Mayo Amarillo propone sensibilizar a fin de disminuir siniestros de tránsito

Mayo Amarillo propone sensibilizar a fin de disminuir siniestros de tránsito

Mayo Amarillo es un movimiento mundial integrado por instituciones públicas y privadas que busca concientizar sobre la siniestralidad vial, y de la importancia de mejorar las medidas de prevención y atención de los siniestros.
A nivel país se estará trabajando este mes con los simuladores de efectos que causa el consumo de drogas a la hora de conducir.
Además se sensibiliza sobre el permanente manejo con luces cortas encendidas, el alcohol como factor que disminuye la capacidad al maniobrar, y el no uso de teléfonos celulares cuando se conduce.
A través de la UNASEV (Unidad Nacional de Seguridad Vial) se establece una serie de estrategias que tienden a disminuir accidentes.
La instancia es propicia para invitar a la ciudadanía en general a las actividades programadas y sumar la iniciativa urbana con el fin de poner sobre la mesa no solo los inconvenientes, sino aportar ideas para la mejora.
.La siniestralidad sigue siendo la principal causa de muerte de los jóvenes (entre 15 y 29 años), según datos de la Organización Mundial de la Salud.
Es en este contexto, nace en Brasil el movimiento Mayo Amarillo, que tiene como propósito movilizar a la sociedad (organizaciones públicas y privadas, y público en general) para que adopte y promueva conductas preventivas en el tránsito.
¿Por qué mayo ?Porque el 11 de mayo de 2011 la Organización de Naciones Unidas (ONU) lanzó la Década de Acción para la Seguridad Vial y pidió un fuerte compromiso a sus países miembros para sumar esfuerzos de cara al 2020, para poder lograr la reducción de la siniestralidad vial, trabajando multidisciplinariamente desde la salud, la educación, el transporte, entre otros.
En Uruguay, que ha adherido hace unos años a este movimiento, distintas organizaciones preparan acciones con el objetivo de concientizar y sensibilizar sobre la problemática de la Seguridad Vial en todo el país.
Mayo Amarillo promueve permanentemente actividades enfocadas a la concientización, al amplio debate de las responsabilidades y la evaluación de riesgos sobre el comportamiento de cada ciudadano, dentro de sus desplazamientos diarios en el tránsito.
Es por ello que su símbolo no podría ser diferente al lazo escogido, en color amarillo,
La elección propuesta del lazo como símbolo de la campaña se condice con la necesidad de que la sociedad trate a los accidentes de tránsito como una verdadera epidemia y, consecuentemente, accionar sobre cada ciudadano para que adopte las precauciones y prudencias que le eviten ser una víctima más.
Vale resaltar que el movimiento como su propio nombre lo indica, es un movimiento, una acción, no una campaña, es decir, cada entidad y empresa puede utilizar o lazo en sus acciones de concientización tanto en el mes de mayo, como, en la medida de lo posible, durante el año entero.
La motivación para el movimiento no es una novedad para la sociedad, muy por el contrario, está respaldada en argumentos de conocimiento público y notorio, pero comúnmente despreciados y sin la debida reflexión sobre el impacto en la vida de cada ciudadano.
En conclusión, se espera la participación y el involucramiento de entidades y empresas comprometidas con el bienestar social, la educación y la seguridad en concordancia con la cultura propia y las reglas del buen gobierno corporativo y función social, razón por la cual, invitamos a levantar esa bandera y hacer del mes de mayo el inicio del cambio y del amarillo el color de la «atención por la vida».
Mayo Amarillo se coloca en la agenda pública para concientizar sobre lo que implica perder vidas en el tránsito, y la importancia de mejorar las medidas de prevención y atención de los siniestros.
Se aborda la problemática a través de la participación de empresas públicas y privadas con el fin de promover un involucramiento social del tema, manifestado en acciones concretas que buscan la adopción de conductas y actitudes preventivas.
En la preparación de actividades a nivel nacional se estuvieron enumerando conferencias, acciones de comunicación virtual, capacitaciones, iluminación de fachadas de diferentes sedes e intervenciones mano a mano con público en general a través del intercambio de merchandising e información, entre otras iniciativas.
Es en el quinto mes del año que el Movimiento Mayo Amarillo toma carácter internacional, y en simultáneo una veintena de países activan acciones de sensibilización para llamar la atención sobre los costos humanos de las consecuencias de la siniestralidad vial.
Uruguay se suma a través de una serie de organizaciones de la sociedad civil, pero también con apoyatura en los gobiernos departamentales e institutos como la Dirección Nacional de Policía de Tránsito del Ministerio del Interior y la Unidad Nacional de Seguridad Vial.