Máximos representantes de la masonería recordaron a Garibaldi

Máximos representantes de la  masonería recordaron a Garibaldi

Homenajearon a Garibaldi a quien iniciaron en la Logia en Salto

Gran Maestro de la Masonería Uruguaya cuestionó

a Galimberti: “la Biblia existía antes que la Iglesia”

Galimberti no tiene razón. Lo que pasa es que la Biblia es anterior a la Iglesia Católica, es un libro universal. Los 10 Mandamiento precedieron a la Iglesia. Lo que pasa es que ellos son dogmáticos y creen en una verdad revelada y nosotros no. Eso no le permite ver mejor las cosas. Por eso el libro sagrado en todas las logias de Occidente es la Santa Biblia”, dijo a EL PUEBLO el Gran Maestro de La Gran Logia de la Masonería del Uruguay, Daniel Rillo, quien estuvo presente en el acto de homenaje a Giuseppe Garibaldi que se desarrolló ayer por la mañana, frente al monumento que hace pocos días en ocasión de este caso, restauró la Intendencia.

En la oportunidad, participaron del homenaje las autoridades del gobierno departamental, encabezados por el Intendente de Salto, Germán Coutinho y la secretaria general, Cecilia Eguiluz, quienes descubrieron una placa en homenaje al denominado “Héroe de Dos Mundos”. En el acto, hicieron uso de la palabra el vicepresidente de la Comisión Honoraria del Patrimonio Histórico de Salto, Ariel Villar y el Intendente de Salto, que resaltó los valores de la “libertad” y la “unidad de todos los que hicieron patria sin importar el color de sus banderas”.

Más tarde, los integrantes de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay, descubrieron una placa recordatoria a uno de sus integrantes más célebres que fue iniciado en la logia en Salto, a mediados del Siglo XIX y que fue un firme colaborador para la fundación de la Escuela Hiram y la construcción del templo masónico que está ubicado en el fondo de ese edificio.

HERMANOS

Al culminar el acto, el Gran Maestro de la Gran Logia de la Masonería del Uruguay, Daniel Rillo, dialogó con EL PUEBLO donde dio su posición sobre distintos temas y reveló algunos otros. En ese sentido, se pronunció acerca de que la masonería “no es un club de librepensadores, sino que la masonería da herramientas para forjar ese espíritu crítico que lleve a una persona a ser librepensador y a querer superarse. Nosotros buscamos los caminos para lograrlo a través del conocimiento, pero respetamos a todas las creencias y todas las ideas son bienvenidas. Por eso los dogmáticos acá no entran”, exclamó. Y comentó: “pero hay muchos librepensadores que no pertenecen a la masonería y sin embargo son referentes de la libertad de pensamiento”.

En ese sentido, dijo que desde la Gran Logia de la Masonería Uruguay, que tiene más años de presencia en el país que el Uruguay mismo, viene trabajando a nivel de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para lograr que este máximo organismo de representación de naciones de todo el mundo, nombre el 20 de setiembre, día en que se conmemora la lucha por la liberación de Italia en la que participó activamente Garibaldi luego de estar en Salto, como el Día de la Libertad del Pensamiento.

“Esto es algo que lo venimos trabajando a nivel de la ONU, fue impulsado por la masonería uruguaya y se está tratando a nivel internacional y hay grandes chances de que sea aprobado”, comunicó Rillo.

SIN DIFERENCIAS

Rillo expresó que mantiene un excelente nivel de relacionamiento con el presidente de la República, José Mujica, con quien confiesa que se ha reunido. “Yo tengo un muy buen nivel de relacionamiento con todos los partidos políticos. Con el presidente tengo un trato muy ameno y nos hemos reunido muy bien”, dijo.

Desmintió por otra parte que el vínculo entre la masonería y el gobierno se haya gestado a raíz de la presidencia de Tabaré Vázquez, que tiene el grado 33 de la masonería. “Nosotros nos llevamos muy bien siempre, tanto con Vázquez como con Mujica, y es mentira que él nos haya cerrado las puertas, siempre mantuvimos un trato muy cordial y fluido con el presidente Mujica”, subrayó.

Sobre el auge que ha tenido la logia en los últimos años, dijo que “no obedece” a que Uruguay volviera a tener con Vázquez un presidente masón, sino que “se lo debemos a Dan Brown (autor del Código da Vinci, Angeles y Demonios, entre otros éxitos literarios) y como el mundo de las comunicaciones hoy es algo muy presente en todos los lugares, la gente tiene fácil acceso a la historia de nuestra presencia. Entonces eso ocurrió y está bien que así sea, porque además la sociedad uruguaya ha cambiado y hay una apertura de mentalidad que es muy importante”, consideró Rillo.

MILITARES Y TUPAMAROS MASONES

Habló de que en la Logia como en todos lados “hay de todo”, por eso dijo que el piso de los templos es como “un tablero de ajedrez, con colores negro y blanco, que significan lo bueno y lo malo”. Ante la consulta de cómo es posible que si el emblema de la masonería en el mundo es el de “Libertad, Igualdad y Fraternidad”, como es que la integran militares que han participado de golpes de estado, Rillo expresó que “deberían haber cumplido sus postulados, pero mire que también hubo de los otros, hubo tupamaros que eran masones y se llevaban bien con los militares, pero afuera…”.

Tras esto, Daniel Rillo reveló que “fíjese el caso del general Miguel Dalmao, él es un hermano (masón) que fue procesado por un juez que también es hermano (masón), pero son de logias diferentes. Esto no quiere decir nada, solo que los dos son miembros y pasó lo que tenía que pasar. Nadie le discutió nada al hermano que es magistrado, y se respetó y se acató su decisión. Dalmao hizo eso”, dijo.

Admitió que después de este episodio, él fue a visitar a los dos. “hablé con uno y con otro. Pero nunca cuestionamos nada. No sé si hablaron entre ellos, sé que lo hicieron en el juicio, pero fuera de esa instancia no sé”.

Consultada su opinión sobre la postura del Obispo de la Iglesia Católica de Salto, Pablo Galimberti, acerca de que “no puede haber católicos entre los masones”, Rillo dijo lo contrario.

“No tiene razón, porque la Biblia es anterior a la Iglesia, fíjese en los Diez Mandamientos. Es que los católicos son dogmáticos y nosotros no. Ellos creen en la verdad revelada, y eso no les permite ver que hay otras cosas”, enfatizó.

Háganos llegar su comentario