Más de 23 proyectos que engloban las diferentes lenguas

Dr Aldo Rodríguez destaca importancia de nuevas iniciativas en el Programa Nacional de Políticas Lingüísticas

El Director Nacional de Políticas Lingüísticas Dr. Aldo Rodríguez – abordado por EL PUEBLO en la actualidad está en los Estados Unidos, trabajando en la producción de contenidos para el proyecto Inglés sin Límites que es un proyecto para el dictado de clases de ingles para el ambito de las escuelas rurales.
“El Departamento de Políticas Lingüísticas en el 2018 tuvo un despegue muy importante porque ha generado muchos proyectos. Actualmente se encuentra con más de 23 proyectos que engloban a las diferente lenguas”.
Se ha comenzado con las clase de Chino, clases de Francés en escuelas primarias; a su vez se está trabajando en el proyecto “Inglés sin Límites” en donde las escuelas rurales están accediendo a clases de Inglés, talleres de Italiano y se creó un Centro Focal de Portugués en Rocha y Rivera.aldo 001
“En el Chuy se brindan cursos de portugués empezando en las escuela, luego en Ciclo Básico a traves del CLE y en Bachillerato como talleres dentro del propio liceo.
También se dan clases de Portugués a alumnos del turno nocturno del Liceo 1 de Rivera. En todos los casos pueden acreditar a través de exámenes internacionales.
Unido a eso, ANEP se convirtio en puesto aplicador del examen CELPE-BRAS que es un examen reconocido mundialmente.
A partir de este año se ofrecera dicho examen de forma gratuita para alumnos y docentes de la ANEP.
También contamos con acreditación internacional para Italiano, Francés, Alemán unidas a las de Portugués e Inglés que ya mencionamos.
En realidad la mayoria de las políticas educativas estan abarcando a todos los niños y jovenes del Uruguay.
Sin embargo, proyectos como el de las 10 escuelas abarca 500 alumnos aproximadamente.
En todos los proyectos como los de acreditacion, la ANEP de la oportunidad, en virtud del derecho que cada alumno tiene, de poder acreditar saberes.
En los casos de proyectos pilotos como los centros con Portugués, el proyecto piloto de Francés con las embajadas, los liceos con talleres de italiano, o las clases de chino son justamente pilotos.
Una vez que se terminan se evalúan y se hacen ajustes.
En algunos casos se hacen modificaciones, en otras se extienden progresivamente y en otros se usan los recursos de otra manera.
Pero la idea es siempre extender para dar cumplimiento al proyecto Uruguay Plurilingüe 2030 y al Artículo 40 de la Ley de Educación donde se garantiza el derecho a aprender idiomas de todos los alumnos del país.
En cuanto a los proyectos 2019 hay muchos; está – por ejemplo – la creación de libros de texto en varios idiomas, la implementación de campamentos educativos.
Se potenciará el programa “Inglés sin Límites”, fomentándose a su vez campamentos educativos y jornadas de formación docente.
Otro de los objetivos es implementar un mayor número de proyectos de enseñanza plurilingüe.
La formación plurilingüe: que consiste en valorar y desarrollar los repertorios lingüísticos de los hablantes, desde los primeros aprendizajes y a lo largo de toda la vida. Nos referimos pues, a las enseñanzas de lenguas cuya finalidad es el desarrollo del plurilingüismo como competencia.
El tratamiento integrado de lenguas es, quizás, la mejor medida que desde la educación podemos tomar para garantizar la competencia plurilingüe ya que, si los hablantes utilizan las lenguas de forma coordinada, es lógico pensar que la mejor medida es crear una estructura educativa en la que las lenguas se enseñen de forma coordinada.
Ésta estructura está en la base de la propuesta de organización de un centro plurilingüe.
Los centros educativos deben dar respuesta a las necesidades comunicativas de los individuos y de los grupos sociales. La coexistencia de varias lenguas diferentes, no solo en cuanto a sus características sino también en lo referente a su estatus (lenguas oficiales, extranjeras, de la inmigración), es normal en los contextos sociales y, por ende, en los centros escolares.
La educación plurilingüe va más allá de la enseñanza de varias lenguas.
Por un lado, implica que todas las lenguas curriculares comparten un mismo objetivo: el desarrollo de la competencia comunicativa de los hablantes; por otro, supone la utilización de diferentes idiomas como vehículo para la adquisición de nuevos conocimientos, lo que también incide en el aprendizaje de las lenguas.
La educación plurilingüe influye en todos los ámbitos de actuación del centro y exige decisiones organizativas además de un cambio metodológico generalizado.
Es evidente, por tanto, la necesidad de que en los centros educativos se tomen medidas que faciliten no solo la enseñanza de varias lenguas sino también la enseñanza en diferentes lenguas.
Los alumnos desde su entrada en los centros escolares necesitan hacer cosas con los idiomas: relacionarse con sus compañeros y profesores, aprender diferentes materias, desarrollar sus capacidades intelectuales y personales, etcétera, lo cual exige hablar, escuchar, leer, y escribir en una lengua, en dos, en tres… y para ello la coordinación entre el profesorado de lenguas y el de las áreas curriculares es imprescindible.