Muestra en APLAS a favor de los Derechos del Niño y en contra de la Violencia Infantil

El 20 de agosto comenzó a nivel nacional una movida de concientización contra la violencia infantil y los derechos del niño.
En el caso de Salto se juntaron varios artistas motivados por presentar sus obras referidas a la temática que llaman a la reflexión ante hechos de violencia infantil que siguen conmoviendo al mundo.
Los representantes de APLAS cedieron su salón para que los artistas Carolina Albernaz, Gabriel Román, Lourdes Lima, Graciela Borghetti, Angélica Pérez, Francisco Álvez, José Román, Rafael Cabrera y Perillo, que manejan diferentes técnicas tales como el arte picassiano, arte figurativo, repujado, escultura en piedra y otros.
Carolina Albernaz hizo mención al eje central de la exposición, a favor de los derechos del niño.

Durante la semana que viene la exposición estará a merced de las visitas de grupos escolares de los diferentes centros educativos y se hablará sobre el tema.
La exposición es de carácter multidisciplinario y se suma al colectivo nacional, ya que en todos los departamentos.
La mentora es Dinorah Gutiérrez oriunda de Canelones; el movimiento se inició en aquella ciudad y se trasladó hacia los demás departamentos.
Carolina junto a Lourdes Lima convocaron a los artistas para darle forma a la propuesta y ver qué surgía a partir de ello; propiciando una convocatoria espontánea.

LA NECESIDAD DE FOMENTAR PROTECCIÓN A LA INFANCIA
Una sociedad cuyas actitudes o tradiciones fomentan el abuso no puede ofrecer un entorno de protección a la infancia.
Por ejemplo, si las actitudes no condenan las relaciones sexuales de adultos con menores o la violencia contra ellos, se estará fomentando el maltrato.
La población infantil está más protegida en aquellas sociedades que condenan cualquier tipo de violencia contra ellos y cuyas costumbres y tradiciones respetan ampliamente los derechos de la infancia.
El compromiso de los gobiernos de respetar, proteger y promover la protección de la infancia es un elemento clave en la creación de un entorno seguro.
Muy frecuentemente, los gobiernos se niegan a admitir que existan problemas en sus países, cuando la realidad es que la explotación infantil se halla presente en todo el mundo.
Sería preciso, en cambio, que los gobiernos se comprometieran a crear marcos legislativos que se avengan a las normas, políticas y programas internacionales, y que los implantaran y aplicaran en aras de proteger a la infancia.
Todo niño que sufre abandono, explotación o abusos de cualquier tipo tiene el derecho a ser atendido y a acceder sin discriminación a los servicios sociales básicos. Estos servicios han de prestarse en un entorno que promueva la salud, la autoestima y la dignidad del niño. Si bien las situaciones de violencia son responsabilidad de toda la sociedad, aquellas instituciones del Estado que tienen el mandato institucional de promover y garantizar los derechos de niños, niñas y adolescentes tienen a su cargo la responsabilidad de generar acciones en tal sentido. Es así, que en los últimos años desde el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU), la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), el Ministerio.
del Interior (MI) y el Ministerio de Salud Pública (MSP) se llevan adelante acciones que tienden a detectar, atender y prevenir en forma integral las situaciones de violencia que viven niños, niñas y adolescentes.
En ese sentido, se han creado herramientas que ayudan a protocolizar estas acciones. En el campo de la salud, aunque se ha avanzado en la atención de la violencia doméstica, es necesario implementar acciones específicas que atiendan la problemática infanti.l