la oportunidad», expresó.
Ante un colmado auditorio que llegó desde varios puntos del país para escuchar los testimonios, habló Fernando Rodríguez, un médico pediatra que compartió con el público su visión médica y planteó una mirada desde adentro, el día a día, lo que hay y lo que no. «Una cosa es incluir y otra cosa es integrar» reflexionó y exhortó a «vencer obstáculos entre todos y con la visión de que debemos buscar la mejor versión de cada uno de nosotros».
Romina Fasulo contó su historia de vida, agradeció ser parte del encuentro y relató cómo cambió su vida hace cinco años a causa de una gran depresión que derivó en un intento de autoeliminación. «La vida me dio una segunda oportunidad. Hoy soy una estudiante de la Udelar y he roto barreras que nunca esperé que iba a encontrar» relató para contar qué barreras físicas existen en el edificio donde estudia. «Parece que fuéramos invisibles, pero yo estoy dispuesta a que nos vean. Lástima no necesito» expresó al tiempo que agregó que «muchos están en silencio porque ignoran todas las leyes y no saben los derechos que tienen. Yo estoy dispuesta como ya denuncié en mi Facultad porque la inclusión no existe en este país».
Gloria Reyes llegó desde Trinidad (Flores) para hablar sobre la educación en escuelas especiales y la inclusión en las escuelas públicas. «La inclusión es posible, es un gran desafío solamente nos queda tomar la decisión» alentó Reyes quien reflexionó sobre la importancia de la inclusión en todos los ámbitos. «No olviden que la discapacidad puede ser una caída, cruzar una calle y nos cambia la vida en un segundo. Piensen, incluir, vale la pena», cerró bajo el aplauso del auditorio.
Sebastián Genolet, llegó desde Paysandú para compartir su experiencia respecto a cómo vive una familia junto a una persona autista. Las barreras que tienen que sortear y cómo la enfrentan juntos. Sebastián contó en primera persona las dificultades que vivió su madre para acompañar a su hermano Nacho, un chico con autismo. «Cuando pidió ayuda al gobierno para que le brindaran una pensión que la ayudara económicamente luego de ver su pequeño sueldo y los gastos que tenía en medicamentos, luz, comida, etc., le dijeron que no le creían, que era imposible vivir con ese sueldo. Tuvo que salir con vecinos a corroborar el esfuerzo que hacía. Tal vez esa persona no sabía que ella hacia rendir un guiso toda una semana recalentándolo y agregándole agua».
Sebastián Genolet exhortó a los gobernantes a que conozcan esos hogares, que los visiten y experimenten de primera mano lo que se vive día a día. «Miles de niños, adolescentes, adultos y sus familias les estarán eternamente agradecidos».
Desde Argentina llegó el testimonio de Julián Gallo quien a través de un video contó su experiencia como Director de Vidas Reales (Argentina), una publicación sobre la discapacidad que está dirigida a todas las personas sin discapacidad. «Las personas con discapacidad conocen perfectamente cuál es el problema, cuáles son las limitaciones cómo las excluyen. Pero las personas sin discapacidad viven de espaldas a este problema como si nunca les fuera a pasar, ignorando que la mitad de las discapacidades son adquiridas por accidentes, accidentes cardiovasculares». Vidas Reales publica diariamente unas 3 o 4 historias en Instagram poniendo en primer plano una nueva visión de lo que es la discapacidad. Los videos son capaces de cambiar la cultura». Entre 30 y 40 millones de personas ven mensualmente los contenidos publicados por Vidas Reales.
Por su parte, Esteban Vieta, fundador del centro de equinoterapia La Milagrosa (Sauce, Canelones), creador de varios centros de atención a personas con discapacidad y asesor del Partido de la Gente en temas de discapacidad, habló respecto a cómo lograr una mirada inclusiva en nuestro país y detalló el Programa de Gobierno del Partido de la Gente. «A las personas especiales no hay que segregarlas, hay que unirlas», expresó.
El cierre del primer «Encuentro sobre Discapacidad: Cómo alcanzar la inclusión e igualdad en Uruguay» contó con las palabras del líder del Partido de la Gente, Edgardo Novick.
Novick cerró la alocución agradeciendo la multitudinaria concurrencia al encuentro. «Muchísimas gracias a todos los que hoy, desde sus distintos lugares y enfoques, nos hicieron reflexionar acerca de la discapacidad. En este país, se habla mucho de inclusión y realmente se hace poco» expresó y recordó que 1 de cada 10 uruguayos tienen alguna discapacidad.
«Son cerca de 400.000 uruguayos que tienen alguna discapacidad. Y si sumamos a todos los parientes y amigos, son más cerca de 1 millón de personas en torno a la discapacidad», detalló.
Novick recordó que la mitad de las personas con discapacidad la adquirieron en el correr de su vida. «Nos puede pasar a cualquiera de nosotros en cualquier momento» expresó y agregó que si hoy no vimos personas con discapacidad en el supermercado, en el ómnibus, en la rambla, es porque los uruguayos los excluimos.
«Las personas con discapacidad son la minoría más grande del mundo, y son la minoría más grande en Uruguay. Pero al recorrer los barrios y los pueblos en estos años, hay algo que nos ha quedado en todas las charlas que hemos tenido con las personas con discapacidad. Las personas con discapacidad no quieren que las personas que no tienen discapacidad sientan compasión, piedad o lástima», reflexionó y exhortó a «hablar menos y hacer más».
«Lo que ellos necesitan y nos piden es que los incluyamos en la sociedad. En el trabajo, en el estudio, en la vida», dijo.
Novick dijo que tenemos que hacer algo de verdad. «Tenemos que dar trabajo, dejarlos estudiar. Tenemos que cambiar las leyes, los edificios, el ancho de todas las puertas del Uruguay, las veredas, los asientos de los ómnibus, los trámites del Estado, los baños públicos, las normas en las escuelas, los juegos en las plazas», exhortó ante las más de 200 personas que colmaron la Sala Idea Vilariño de la Torre de las Telecomunicaciones de Antel.
«En el Partido de la Gente queremos realizar todas las obras necesarias para que las personas con discapacidad puedan ser libres y vivir plenamente. Porque no solo ellos nos necesitan, el país los necesita a todos, con sus capacidades, iguales, para sacar el país adelante.
Desde el Partido de la Gente queremos hacer nuestra parte: pelear por la igualdad y la verdadera inclusión», expresó Edgardo Novick.