Mesa Interinstitucional de Políticas Sociales de Salto presenta “Una mirada a la agenda estratégica departamental” el viernes

El próximo 27 de marzo la Mesa Interinstitucional de Políticas Sociales de Salto presentará un documento en las instalaciones del BPS a la hora 9, bajo la iniciativa de “Una mirada a la agenda estratégica departamental”.

La publicación que considera un significativo logro del trabajo colectivo en Salto. Allí se resume el relacionamiento entre la sociedad civil y la Mesa Interinstitucional de Políticas Sociales.

Dado que las organizaciones sociales han tenido un papel relevante para la construcción de este material, la convocatoria hace extensiva a las organizaciones y personas con las cuales trabajan, de modo que estén representados la mayor cantidad de intereses, sectores y zonas de la ciudad.

Por su parte, la Licenciada Marcela Azambuja, representante del MIDES en Salto, explicó que la agenda estratégica departamental tiene que ser “una construcción colectiva. Entonces con el apoyo de varias instituciones que sintieron que podían hacer valiosos aportes a un trabajo conjunto para construir un plan departamental de desarrollo social. Ya desde el 2006 se venía trabajando en acuerdo con la sociedad civil, con los consejos sociales y mesas de coordinación zonal que funcionan en los SOCAT.

Uno de los puntos estratégicos es llevar dichas políticas al medio rural que es el más vulnerable. Se trabaja tratando de cumplir la mayor cantidad de metas posibles y luego del relevamiento de las necesidades, se hace una puesta a punto de las mismas, ya que el territorio es dinámico. Esta vez se presentará una publicación de los desafíos, pendientes y cuestiones que han quedado en el tintero.

Dentro del debe una de las prioridades es atender a las necesidades del medio rural.

“Son ciudadanos que tienen los servicios públicos a gran distancia y la idea es poder establecer centros de servicio dentro del ámbito”, afirmó la jerarca. El reto de las políticas públicas es actuar de manera efectiva sobre cada uno de estos asuntos y propiciar la sinergia e integralidad de los esfuerzos.

Esta Agenda Estratégica es una “hoja de ruta” para orientar las políticas sociales en el  departamento. Sin embargo, el avance de la resolución de estos asuntos estratégicos de manera que redunden en mayor desarrollo humano, equidad e integración social en el territorio, no depende solamente de la política social; algunos requieren del accionar de otras políticas públicas.

La articulación entre las inversiones en infraestructura, las políticas productivas y las políticas sociales es la clave de un desarrollo humano sostenible. Esta Agenda Estratégica de Desarrollo Social tiene su punto de partida en la identificación y sistematización de una serie de situaciones consideradas estratégicas para el desarrollo del Departamento.

Estas situaciones, denominadas “Asuntos Estratégicos”, emergen a partir de la constatación de una carencia o necesidad, así como de oportunidades, claramente sentidas o percibidas por la población local.

Son asuntos estratégicos por alguna o varias de las siguientes razones: son decisivos para definir el futuro a mediano y largo plazo del Departamento; pueden evolucionar de distinta forma según la visión del desarrollo que se adopte; el Estado y la sociedad tienen la posibilidad de actuar sobre ellos con razonable impacto y los costos de no actuar pueden ser gravosos para el futuro del departamento y sus habitantes.

Varios de estos asuntos son de carácter nacional además de ser estratégicos para el desarrollo del departamento. Por lo tanto no es el carácter local o departamental lo que los definirá y las políticas nacionales deben tener en cuenta las especificidades y dimensiones territoriales a la hora de adecuar la respuesta en lo departamental.

El análisis de la situación del Departamento se realizó en base a la información disponible y al diálogo con actores nacionales y locales. Este análisis ha permitido identificar algunos asuntos que revisten el carácter estratégico antes definido.

ASUNTOS CLAVES

Los logros educativos de niños, y sobre todo, de adolescentes y jóvenes se ve limitado por problemas en el sistema educativo, en particular en el primer y segundo ciclo de enseñanza secundaria. El abandono del ciclo formal de una parte de los estudiantes tiene resultados en las magras capacidades adquiridas  con sus consecuencias permanentes a lo largo de la vida.

Las alternativas a la educación formal son muy limitadas así como las ofertas de capacitación para el trabajo. Esta situación no es nueva, por lo que un porcentaje importante de los mayores de 25 años no han acumulado los años de estudio suficientes como para aspirar a una buena inserción en el mercado de trabajo más dinámico y con mejores remuneraciones.

Muchos adolescentes y jóvenes ven limitadas sus posibilidades de plantearse y concretar un proyecto de vida acorde a sus expectativas. A pesar de la existencia de ofertas educativas éstas no siempre se constituyen como alternativas o son experiencias de fracasos, sobre todo para los jóvenes pertenecientes a los estratos socioeconómicos más vulnerables.

Un sector especialmente complicado lo constituyen los adolescentes entre 12 y 15 años de edad que no encuentran respuestas más allá del primer ciclo de secundaria ya que la enseñanza técnica no tiene ningún dispositivo disponible para este tramo de edad.

El abandono del sistema educativo formal, las escasas o nulas alternativas para aquellos que deciden no continuar en el mismo y las faltas de oportunidades laborales componen un conjunto de situaciones complejas.

El resultado repercute en los magros logros educativos ya anotados, con perjuicio para los jóvenes en particular y para toda la sociedad. Por tales condiciones, estos jóvenes pueden estar en mayores condiciones de vulnerabilidad y adoptar comportamientos de riesgo como ser: el consumo de sustancias adictivas, el embarazo adolescente, la violencia y los constantes accidentes de tránsito.

La población de Salto se concentra en su gran mayoría en la ciudad capital, existiendo una escasa población dispersa en el resto del territorio.

Esta población, habitante en las áreas rurales y en las pequeñas localidades del interior, tiene grandes dificultades para acceder a los servicios públicos básicos. En materia de salud se carece de especialistas con la frecuencia necesaria para dar cumplimiento a las demandas de la población del interior del departamento y para muchas consultas y tratamientos es necesario desplazarse hasta la ciudad capital.

En cuanto a los servicios de educación, es casi nula o inexistente la oferta de educación secundaria y técnica en gran parte del departamento. El mercado de trabajo presenta algunas actividades fuertemente zafrales, en particular en la actividad hortícola.

La educación terciaria y las actividades culturales han tenido un importante desarrollo en el Departamento de Salto al punto que se ha generado un verdadero polo universitario del litoral noroeste asociado a importantes actividades culturales.

l próximo 27 de marzo la Mesa Interinstitucional de Políticas Sociales de Salto presentará un documento en las instalaciones del BPS a la hora 9, bajo la iniciativa de “Una mirada a la agenda estratégica departamental”.
La publicación que considera un significativo logro del trabajo colectivo en Salto. Allí se resume el relacionamiento entre la sociedad civil y la Mesa Interinstitucional de Políticas Sociales.
Dado que las organizaciones sociales han tenido un papel relevante para la construcción de este material, la convocatoria hace extensiva a las organizaciones y personas con las cuales trabajan, de modo que estén representados la mayor cantidad de intereses, sectores y zonas de la ciudad.
Por su parte, la Licenciada Marcela Azambuja, representante del MIDES en Salto, explicó que la agenda estratégica departamental tiene que ser “una construcción colectiva. Entonces con el apoyo de varias instituciones que sintieron que podían hacer valiosos aportes a un trabajo conjunto para construir un plan departamental de desarrollo social. Ya desde el 2006 se venía trabajando en acuerdo con la sociedad civil, con los consejos sociales y mesas de coordinación zonal que funcionan en los SOCAT.
Uno de los puntos estratégicos es llevar dichas políticas al medio rural que es el más vulnerable. Se trabaja tratando de cumplir la mayor cantidad de metas posibles y luego del relevamiento de las necesidades, se hace una puesta a punto de las mismas, ya que el territorio es dinámico. Esta vez se presentará una publicación de los desafíos, pendientes y cuestiones que han quedado en el tintero.
Dentro del debe una de las prioridades es atender a las necesidades del medio rural.
“Son ciudadanos que tienen los servicios públicos a gran distancia y la idea es poder establecer centros de servicio dentro del ámbito”, afirmó la jerarca. El reto de las políticas públicas es actuar de manera efectiva sobre cada uno de estos asuntos y propiciar la sinergia e integralidad de los esfuerzos.
Esta Agenda Estratégica es una “hoja de ruta” para orientar las políticas sociales en el  departamento. Sin embargo, el avance de la resolución de estos asuntos estratégicos de manera que redunden en mayor desarrollo humano, equidad e integración social en el territorio, no depende solamente de la política social; algunos requieren del accionar de otras políticas públicas.
La articulación entre las inversiones en infraestructura, las políticas productivas y las políticas sociales es la clave de un desarrollo humano sostenible. Esta Agenda Estratégica de Desarrollo Social tiene su punto de partida en la identificación y sistematización de una serie de situaciones consideradas estratégicas para el desarrollo del Departamento.
Estas situaciones, denominadas “Asuntos Estratégicos”, emergen a partir de la constatación de una carencia o necesidad, así como de oportunidades, claramente sentidas o percibidas por la población local.
Son asuntos estratégicos por alguna o varias de las siguientes razones: son decisivos para definir el futuro a mediano y largo plazo del Departamento; pueden evolucionar de distinta forma según la visión del desarrollo que se adopte; el Estado y la sociedad tienen la posibilidad de actuar sobre ellos con razonable impacto y los costos de no actuar pueden ser gravosos para el futuro del departamento y sus habitantes.
Varios de estos asuntos son de carácter nacional además de ser estratégicos para el desarrollo del departamento. Por lo tanto no es el carácter local o departamental lo que los definirá y las políticas nacionales deben tener en cuenta las especificidades y dimensiones territoriales a la hora de adecuar la respuesta en lo departamental.
El análisis de la situación del Departamento se realizó en base a la información disponible y al diálogo con actores nacionales y locales. Este análisis ha permitido identificar algunos asuntos que revisten el carácter estratégico antes definido.
ASUNTOS CLAVES
Los logros educativos de niños, y sobre todo, de adolescentes y jóvenes se ve limitado por problemas en el sistema educativo, en particular en el primer y segundo ciclo de enseñanza secundaria. El abandono del ciclo formal de una parte de los estudiantes tiene resultados en las magras capacidades adquiridas  con sus consecuencias permanentes a lo largo de la vida.
Las alternativas a la educación formal son muy limitadas así como las ofertas de capacitación para el trabajo. Esta situación no es nueva, por lo que un porcentaje importante de los mayores de 25 años no han acumulado los años de estudio suficientes como para aspirar a una buena inserción en el mercado de trabajo más dinámico y con mejores remuneraciones.
Muchos adolescentes y jóvenes ven limitadas sus posibilidades de plantearse y concretar un proyecto de vida acorde a sus expectativas. A pesar de la existencia de ofertas educativas éstas no siempre se constituyen como alternativas o son experiencias de fracasos, sobre todo para los jóvenes pertenecientes a los estratos socioeconómicos más vulnerables.
Un sector especialmente complicado lo constituyen los adolescentes entre 12 y 15 años de edad que no encuentran respuestas más allá del primer ciclo de secundaria ya que la enseñanza técnica no tiene ningún dispositivo disponible para este tramo de edad.
El abandono del sistema educativo formal, las escasas o nulas alternativas para aquellos que deciden no continuar en el mismo y las faltas de oportunidades laborales componen un conjunto de situaciones complejas.
El resultado repercute en los magros logros educativos ya anotados, con perjuicio para los jóvenes en particular y para toda la sociedad. Por tales condiciones, estos jóvenes pueden estar en mayores condiciones de vulnerabilidad y adoptar comportamientos de riesgo como ser: el consumo de sustancias adictivas, el embarazo adolescente, la violencia y los constantes accidentes de tránsito.
La población de Salto se concentra en su gran mayoría en la ciudad capital, existiendo una escasa población dispersa en el resto del territorio.
Esta población, habitante en las áreas rurales y en las pequeñas localidades del interior, tiene grandes dificultades para acceder a los servicios públicos básicos. En materia de salud se carece de especialistas con la frecuencia necesaria para dar cumplimiento a las demandas de la población del interior del departamento y para muchas consultas y tratamientos es necesario desplazarse hasta la ciudad capital.
En cuanto a los servicios de educación, es casi nula o inexistente la oferta de educación secundaria y técnica en gran parte del departamento. El mercado de trabajo presenta algunas actividades fuertemente zafrales, en particular en la actividad hortícola.
La educación terciaria y las actividades culturales han tenido un importante desarrollo en el Departamento de Salto al punto que se ha generado un verdadero polo universitario del litoral noroeste asociado a importantes actividades culturales.
n