MSP declaró Emergencia Sanitaria para Salto, recomendó sacrificar perros para no infectar niños, ni otros animales

MSP declaró Emergencia Sanitaria para Salto, recomendó sacrificar perros para no infectar niños, ni otros animales

“Permítanme decirles que si pongo en la balanza que un perro infectado pueda infectar a un niño y causarle una enfermedad mortal, creo que todos debemos concientizarnos de cuál es el verdadero problema de tomar las medidas que la autoridad sanitaria, aconsejada por expertos, está recomendando”, dijo ayer en rueda de prensa en Salto, el director general de Salud del Ministerio de Salud Pública, el Dr. Jorge Quián.
Acompañado por autoridades sanitarias nacionales y departamentales y por las autoridades del gobierno departamental, encabezadas por el secretario general de la Intendencia de Salto, Fabián Bochia, Quián explicó en forma detallada que “hay varios tipos de Leishmaniasis” y que por ejemplo en Europa “hay otro tipo de Leihsmaniasis que no justifica estas medidas que estamos proponiendo en Salto. Pero para este tipo de Leishmaniasis y ante esta situación epidemiológica, (la eutanasia) es lo que han aconsejado los expertos”, expresó.
Agregando que “tenemos que llegar al convencimiento de que hay que sacrificar a los perros” infectados con esta enfermedad “porque van a infectar a otros perros o a un niño”.
A su vez afirmó que el MSP recomienda que sea el veterinario de cabecera quien ejecute la eutanasia y que en caso de que haya condicionamientos económicos para hacerlo, el Estado financiará esta práctica “porque es un tema de salud de toda la población”.

ANTECEDENTE
Quián comenzó felicitando a las autoridades de los departamentos de Salto, Artigas y Paysandú, por “cómo han manejado esta tragedia que han vivido, ya que nos informaron que se trata de la peor inundación en los últimos 50 años y la verdad que los problemas sanitarios ante esta situación, han sido poquísimos, casi nulos, salvo este problema de Leishmaniasis que no solo está relacionado por la inundación, sino que puede estar potenciado por la misma.
Nosotros le explicamos al Comité de Emergencias que desde el año 2010, Uruguay tiene la mosquita llamada Flebótomo que trasmite la Leishmania”.
En ese caso indicó que “hace algunos meses atrás se encontraron perros con resultados positivos para la Leishmania (virus de la Leishmaniasis), lo que despertó la preocupación de las autoridades de la salud. Pensamos que dada la situación y luego de reunirnos con expertos en el tema, como el director de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Facultad de Veterinaria y la Asociación de Veterinarios del Uruguay, porque en nuestro país no teníamos experiencia con Leishmanisis, se decidió, debido a la concentración de casos en Salto y por no hallarse esta situación en otros puntos del país, fundamentalmente en Paysandú donde se estuvo investigando, determinaron necesario decretar la Emergencia sanitaria del departamento de Salto”.
“Esto se hizo con el fin de tomar medidas para que la Leishmania no salga de Salto y podamos decir dentro de 180 días, que hemos casi solucionado el problema, ojalá definitivamente. Sabemos que es muy difícil, porque una vez instalado el vector, es decir, la mosquita que provoca esto, es bien difícil combatir el problema. Nuestros hermanos de Brasil, Paraguay y Argentina están invadidos por la Leishmania”, expresó el jerarca de la salud.
Subrayó que se declara la emergencia sanitaria en Salto por 180 días, con medidas a tomar que pasan prácticamente “por profundizar la limpieza de basura domiciliaria y basurales que ha generado la inundación, proteger a los niños y adultos con ropas largas, sabemos que por el intenso calor que existe no es fácil decirlo pero hay que hacerlo, hay que evitar la existencia de gallineros y criaderos de aves”.
Quián puso énfasis en un aspecto puntual “sé que muchos están esperando qué es lo que hay que hacer con los perros positivos, en realidad no es lo que diga el Ministerio de Salud Pública, sino que lo dice la bibliografía internacional, en los casos de Leishmaniasis visceral, cuando los focos están concentrados y son pequeños y los diagnósticos dan positivo, los animales deben ser sacrificados”.
Y declaró que “esto que sabemos que significa para mucha gente un problema muy importante, permítanme decirles que si pongo en la balanza que un perro infectado pueda infectar a un niño y causarle una enfermedad mortal, creo que todos debemos concientizarnos de cuál es el verdadero problema de tomar las medidas que la autoridad sanitaria, aconsejada por expertos, está recomendando”.

INFORMACIÓN ADECUADA
Al ser consultado sobre la manifestación que se preparaba ayer en la capital del país por organizaciones civiles pro animales contra la eutanasia de perros, el director general de Salud, Jorge Quián, manifestó que “en realidad yo lamento mucho que haya compatriotas que no tengan la información adecuada para tomar esta medida de manifestación, pero por suerte en Uruguay existe libertad y todos pueden opinar”.
Y afirmó que “el Ministerio de Salud con respecto a este tema se asesoró con expertos, el Dr. Eduardo Levcovitz, que es el representante en Uruguay de la Organización Panamericana de la Salud, el Dr. Luis Calegari, exDecano de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, reconocido Parasitólogo, y la Asociación de Veterinarios del Uruguay y la Facultad de Veterinaria opina lo mismo, así que yo no puedo polemizar con nadie.
Yo transmito la opinión de los expertos y esa opinión es que esto es lo que hay que hacer (eutanasia a perros) en esta situación especial y en este tipo de Leishmaniasis”.
“Y quiero recordar que hay una situación especial porque hay muchos tipos de Leishmaniasis, en Europa hay otro tipo de Leihsmaniasis que no justifica estas medidas que estamos proponiendo, pero para este tipo de Leishmaniasis y ante esta situación epidemiológica, (la eutanasia) es lo que han aconsejado los expertos”, expresó.
Agregando que “tenemos que llegar al convencimiento de que hay que sacrificar a los perros más allá de si tienen sintomatología clínica o si están aparentemente sanos, porque esos perros pueden transmitir a otros perros y a seres humanos”.
En cuanto a los ejecutores de la medida de eutanasia en los perros infectados, el Dr. Quián sostuvo que “nosotros pensamos que en primer lugar debe ser el veterinario de cabecera del animal, pero le hemos pedido a la Comisión nacional de Zoonosis que se ponga a la cabeza de este proceso.
Y sino el Ministerio de Salud apoyará económicamente a quienes no puedan hacerlo, porque también puede haber un condicionante económico que estamos dispuestos a enfrentar porque esto se trata de un tema de riesgo de salud humana”.